21 nov. 2018

ROSENKRANTZ: LA CULPA ES DE LOS MEDIOS






Supongo que un tipo de la inteligencia de Rosenkrantz, cuando era un abogado litigante, habrá sido muy crítico de la justicia. Sin embargo, parece que ya ha adquirido el síndrome de "NoSomosCulpablesDeNada" propio del buen juez de nuestro medio.

En una nota de Analía Argento publicada en Infobae, entre otras barbaridades, dijo:

La mala reputación de la Justicia es porque la opinión de la gente está moldeada por los medios de comunicación.

Conclusiones: 1) la justicia anda fenómeno; 2) la gente es muy tonta; y 3) y por eso la manejan los medios.

Me parece francamente asombroso que Rosenkrantz tenga una opinión similar a la de María Gómez Alonso de Díaz de Cordero, jueza con muchos apellidos y poco criterio. Frente a una encuesta que señalaba que más del 82 % de la gente no tenía confianza en la justicia, respondió que se debía a que "no nos conocen"... 

Cuando le preguntaron sobre la relación con los demás miembros de la Corte, contestó, incómodo:

No hay conflictos internos.

¡Ajá! Lo suyo con Lorenzetti y el CIJ parece que no fue un conflicto, y debemos confiar en su versión porque él ama la verdad. Me resulta intrigante cuál será el término que utilizará para señalar ese episodio.

Su amor a la verdad condiciona su opinión sobre la figura del arrepentido, porque rompe "la solidaridad que crea el delito". Aclaró que lo mismo sucederá "cuando se castigue la mentira", ya que

buena parte de los problemas de la administración de justicia es porque se concentra la mayor parte del proceso en encontrar la verdad entre muchas mentiras porque la mentira no se sanciona.

Así que en su opinión los abogados de las partes nos dedicamos profesionalmente a mentirle al juez del caso. No sé si su opinión se debe a que conocía su propio trabajo o a que no conoce el de otros.

Por otra parte, parece desconocer las experiencias de casos en los que se confía en "arrepentidos", que jamás terminan bien. A ello se suma que desea castigar a los arrepentidos que declaran mintiendo. Es decir que en su opinión se debería apretar al imputado para que declare y, además, que declare bajo juramento. Total normalidad.

Hablando de independencia judicial, señaló:

Como un mea culpa, reclamó a los jueces que sean "íntegros" y que expliquen "sus decisiones a la luz de sus mismos principios" porque "los jueces cambiantes socavan la Justicia". "Debemos ser independientes no solo de los otros poderosos del Estado, sino también de nuestras convicciones ideológicas y políticas", manifestó, al tiempo que pidió a la sociedad mayor control y a los jueces les dijo: "Deben ser valientes y tener la valentía de decir lo que el derecho exige, independientemente de lo que pida la tribuna". 

No comprendo, realmente, a qué se refiere con lo de las convicciones "ideológicas y políticas". No me parece posible dejar las convicciones ideológicas y políticas fuera del acto de resolver. No hablamos de política partidaria sino, por ejemplo, sobre la percepción política acerca de cuál es la función de un juez en un Estado de derecho. También es muy interesante que no haga mención alguna a la cuestión de la independencia interna, gravísimo problema de nuestra justicia jerárquica. En fin...

Así que ya saben, ciudadanos, si quieren dar su opinión sobre el funcionamiento de la justicia, primero se me sacan el molde que les pusieron los medios de comunicación. Si no, se me callan.



No hay comentarios.: