30 mar. 2010

¿LA "CIENCIA JURÍDICO-PENAL" NO TIENE NADA PARA DECIR?

¿ESTO NO ES NEO-PRE-POST-O WHATEVER-PUNITIVISMO?




Mientras los científicos de derecho penal se ocupan de pegarle y pegarle al sistema internacional de los derechos humanos, y a muchos de nosotros, que somos simples agitadores políticos, las autoridades están de fiesta (punitiva).

Hemos recibido hace unos minutos este Proyecto de Ley que promueven ciertos vecinos y el Gobierno de la Ciudad. Una pinturita del neoderecho penal mínimo —por mínima que sea tu acción, te damos con todo el neoderecho penal por la cabeza—.

Pasen y lean...




PROYECTO DE LEY


Artículo 1º.- Prohíbese en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la actividad de cuidacoches y de limpiavidrios sin autorización legal.

Artículo 2º.- A los efectos de lo estipulado en el artículo anterior:

a) Defínese como cuidacoches a la persona que ofrece voluntariamente y sin guardar relación alguna con la administración pública, el servicio de estacionamiento y/o indicaciones para el mismo y/o cuidado para un vehículo que se estacione o se halle estacionado en la vía publica, ya sea ésta en forma gratuita, onerosa o a cambio de una retribución voluntaria de quien recibe el servicio, como así también toda reserva de lugar para estacionamiento en la vía publica, a excepción de aquellas autorizadas por la autoridad de aplicación.

b) Defínase como limpiavidrios a la persona que ofrece voluntariamente y sin autorización de la autoridad de aplicación, la limpieza de vidrios de cualquier tipo de automotor en la vía pública, ya sea ésta en forma gratuita, onerosa o a cambio de una retribución de quien recibe el servicio.


Artículo 3º.- Modifícase el Artículo 79 del Código Contravencional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el que quedará redactado de la siguiente manera:


“Artículo 79- Cuidar coches, limpiar vidrios o prestar otros servicios sin autorización legal. Quien ofrece de manera directa o indirecta el servicio de cuidacoches, limpiavidrios u otro tipo de servicios no requeridos a conductores de cualquier tipo de automotor en la vía pública sin autorización legal, es sancionado con uno (1) a cinco (5) días de arresto o multa de doscientos ($200) a dos mil ($2000) pesos.

Cuando exista previa coordinación, la sanción se eleva al doble para quienes de cualquier modo participen en la misma.

La sanción se eleva al triple para los organizadores o jefes de la organización."



Artículo 4º.- Modifícase el Artículo 52 del Código Contravencional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el que quedará redactado de la siguiente manera:


“Artículo 52 - Hostigar. Maltratar. Intimidar. Quien intimida u hostiga de modo amenazante o maltrata físicamente a otro, siempre que el hecho no constituya delito, es sancionado con cinco (5) a veinte (20) días de arresto.


En la contravención referida en el párrafo precedente, la autoridad preventora sólo puede proceder al inicio de actuaciones mediando aviso o requerimiento de particular.

En este caso, se procederá la aprehensión del denunciado únicamente cuando no se pudiere o se negare a identificarse ante requerimiento de la autoridad policial, debiendo esta dar inmediata intervención al Ministerio Publico Fiscal.”



Artículo 5º.- Modifícase el Artículo 80 del Código Contravencional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el que quedará redactado de la siguiente manera:

“Artículo 80 - Ensuciar bienes. Quien mancha o ensucia por cualquier medio bienes de propiedad pública y/o privada, es sancionado/a con uno (1) a cinco (5) días de arresto o multa de seiscientos ($ 600) a cinco mil ($ 5.000) pesos.

La sanción se eleva al doble cuando la acción se realiza desde un vehículo motorizado o cuando se efectúa sobre estatuas, monumentos, templos religiosos, establecimientos educativos, hospitalarios, o cualquier edificio público.

Si la conducta se realiza en nombre, al amparo o beneficio de una asociación, partido político o persona de existencia ideal, ésta es pasible de las sanciones de multa que establece el presente artículo, sin perjuicio de la responsabilidad de los autores/as materiales.

En todos los supuestos, el juez/a puede ordenar la reparación del daño causado a cargo del contraventor o del representante legal de la organización en nombre, al amparo o en beneficio de la cual se cometiere la contravención.”


Artículo 6º.- Prohíbese en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires participar en marchas o manifestaciones públicas portando de modo intimidante palos, cadenas, bastones, fierros o cualquier tipo de arma no convencional.


Artículo 7º.- Prohíbese en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires participar en marchas o manifestaciones públicas ocultando o cubriéndose el rostro, o parte del mismo, con cualquier elemento apto para ello y con el objeto de evitar ser individualizado por la autoridad, excepto que ello obedeciera a motivos religiosos, culturales, étnicos o sanitarios.


Artículo 8º.- Modifícase el Artículo 85 del Código Contravencional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el que quedará redactado de la siguiente manera:

“Artículo 85 - Portar armas no convencionales. Quien porta en la vía pública, sin causa que lo justifique, palos, cadenas, bastones, fierros o cualquier tipo de arma no convencional, de aire o gas comprimido, arma blanca u objetos cortantes o contundentes aptos para ejercer violencia física o psíquica, o agredir, es sancionado/a con cinco (5) a veinte (20) días de arresto.

La sanción se eleva al doble cuando se porten en la vía pública de modo intimidante el tipo de armas mencionado en el párrafo que antecede, con motivo u ocasión de reuniones o eventos masivos de índole cultural, deportivo, o en caso de marchas o manifestaciones.”


Artículo 9º.- Incorpórase el Artículo 85 bis al Código Contravencional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el que quedará redactado de la siguiente manera:


“Artículo 85 bis – Ocultar fisonomía en marchas o manifestaciones: Quien oculta o cubra su rostro o parte del mismo, con cualquier elemento apto para ello, de manera tal de impedir u obstruir su individualización en ocasión de reuniones o eventos masivos de índole cultural, deportivo, o en caso de marchas o manifestaciones, es sancionado con cinco (5) a veinte (20) días de arresto, excepto que ello obedeciera a motivos religiosos, culturales, étnicos o sanitarios.”


Artículo 10.- Incorpórase el Artículo 85 ter al Código Contravencional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el que quedará redactado de la siguiente manera:

“Artículo 85 ter – Portar injustificadamente ganzúas o elementos para forzar cerraduras: Será sancionado con arresto de cinco (5) a veinte (20) días el que, sin causa justificada, siempre y cuando no constituya delito, tenga en su poder ganzúa u otro instrumento destinado a forzar cerraduras o abrirlas sin el uso de una llave.


Artículo 11.- Modifícase el Artículo 24 de la Ley N° 12 de Procedimiento Contravencional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el que quedará redactado de la siguiente manera:

“Artículo 24 – Consulta al Ministerio Público e intervención de Juez o Jueza.

Consultado sin demora el o la Fiscal, si éste considera que debe cesar la aprehensión, se deja en libertad inmediatamente al imputado notificándole el día y hora en que debe comparecer ante el o la Fiscal.

En caso contrario, la persona debe ser conducida directa e inmediatamente ante el Juez o Jueza, quien debe realizar la audiencia del art. 46 y dictar sentencia en las cuarenta y ocho (48) horas siguientes.”


Artículo 12.- Comuníquese, etc.

27 comentarios:

Q. dijo...

Es un tema bastante complicado. En primer lugar la ley esta mal enfocada, si las definiciones de limpiavidrios y cuidacoches se adecuaran a la realidad sería una aberracion penar una actividad que se ofrece voluntariamente. El punto es, hasta que punto es voluntario cuando uno estaciona en un lugar y el trapito te avisa el precio de estacionar en esa cuadra? Que pasa si te negas a pagarlo, lo mas probable es que haya algun tipo de vandalismo contra tu auto, entonces no se si es realmente voluntario, mas bien los que obran de esa manera suena a amenaza.

ABovino dijo...

Estimado Q.:

Nadie dijo que era sencillo. Lo que sí, mas que sencillo, es simplista, es este proyecto de ley. Cuanto más aumenta eso que se define como delito, más aumentan las penas; y eso que se define como delito vuelve a aumentar...

¿No es hora de detenerse a pensar al menos cinco minutos si esta respuesta demagoga protege a alguien?

Saludos, AB

PS: Más allá de ello, lo que intentamos cuestionar es la sistemática política represiva del Gobierno de la Ciudad que sigue apuntando a "los sospechosos de siempre".

Nico dijo...

Hay algo que no entiendo AB. Que propuesta tendrías para erradicar la lacra de estos apretadores profesionales que salvo rarisimas excepcioens son ni mas ni menos que mafiosos organizados? Alguna vez quisiste dejar el auto en un recital? O yendo a comer a un resto sin valet parking? O te cruzaste yendo al medico con una manifestación que te corta la calle mientras se reclama por la repartija de planes sociales? Actividades voluntarias? Dejemonos de joder.
Entiendo el argumento represivo, está claro que alguien se va a tener que joder, pero tiene que ser el ciudadano?
Por otra parte, estos tipos, se van a dedicar directamente a afanarte si no pueden apretarte con los dos pesitos (que digo dos, la ultima vez me pidieron "veinte mangos, como siempre" !).
Por supuesto que la verdadera mejoría vendrá como consecuencia de una mejoría en la situación social, etc. etc. etc. Y mientras tanto? No hay protección si te joden, si te apretan, si te intimidan? Te aclaro que todos estos tipos SIEMPRE te apretan (salvo raras avis que te convencen).
Cheerz,
N.

Max dijo...

Los desposeídos solo se tienen a sí mismos y a su prole.
Sus cuerpos son su única posesión, y su única aliada es la Ley Física de Impenetrabilidad que impide que dos cuerpos ocupen el mismo lugar en el espacio.
Solo de esa forma pueden hacerse visibles, dar cuenta de que ahí están, manifestarse, aparecer, ser, y de ese modo existir para los otros.
El lobby, la huelga, la representación política, la negociación sindical, la administración de justicia son herramientas ajenas a su condición.
Bajo paradójica excusa de la capucha y la necesidad de identificarlos, de hacerlos visibles, con la amenaza de un castigo, se busca que desaparezcan, que se esfumen. Y así vivir “tranquilos” pensando que no existen.

ABovino dijo...

Disculpame. Nico, ¿Vos sos ciudadano y ellos no? Si ésa es tu visión de las cosas, ahora entiendo por qué no nos ponemos de acuerdo en nada.

Pero más allá de ello, seguís fijándote en el árbol, y encima hablás de políticas públicas desde tu lugar como víctima —o posible víctima—. Los piquetes nos joden la vida a todos, pero lo de los palos no es lo jodido, sino lo de las fotos. Y eso pasa todo el tiempo, por experiencia profesional propia.

¿Qué solución tendría para los guardacoches? Yo iría en taxi, desde nuestro lugar de posibles víctimas; y como autoridad trataría de agudizar un poco el ingenio, porque a la ineficiente justicia penal que tenemos la pagamos también entre todos. Y aparte, no tener la solición —por eso no me postulo para jefe de gobierno, no me quita el derecho al pataleo.

¿Sabés el índice de condenas que tenemos, y cuanto nos sale el precio de cada condena? ¿Alguien investiga los delitos que se cometen desde la administración de la justicia penal cotidianamente? No, porque a nosotros no nos afectan, y mucho menos si sos judicial.

Si esta va a ser la respuesta de Macri cada vez que hay algún conflicto, los conflictos no solo no se van a solucionar, sino que se van a agravar.

Saludos,

AB

PS: Y la "mejora de la situación social, etc., etc., etc." no es el santo remedio para todo, porque no solo están esos delitos que a vos parecen molestarte mucho.

Hay otros delitos, especialmente cometidos por los agentes del Estado, que son muchísimos más graves y que ni al Estado ni a las Asociaciones de Vecinos Propietarios de los Barrios Habitables de la Ciudad parecen calentarle en lo más mínimo.

Propuestas me pedís, hice un Anteproyecto, contratado como consultor, para la protección de Testigos que declaran en casos de corrupción. Ahí estará, en algún cajón del Ministerio de Justicia.

Nico dijo...

En este caso son ciudadanos jodiendo a otros ciudadanos. Evidentemente en este caso tu propuesta es no hacer nada y evitar la presión negándome el ejercicio de un derecho, el de circular libremente en mi auto.

A vos te parece que es jodido lo de las fotos, a mi me parece que son jodidas las dos cosas, las fotos Y las capuchas. Pero a mi por ahora solo me impactan las capuchas, y de las fotos estoy seguro que hay gente que se está ocupando. Si no, te podes ocupar vos, ya que tanto te preocupa. Me parece muy loable ocuparse de los delitos cometidos por los agentes del estado. Pero ¿eso implica no ocuparse de los demás delitos? Y porqué deberían ocuparse las "Asociaciones de Vecinos Propietarios de los Barrios Habitables de la Ciudad" de los delitos que cometen los agentes del estado? Cada uno se ocupará de lo que más le interesa y de lo que más le reclama aquel a quien tiene que rendir cuentas.

NO entiendo el argumento de la ineficiencia. Si la justicia penal es ineficiente, la solución es hacerla más eficiente.

MAX, es muy linda la prosa pero los desposeídos y su prole no son los que usan las capuchas, sino sus líderes agresivos bastante más combativos y que administran la miseria. Castells nunca se tapó la cara. Los que usan las capuchas no son los desposeídos. Nadie pretende que no existan las manifestaciones. Sin agresiones, sin palos, sin capuchas. Y si los agentes de la federal o la metropolitana o los servicios o quien sea hace algo que no debe entonces habrá que sancionarlos a ellos.

No veo donde esta la dicotomía: ¿porqué para evitar que los agentes del estado cometan delitos los demás nos tenemos que bancar que entonces que otros nos agredan a nosotros con apretes?

Cheerz,
N.

ABovino dijo...

Nico, yo no dije eso. Siempre tergiversas mis dichos. Y no me explicaste eso de que ellos no son ciudadanos.

Esta tribuna sigue abierta para vos, pero en este momento no tengo tiempo para contestar todas tus preguntas. Saludos,

AB

Nico dijo...

En mi ultimo comentario dije: son ciudadanos jodiendo a otros ciudadanos. Y vos sos el que dijiste "lo de los palos no es lo jodido, sino lo de las fotos". Yo tergiverso?
Cheerz, N.

ABovino dijo...

Nico: lo que dijiste en primer lugar fue:

"Hay algo que no entiendo AB. Que propuesta tendrías para erradicar la lacra de estos apretadores profesionales que salvo rarisimas excepcioens son ni mas ni menos que mafiosos organizados? ...

Entiendo el argumento represivo, está claro que alguien se va a tener que joder, pero tiene que ser el ciudadano?".

Saludos,

AB

PS: lo de los palos fu mi opinión, no algo que te atribui a vos.

Josefina Minatta dijo...

Nico, creo que ante graves reclamos sociales, el pato de la boda siempre son los mas debiles. Los politicos corruptos tambien nos embroman, y en muchisima mayor medida que un Trapito.
Es cierto que Castells nunca se tapo la cara, pero no es menos cierto que las cosas que ha hecho, a lo sumo, solo te habran impedido llegar a horario a la casa de tu novia.En cambio, existen otros, con responsabilidades politicas mucho mas importantes que Castells, que tampoco se tapan la cara (hasta tenemos que soportarlos mostrandolas sonrientes y estiradas en las revistas del corazon) que producen daños gravemente superiores: Mas grave que el apriete de Trapito me parece el apriete de Blumberg, que desemboco en reformas legales vergonzosas, mucho peor el de Righi a Garrido, que desemboco en que nos perdamos la oportunidad los argentinos de alguna vez combatir la corrupcion organizada, y mucho peor me parecen los que se la agarran con los que piden en un estacionamiento, y no contra los que te roban a mano armada: Macri con los impuestazos en la ciudad, Kris con las fallidas retenciones al agro,la liquidacion de las AFJP, ARBA, los fondos de ANSES saqueados, ... pero no se por que extraña razon, a esos no los percibimos como peligrosos, ni extorsionadores, ni "apretadores profesionales que salvo rarisimas excepcioens son ni mas ni menos que mafiosos organizados? ...
... ¿Es que son "Gente bien"? ¿Gente como uno?
O es que atacar a los mas vulnerables, a los que menos patalean, a los forzosos silenciados nos hace sentir ciudadanos que "hacemos algo" por la Nacion...?
ADONDE VOY? Nico, si no podes circular con tu auto libremente, es porque el laburo que a CASTELLS le falta esta en la guita afanada por muchos, muchos, muchos politicos corruptos y ladrones, que ayudados por el poder judicial (porque muchas veces tambien los judiciales dan su cuota de necesaria decision para avalar graves crimenes economicos) se hicieron un festin con el presupuesto de todos los ARgentinos.
Jauretche lo habia anticipado: "Los argentinos apenas si tendremos para pagarnos la comida de todos los días. Y cuando las industrias se liquiden y comience la desocupación, entonces habrá muchos que no tendrán ni para pagarse esa comida. Será el momento de la crisis deliberada y conscientemente provocada (...) No habrá entonces más remedio que contraer nuevas deudas e hipotecar definitivamente nuestro porvenir. Llegará entonces el momento de afrontar las dificultades mediante la enajenación de nuestros propios bienes, como los ferrocarriles, la flota mercante o las usinas".
Y yo agregaria "Y encerraremos a los se quejen por el hambre".-
Nico, te recomiendo un radio taxi buenisimo si queres.
Besos! Jose

yosoylamierdaoficialista dijo...

A mí me llamó la atención el hecho de que no se pueda circular con una ganzúa, sin causa que lo justifique (¿?)... quién dudaría, en cualquier caso, que aquel sujeto que lleva una ganzúa no tiene ganas de abrir un candado o forzar una cerradura. Siempre se lleva con el único motivo de delinquir, y dejar, una vez más, a los POBRES ciudadanos de la ciudad indefensos. ¿Cuál sería si no, el verdadero propósito de llevar una ganzúa consigo, maldito delincuente?
Por favor le pido, amigo Macrista, cuando prohíba EL USO DE MOTOCICLETAS SIN CAUSA QUE LO JUSTIFIQUE (por los motochorros, vio, le digo), avíseme en dónde se va a meter la campaña de las bicis.

Tomás Marino dijo...

Si voy a tomar un helado a la plaza, y se me cae el sambayón sobre un banquito público, manchándolo, conforme el nuevo art. 80 estoy complicadísimo.

*

Hablando en serio, estas cosas son propias del PRO y esa forma que tienen de ver la realidad. Y algo me dice que en su fuero interno, ellos deben pensar que este proyecto es demasiado suave y garantista a comparación del que ellos hubieran impuesto de zopetón si tuviesen facultades para hacerlo.

Ya van a sacar a los viejos de la calle, o a los enfermos o a los gordos, o a los feos. Así la gente de bien puede caminar en paz.

Pro. Está bueno Buenos Aires (?)

Nico dijo...

AB, en mi segudo post dije "son ciudadanos jodiendo a otros ciudadanos". Me pareció que quedaba claro que para mi también son ciudadanos. Veo que no hay una segunda oportunidad para opinar.
La cita a tu comentario es para mostrarte porque no tergiversé. Decir que "lo de los palos no es jodido" es para mi bastante jodido, porque muestra tu desinterés por el tema.
Hablo desde mi postura de víctima (no de posible, de víctima actual). Y? No puedo opinar entonces?

Josefina, cuanta confusión. Lo voy a repetir de nuevo a ver si me entendés: quiero que todos los delincuentes rindan cuentas por las acciones antijurídicas de las cuales sean culpables. No solo los apretadores profesionales, sino también esos políticos a cara descubierta que tanto rencor te generan. Y no fue un juicio de cual me parece mejor o peor (discusión estéril a mi entender). Nunca dije cual me parece mejor o peor. Por otra parte, no poder circular con mi auto no tiene nada que ver en absoluto con el festín que se hicieron los políticos con el presupuesto argentino. Las causas de la decadencia de la Argentina y del estado actual de millones de indigentes en el país son multiples, reducirlas al afano de los políticos por mucho que hayan afanado es naif y erróneo. Es cierto que el afano de los políticos sin castigo ha contribuido a mi entender a generar la percepción de que en Argentina se puede violar la ley sin que exista alguna consecuencia. Pero eso debe cambiar, si no las normas no tienen sentido. Pero si alguien me viene a apretar sistemáticamente cada vez que quiero estacionar el auto, no me parece justo que me tenga que aguantar la patota o tomarme el radiotaxi. Tomatelo vos si queres, veo que ya tenes telefonos. Me reservo la opinión sobre Jaureche, a quien no considero en absoluto una autoridad intelectual, ese gran invento del argentino progre.

Obviamente como toda norma puede ser mejorada, sugiero a yosoylamierdaoficialista o a Tomás que se involucren y sugieran las modificaciones que crean pertinentes.

Cheerz, N.

Anónimo dijo...

Nico, puede ser que te moleste, seguramente compartís la molestia con muchos, pero: lo único que se te ocurre es el castigo? no se te cae otra idea? cómo es que estás tan seguro de la eficacia del castigo?
Incluso supongamos que castigando eliminamos a los cuidacoches (en este caso puntual puede ser que así sea, no es tan difícil), no te preocupa qué harán esos cuidacoches para seguir viviendo? tal vez el remedio sea peor que la enfermedad.
Este país viene hace décadas apelando a los castigos vendiéndolos como soluciones y los resultados están a la vista. Ni dándose la cabeza contra la pared aprenden los opinólogos como vos? Así estamos.
Para terminar. Qué 'autoridad intelectual' te considerás vos para decir que Jauretche no lo es?
Saludos y a leer sobre el tema del que se opina (o en caso contrario a opinar con mayor modestia y menos altanería)
Cheerz,
C.

Josefina Minatta dijo...

Nico, como el problema es complejo las miradas tambien son bien diferentes, pero coincidimos en algo: Las causas de la decadencia del pais son multiples. POr eso mismo, lo que yo propondria es por comenzar erradicando o combatiendo aquellas que tienen mayor incidencia sobre el mayor numero de personas: A ver: Si Trapito me aprieta en $20, afecta solo mi patrimonio.
Si Cristobalito Lopez consigue una licitacion millonaria para sus casinos, con contratos de trabajo a precio de esclavitud, subsidio estatal y exencion impositiva, los jodidos seremos muchisimos a los cuales se nos quitan posibilidades reales.
En este sentido, midiendo la magnitud del daño de una y otra conducta (La de Trapito y la de Cristobalito) creo que arremeter contra el mas pobre y que encima menos daño causa, es, directamente, un acto de cobardia.
Respecto de Jauretche, el mas grande y brillante sociologo argentino. Simplemente genial. Pero firmando CHeerz (¿Que es eso?) ya sospechaba que no te caeria en gracia.
Y si, me tomo el radio taxi, porque evito el apriete, evito cometer delito culposo, evito cometer infracciones de transito (Con Macri me da miedo andar por Buenos Aires, BRRRR!!!) evito que a TRapito lo encarcelen por haberme apretado tan horriblemente, y de paso ayudo al tachero!!!
Un beso para todos
Jose

Nico dijo...

Josefina, podes creer que es mejor empezar por lo mas importante. Yo en cambio creo que es mejor empezar por lo posible. Visiones distintas. El que no cumple en lo chiquitito tampoco va a cumplir con lo grande.

Lo que no podes decir es que para mí no es importante perseguir a gente como Cristobalito. Entendelo, estoy de acuerdo con vos en eso. Pero creo que a Macri no le podes pedir que persiga a Cristobalito, porque Cristoalito sus negocios lo tiene con K, a nivel nacional, y hasta donde yo se no a nivel municipal. Igual, seguramente Macri tendrá sus chanchullos. Y habrá que perseguirlos. Independientemente de ello, igualmente creo que hay que tratar de abarcar ambas cosas.

Lo de tildar de cobarde a quien solo pretende que sus derechos también sean protegidos no me afecta a mí, solo muestra tu popio rencor e impotencia.

Sobre Jaureche, me parece fantástico que te guste tanto y te parezca tan genial. Sobre gustos no hay nada escrito. Sí, el cheerz de algún modo revela que todo su nacionalismo me parece erróneo y chauvinista (más en estos tiempos de globalización irrefrenable). Y también me parece perfecto que te tomes el radiotaxi. Lo que no podes hacer es querer imponermelo, ni evitar que tenga derecho a elegir no tomarlo.

Querido C.: si te fijas, también contemplaba la opción de que el cuidacoches se dedique a otra cosa. Si, me preocupa.

Sobre las penas a los trapitos y cuidacoches, vos por un lado pensas que pueden ser efectivas y por otro lado decís que no y que los opinólogos seguimos dandonos la cabeza contra la pared. En fin, me parece que ahí hay una contradicción, serán o no efectivas?

No me considero ninguna autoridad intelectual, pero creo que todo el mundo puede opinar sobre las luminarias que nos quieren vender, sobre todo las que estan de moda en estos tiempos. Si te fijas, solo opiné que con enrostrarme a Jaureche en este problema particular no me convencía, como tampoco para explicar el problema de la Argentina. Desde cuando hay que tener autoridad intelectual para decir que un determinado autor no te gusta? Gracias por el humilde comentario de "a leer más...". Muy apropiado para hacer después de criticar la altanería.

Cheerz, N.

Anónimo dijo...

Nico, dije que en este caso puntual podían erradicar la práctica, por las particulares del tipo de actividad (estar parado en una cuadra con un trapo en la mano y acercándose a los autos que estacionan), y no estoy seguro de que eso suceda, digo que al ser un tema tan simple con decir a la policía que no les permitan efectuar tal actividad basta para que no estén (mas allá de lo acertado de la téncina legislativa), a no ser que sean parte del negocio, desde luego, caso en que el castigo no tendría ya ningún efecto (quien detiene a quien comete la infracción si la policía lucra con la misma?).
La cuestión del castigo tendrá otro efecto (totalmente ineficiente como reiterada y continua experiencia empírica ha demostrado) en otras conductas contempladas como prohibidas.
De hecho (y suponiendo que no existiera connivencia con la policía) si les prohiben 'trapear', al ser una actividad tan expuesta, seguramente en un análisis de coste beneficio les convenga realizar otras actividades ilícitas (porque de las lícitas en general están excluidos) y que se practiquen en forma mas oculta.
Con la altanería me refería a quien opina de la materia que desconoce (como vos en estos temas, que demostrás un desconocimiento absoluto de cuestiones básicas), es decir, humildad cuando uno habla de algo que no domina.
En cuanto a Jauretche, dijiste que era un invento del argentino progre, lo que es diferente que decir que no te gusta. En qué te basás para decir que es un invento?
Cheerz, C.

Tomás Marino dijo...

Tiro algunas ideas de una entrada que estaba preparando para el blog. Todo sea para seguir el debate.

*
Tengo para mí que sólo hay un verdadero debate, en la medida que demos distintas respuestas (incompatibles o no entre sí) a una cuestión o pregunta en común. Vale decir, en la medida que nos pronunciemos todos ciegamente sobre cuestiones diversas, el debate es solo aparente; es tedioso. Y ni que hablar si recurrimos a los ad-hominem o a los sarcasmos.

En este caso, y como siempre ocurre —y critico— en los debates relacionados con la materia punitiva, es que son desordenados y confusos. Cada uno —a veces adrede a veces accidentalmente— da respuesta a preguntas distintas; refuta una opinión que responde a un aspecto de un fenómeno, con argumentos que dan respuesta a otra cuestión o aspecto de ese mismo fenómeno.

En este caso, por lo menos veo cuatro aspectos mezclados en una ensalada de considerables dimensiones.

1) Una primer pregunta básica, refiere a decidir qué conductas consideramos disvaliosas y les vamos a adjudicar la gracia de ser el antecedente fáctico de alguna norma que prevé una sanción; sea ésta de tipo contravencional, penal, o del tipo que sea.

Acá podremos discutir si el "cuidacochismo" es o no una actividad que la sociedad repudia, o considera disvaliosa y, como consecuencia de ello, adjudicarle o no el rótulo de falta, delito, contravención, etcétera. Es una decisión netamente política.

2) La segunda pregunta es un cáncer histórico del derecho penal: qué función vamos a preverle a la pena. No se puede discutir coherentemente si uno mira a la pena como una muy copada retribución de castigo frente a un sujeto que hizo algo que la sociedad considera disvalioso mientras otro pregona que el castigo no puede usarse porque "no soluciona el problema de fondo" (aceptando tácitamente que el castigo debería tener siempre una función preventiva o funcionar como incentivo para que el sujeto no realice la conducta delictiva).

Así, el que tuvo que pagarle al cuidacoche que lo vino a apretar se sentirá feliz no porque la persona va a ir arrestada un par de días y pueda reflexionar sobre sus hechos y mejorar como persona, sino por el mero retribucionismo: la mera sensación de cuasi placer de saber que por hacer algo que a él lo perjudicó, el sujeto recibió un "algo" disvalioso a cambio. Una suerte de balanza imaginaria que se vuelve a equilibrar.

Y esto sin considerar otras tantas finalidades que se le ha adjudicado al castigo.

3) Una tercera pregunta (y por ende aspecto a debatir) será qué hacer para que una persona determinada no cometa un delito/falta/contravención/whatever.

Este tercer aspecto es de neto corte sociológico. Vamos a poder discutir cuáles son las políticas del estado a los fines de que los individuos más vulnerables no caigan en la delincuencia o contravención torpe (desde robos simples a apretar a la gente para que le de dinero a cambio de un "cuidado" de un auto, por ejemplo).
También acá se debatirá cómo las políticas habrán de variar conforme se generan incentivos para evitar la delincuencia; en los delitos de cuello blanco se pensará en un tipo de soluciones, en la delincuencia torpe (delitos contra la propiedad y todo eso que molesta a la gente "de bien") se pensarán en otro tipo de soluciones.

Acá se suelen filtrar cuestiones de la pregunta anterior: en qué medida la amenaza de castigo es un modo o incentivo eficiente para evitar conductas disvaliosas. De nuevo: de nada sirve explicarle que el castigo "no tiene utilidad" a quien sufrió un robo en tanto éste último, por lo general, sólo se sentirá satisfecho si luego de sufrir el atraco, el ladrón recibe "algo" a cambio, un castigo, un algo.

///sigue..

Tomás Marino dijo...

//acá termina...


4) Por último, otro debate completamente distinto es qué hacer cuando —por las razones sociológicas o morales que sean y que de momento corresponde dejar de lado— un sujeto ya cometió un delito/falta/contravención/whatever y el estado debe responder con un castigo.

En este caso ya hablamos no de un tema social, sino de aceptar una realidad disvaliosa (un sujeto transgredió una norma) y frente a la cual debe el estado ofrecer una respuesta que ya la sociedad eligió que sea disvaliosa (v.gr. un castigo y no un tratamiento, trabajo comunitario y no una beca para que la persona pueda estudiar y alejarse de la delincuencia).

Podremos analizar si la consecuencia que el Estado le adjudicó a la conducta que —por decisión política— se consideró disvaliosa (tachándola como delictiva, o contravencional) es proporcional, coherente, acorde con normativas superiores en materia penal y de DDHH, etcétera.

Acá de nada sirve volver con "pero la pena no soluciona nada" o "hay otras formas de arreglar el tema de los cuidacoches" porque siempre en estos debates hay que partir ciertas premisas ya fijas: que el estado decidió que X conducta no era valiosa y que, en consecuencia, a quien la realice le va a corresponder una sanción, una pena.

---
Una de perogrullo: todo está mezclado, todo tiene que ver con todo. Más aun, las respuestas a estas cuestiones se bifurcan en tantas partes como "tipos de delincuencia" existen (cuello blanco, delincuencia torpe, narcotráfico, y un largo etcétera)
Sin embargo, a poco que se miran las respuestas que nos damos entre nosotros, surge claro que respondemos a cosas distintas y las premisas de las que estamos partiendo son totalmente distintas. Eso hace que el debate siempre sea aparente y algo confuso.

Saludos.

Nico dijo...

Me parece super interesante y muy basico en el sentido propio del término (de base) lo que plantea Tomas. Son cuestiones muy elementales que para un debate tienen todas enorme relevancia y las cosas prácticas al final del día tienen que haber pasado por todo ese análisis.

Ya se que a los abogados por ahí no nos gusta demasiado mezclar las cosas (y Tomás critica en este sentido e mezcladito que ocurre en estos casos), pero sumaría un elemento de corte político. Creo que divorciar la política del derecho directamente aniquila las posibilidades de tener un derecho eficiente. Si nos quedamos en el cenáculo de los grandes teóricos, me parece que al final del día no pasa naranja. En este sentido, la pregunta es ¿tiene sentido pedirle a tal o cual cuadro político que genere una respuesta legislativa al análisis jurídico? O dicho de otro modo, teniendo en cuenta que lo óptimo es enemigo de lo bueno, ¿no es mejor a veces ir a algo que quizás sea menos perfecto en alguno de estos aspectos para tratar de lograr un efecto práctico que al menos logre dar respuesta, aún parcial, a los postulados básicos que Tomás enumera?

A ver si lo explico con este ejemplo (y aquí, perdón Tomás, voy a saltearme todas las cuestiones que metódica y suscintamente explicaste en tu atinadísimo comentario): asumamos que el proyecto de ordenanza de Macri es una berretada. Creo que efectivamente en muchos puntos es una pizza trucha (me hicieron reír con lo de la ganzúa mal). Sin embargo el tipo es un político. Y es verdad que cuando el tipo tira una encuesta le da que mucha de la gente a la cual debe responder (aunque sea -y probablemente sobre todo- por mera conveniencia) le propone como una preocupación que ciertas conductas sea consideradas sancionables (el punto 1 de Tomás). Por otra parte, creer que la pena no tiene algún tipo de carácter retributivo es muy lindo para pensarlo, pero me parece que nuestra sociedad no está lista como para desvincularse del primitivo deseo de sangre. Aún la gente que no es víctima de estas, llamemosle irregularidades, quiere ver sangre. Y ni hablar con otras que ya si son delitos (violación de menores seguidas de muerte, secuestros extorsivos con mutilaciones, homicidio -innecesario, por decirlo de algún modo- en ocasión de robo, etc.). Mucha gente quiere que la pena tenga carácter retributivo. Muchach@s no estoy diciedo si esto es mejor o peor, lo que digo es que el legislador sabe que al menos para un porcentaje de sus votantes es así. Punto 2 de Tomás, desde el punto de vista del que hace la ley. //

Nico dijo...

// (sigo) No se si al político le interesa mucho el tercer punto que plantea Tomás, aunque debería, en la medida que eso es quizás parte de lo que lo motiva a instar su cuerpo legislativo. Pero muchas veces las "soluciones" de corto plazo pesan más y a veces también los políticos están mal asesorados.

Al final pase por los estadios, pero lo que me parece es que en este caso Macri respondió a un reclamo que percibió en la gente que le paga el sueldo o en cuyas manos eventualmente está la reelección o un estadio superior de la política agonal argentina. Yo suelo poner en estas discusiones el ejemplo de Bush: los bomberos el 11/9 le decían (literalmente) que hiciera lo que tiene que hacer. Invocaban a su jefe guerrero para contestar el agravio, querían venganza. Que pretendían que hiciera el tipo? La gran estadista?

Salvando las enormes distancias tanto respecto de los hechos como respecto de las situaciones históricas, sociológicas, etc. etc, en este caso pasa algo parecido. Yo al menos conozco mucha gente y no solo señoras gordas paquetudas de la Asociación que graciosa (y furiosa) mente señalaba AB, que les hincha soberanamente las pelotas estar sujetos a los dictámenes de los jefes de agrupaciones que reclaman y cortan sistemáticamente las calles, para saber si van a cobrar todo su sueldo, porque el presentismo si llegas tarde te lo cagan. Nos puede parecer que hay cosas peores (y seguramente tengamos razón), nos puede parecer que no es la manera (y probablemente tengamos razón), y así todo, pero el tipo que está sentado en el sillón y gobierna, algo tiene que hacer.

Cheerz,
N.

Nico dijo...

Che, y les pido disculpas si en general me zarpo un poco con mis comentarios. Es que me parece que si no los enfurezco, se me quedan a mitad de camino, me gusta moverlos de la zona de confort, no es con mala onda, no se pongan locos. A alguien tienen que despreciar para sacar lo mejor de Uds.
Cheeeeeeerz, N.

Josefina Minatta dijo...

ajajajaj! metodo socratico es eso NIco!. Buenisimo. Coincido en general con Tomas, muy ordenada la idea, impecable; y Nico, coincido plenamente en la gran necesidad de no divorciar derecho y politica.
No quiero imponerte a Jauretche ni a nadie, solo opino lo que me parece a mi en particular.
Respecto de perseguir a Cristobalito, entiendo perfecto que estas de acuerdo con eso tambie, pero disiento aca: "podes creer que es mejor empezar por lo mas importante. Yo en cambio creo que es mejor empezar por lo posible". Para mi, es muy grave y triste que creamos que un pais que funcione no es posible. Si pensamos asi, desde el vamos estamos fritos.
Besos, felices Pascuas, La casa esta en orden.
Jose

Anónimo dijo...

Dejen de criticar al niño Mauri... Él sólo nos protege de los grandes males que nos aquejan. Aguante el PRO-punitivismo!!! Un abrazo

Anónimo dijo...

Creo que hay que diferenciar entre el trapito que pregunta si le cuida el coche a alguien y luego por eso recibe un par de mangos del que te conmina a pagar una suma determinada so pena de destruirte el coche. El primero está pidiendo ayuda y el segundo cometiendo un delito previsto en el Código Penal. Entonces, este proyecto de seudoley qué viene a intentar solucionar?
No olvidemos también que los que coaccionan no están solos. Detrás están los barrabravas y los dirigentes de los clubes o los organizadores de recitales, según sea el caso. Y la policía recibe su parte también. Eso es una realidad en la que no es necesario ahondar, ya que todos la conocemos.
Sin embargo, nada. Ataquemos al último orejón, matemos al mensajero.
Y en cuanto a los dirigentes de los clubes de fútbol, creo recordar que Macri dirigía uno....

Rei dijo...

El Macri-ciudad autónoma debate por derecha en su intento desesperado de reclutamiento de voluntades. Dice querer la miluna reforma contravencional para quedar bien y de paso los criminòlogos bien pensantes nos rasgamos la vestidura. No le da el piné. No le den bola. Si algún delirio puede caber en una mente empresaria es el de disciplinar a los elementos marginales del "sistema productivo". Debe estar deprimido

Mario Luis LÓPEZ dijo...

(((HATA CUANDO, EL CONGRESO FEDERAL ARGENTINO, VA APLICAR LA FACULTAD DELEGADA POR LOS ESTADOS ESTADUALES MIEMBROS DE LA FEDERACION, DE ELABORAR, SANCIONAR PARA QUE EL PE., PROMULGUE Y PUBLIQUE 'EL CODIGO FEDERAL CONTRAVENCIONAL Y DE FALTAS DE ARGENTINA', NO ES UN TEMA PENDIENTE ESO, DESDE ALLA POR 1.853 A LA FECHA)))