te lo advertimos...

..

..

13 mar. 2010

EL ATROZ ENCANTO DE SER JUEZ

¿DESPRECIO ARGENTINO POR EL PODER JUDICIAL?





En La Nación de hoy 13 de marzo de 2010, Marcos Aguinis titula una nota de opinión como sigue:


Desprecio argentino por la ley


En los dos primeros párrafos dice:


"Una calamidad acosa a la sociedad argentina y la degrada ante el mundo: el desprecio por la ley. Ahora se expresa mediante insolentes ataques al Poder Judicial.

Estas agresiones, que son impensables en las naciones maduras, no se realizan para aumentar la eficacia y confiabilidad de la justicia. No. Se realizan para convertir a la justicia en un dócil lacayo del Poder Ejecutivo. Así sucede en cualquier dictadura o dictablanda, sea de izquierda o de derecha. De esa forma el poder autocrático consigue mantenerse en el trono, acaparar riquezas y alienar la opinión publica para que lo siga respaldando".


¿CÓMO ES LA RELACIÓN DE CAUSALIDAD?


Primero, se afirma que existe algo de magnitud calamitosa, esto es, que afecta a la mayoría de los argentinos. Esta calamidad vendría a ser el "desprecio por la ley". Así, sin más, se afirma que la gran mayoría de los argentinos sentimos desprecio por la ley.


A continuación se realiza una segunda afirmación: esta gran mayoría de argentinos que despreciamos la ley, lo hacemos con "insolentes ataques al Poder Judicial". ¿Insolentes para quién? Para Marcos Aguinis.


Los "insolentes ataques" —que luego califica de "agresiones"— al poder judicial, son "impensables en las naciones maduras".


Por último, Aguinis tiene muy claro que nuestros "insolentes ataques" no son realizados con ánimo de "aumentar la eficacia y confiabilidad de la justicia" [Marquitos querido, no se puede aumentar aquello que no existe]. No, no, no. De ningún modo. Atacamos al poder judicial para convertirlo en un "dócil lacayo" del ejecutivo.


LAS CONSECUENCIAS


Antes de analizar las consecuencias de las opiniones —bastante infundadas, por cierto— del escritor, veamos algunas cuestiones adicionales:


• Yo ataco o cuestiono a los órganos judiciales como me viene en gana, Aguinis, y tengo sobrados motivos para hacerlo.


• ¿Quién decide si mi crítica política es un "ataque" y, además, es "insolente"?


Seguramente, si aceptamos las opiniones de Aguinis del modo generalizado en que él las ha presentado, decir que el ex-casacionista Mr. Piggy Bigordi es un gordito inidóneo sería un "ataque insolente" al poder judicial que manifestaría mi desprecio por la ley y mi intención de transformar a los tribunales en lacayos del ejecutivo.


Entonces, ¿qué debo hacer para no despreciar la ley ni pretender que los tribunales sean lacayos del ejecutivo? Callarme la boca, esto es, no hacer crítica irreverente a los miembros del poder judicial.


Eso sí que es absolutamente impensable en una nación libre —madura o no—. De tomarnos en serio las opiniones del Sr. Marcos Aguinis, deberíamos callarnos la boca. Su análisis es tan reduccionista como el que se expresa en el discurso que —asumimos— pretende criticar.


AB, un argentino irreverente y despreciador


12 comentarios:

AGUSTIN dijo...

y M.A. un escrito, devenido en filósofo, bastante gorilón, que cada opinión suya lo único que logra es legitimar el discurso K (por pavote, infundado y livianito)

arnaldohugocorazza@gmail. com dijo...

Si bien lo dices con ironia, no sos ni irreverente ni despreciador. Es cierto, que cada vez que desde algun sector dela sociedad se esboza una critica al Poder Judicial, estamos por la vuelta al fascismo. Desde adentro, la critica es aun mas difil -doy fe-. La Justicia no esta bien, desde hace muchos años, y los jueces, la corporaciòn. y la propia Corte no tiene respuestas ni autocritica. Pero si ademas nos desgarramos las vestiduras cuando alguno hace las criticas a sus falencias, el problema se transforma en patologico. Hay problemas complejos,el sistema de designacion de Jueces que no ha sido transparente, la designacion de Secretarios y empleados que nos ha convertido en una gran familia, plagada de lazos consanguineos, la corrupciòn, la formacion. En fin algun dia me extendere sobre el tema, algun dia.

ABovino dijo...

Estimado amigo:

Me imagino que desde adentro debe ser mucho más difícil. Lo que me parece terrible, sin embargo, que una persona supuestamente inteligente como Aguinis confunda la crítica de un discurso de la presidente o del primer caballero con cualquier crítica al poder judicial.

Yo no me cansaré jamás de cargar con toda mi irreverencia contra la lógica corporativa y antirrepublicana del poder judicial, y contra la gran mayoría de los jueces que no merecen ser tales.

Como tampoco me cansaré de salir en defensa de las y los jueces que son apretados o perseguidos por ser independientes, o porque aplican con idoneidad y de buena fe el derecho vigente.

Ya que estás aquí, te transmito la inquietud de un lector que pidió lo siguiente, a ver si te interesa escribir algo:

••••••••••••••••••

Diego Andrés Warhol Me gustaría que escriban algo sobre la burocracia en la administración de justicia hereditaria acerca de la gran familia judicial, el acceso a los cargos, el caracter vitalicio de los mismos(hasta que dure su buena conducta), Ej Fayt, si bien puede ser más bueno que Lazzy, no es imprescindible por ser un ser humano y ... no el único. Muy bueno el laburo de "EL DIA QUE MONTESQUIEU LLORÓ

".Un abrazo.-

•••••••••••••••••

Abrazo,

AB

arnaldohugocorazza@gmail. com dijo...

Quizas excede este ambito comentar este complejo tema. Es cierto que el acceso menos dificultoso al Poder Judicial como Secretario o empleado es ser, madre, esposa, hijo, yerno, cuñado,o cualquier tipo de perentesco por consanguidad o afinidad con un Magistrado. Obviamente esas designaciones no garantizan idoneidad alguna,y tampoco parece preocupar a nadie.Pero tampoco me parece dificil ni complejo que la Corte por via que crea adecuada establezca reglas al sistema de designación del personal, que terminen con esta corruptela.El tema de la designación vitalicia de los Jueces -como la denomina el lector- es mas compleja. Aún creo -sin espiritu corporativo que no lo tengo- que sigue siendo un sistema que garantiza la independencia de los Magistrados, alejandolos de los vaivenes politicos. Obviamente, que el sistema de inamovilidad genera importantes obligaciones a los Jueces. Sugiero leer al Maestro Alsina sobre ellas, que parecieran conceptos un poco anticuados, pero no lo son.Pero en fin, el tema quizas requiera un tratamiento mas profundo, menos superficial, y analizar porque en los distintos estamentos, no funcionan adecuadamente los mecanismos de control.

ABovino dijo...

Arnaldo:

¿no estarías de acuerdo con una edad de retiro? ¿te acordás de Levene (h)?

AB

arnaldohugocorazza@gmail. com dijo...

Puse una respuesta y no salio. Seeguro despues aparece dos veces. Si estoy de acuerdo, y dije antes que juro ante este blog que no interpondré ningun amparo, si llego a los 75 años, cosa que no lo puedo asegurar. Coherente fue Belluscio, que a los 75 años se jubilo.

ABovino dijo...

Arnaldo, mirá que Dios y la patria no han demandado a nadie, pero ahora me has dado legitimación.

Antes apareció dos veces tu respuesta anterior, y borré una, pero en el medio no vino niguna otra.

Nico dijo...

Coincido con que hay que poner una edad de retiro, pero que el criterio sea revisable cada "x" años, hoy hay gente que a los 80 años está muy lúcida. De mi experiencia por la jusitica comercial (9 años, desde auxiliar ppal hasta secretario -sin cargo, solo suplencias-), me parece que un juez más o menos piola tiene un juzgado donde las cuestiones burocraticas las maneja el secretario y el juez está para algunas cosas puntuales (las audiencias del art. 360 CPCCN, por ejemplo) y el dictado de definitivas. NO tengo NI IDEA de la situación en otros fueros (el penal, p.ej, es un total misterio para mi). Con lo cual incluso la edad de retiro podría depender del fuero, si las circunstancias así lo aconsejaran.

¿Como ven la de evaluaciones periódicas? Como una especie de revalidación del título más o menos periódica, incluso haciendolos concursar nuevamente pero con algunos puntos de ventaja en función de la experiencia (habría así dos cargos para llenar, en donde uno de los candidatos va con ventaja por ocupar el puesto y otros van en igualdad por el cargo vacante). No se, es simplemente una idea.

Sobre el libro de Aguinis no lo he leído, pero coincido conceptualmente conque la degradación en muchos aspectos de la sociedad se traduce, en general, en un desprecio por todo lo que sea normas y límites. Al menos mi experiencia personal me indica eso, desde lo más pequeño (no tirar los papeles en la calle, levantar la caca de tu perro) hasta cosas mas graves (sin conocer estadísticas confiables, me da la sensación los delitos graves). Puede ser una cancha marcada por los medios no oficialistas, pero incluso desde Menem en adelante se gobierna mucho más que con Alfonsín con DNUs, y eso también es desprecio por la ley, quizás una de las mas importantes, la ley de como hacer una ley. Difícil convencerme de que el desprecio por la ley no a avanzado en Argentina. Somos tradicionalmente un pueblo "ventajita" y "cancherito" y eso no veo que haya evolucionado. Hoy todo el mundo habla de los "derechos" (el nombre del blog es un ejemplo), pero nadie habla de las "obligaciones" más que para rendirla como una materia mas en derecho.

No entendi eso de que "cada vez que desde algun sector dela sociedad se esboza una critica al Poder Judicial, estamos por la vuelta al fascismo". Este blog no parece para nada fascista, mas bien todo lo contrario. No creo que cualquier critica sea fascista, eso es ser simplista y no dejar opinar sobre el funcionamiento de los sres a quienes le pagamos nosotros y todos el sueldo. Probablemente yo no haya entendido bien la referencia.

Tampoco creo que la intención de Aguinis haya sido la de pretender que todos estemos calladitos como adolescentes en colegio angloamericano (jeje), sino de pretender señalar que hoy la critica a los tribunales es en buena medida una herramienta política. A mi también me parece que cuando cualquier carlitos dice que los tribunales son un desastre está mandando fruta, hay algunos que si y otros que no (como tampoco podemos decir "que se vayan todos", esa no es la solución).

Para terminar la aburrida perorata, los tribunales son el reflejo de lo que somos como sociedad, no creo posible tener una sociedad desehecha y unos tribunales que sean unos violincitos....me parece, simplemente.

Cheerz, N

ABovino dijo...

Buenas tardes Nico, creo que ya te estaba extrañando... Y después del último comentario de Arnaldo, pensé en subir algo sobre el sistema de protección de la independencia judicial.

En principio, coincido con vos en el hecho de que nuestro poder judicial no salió de un repollo; pero en parte disiento, creo que el poder judicial tiene una racionalidad propia que, precisamente, antes que reflejar ciertos estándares vigentes en nuestra sociedad, se aparta de ellos.

Pero el tema es muy complejo para un comentario. Veo cuándo subo el post.

Saludos,

AB

Nico dijo...

Bueno, las ultimas noticias casi que me responden el tema del examen para magistrados, jeje. Me impresiona lo poco que se de Derecho Constitucional...
Cheerz, N

ABovino dijo...

Nico: ¿a qué noticias te referís? Saludos, AB

Nico dijo...

Estas:
http://www.perfil.com/contenidos/2010/03/15/noticia_0007.html
Abrazos
N

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...