EN PARTE RANKING, EN PARTE ÁRBOL GENEALÓGICO

ABUELO DE ABUELO YA ERA ABOGADO...

En su página Abogados, Mariel Leposa informa sobre un ranking de abogados menores de 40 años realizado por la Revista Apertura.

En la nota citada, se reproduce una lista que tiene treinta nombres de abogados o, mejor dicho, 29 nombres de abogados y un solo nombre de abogada. Así que parece que el sexo femenino de las últimas generaciones ha tenido problemas en la parte del ADN en donde radica la habilidad para abogar. No se rían de mi teoría, ya que un dato que la reafirma es que esta abogada está en el puesto número 30.

Pero esta proporción de género ha mejorado, pues según recuerdo, en un ranking de abogados de 2007 así, a secas, sin tener en cuenta una franja etaria, que fue publicada por Gustavo Arballo, de 150 personas consideradas las mejores para abogar, 147 eran abogados y solo tres eran abogadas. Es decir que hemos pasado de una cada cincuenta a una cada treinta, así que a lo mejor la transformación genética ha mejorado las capacidades legales de las mujeres.

Pero aquí no acaba la influencia de la genética. Lo más llamativo del ranking es que de los treinta nombres, al menos veinte son nombres de estudios, o sea que parece que otro gran descubrimiento consiste en que se ha determinado fehacientemente que la capacidad se transmite de padres a hijos varones.

En la lista hay Cassagne, Alegría, Beccar Varela, Allende, y así... El hecho que de 17 de esos 20 very top young lawyers trabajen en el estudio que lleva su nombre es, seguramente, una simple casualidad.

No sé, qué sé yo... Me da la impresión de que el ranking está un poquitín —solo un poquitín— sesgado.

Comentarios

Aguas peligrosas dijo…
Los que hicieron esos cálculos seguramente son los mismos que preparan las estadísticas del INDEC.

Sin palabras.
Martin dijo…
Cuando no vi mi nombre en el listado sospeché lo mismo que vos Alberto!
Esto es poco transparente :P
Anónimo dijo…
Ves Martín, eso te pasa por no estudiar medicina.

Saludos,

AB
Dieguistico! dijo…
Yo ligué nombre de banco... con razón me quedé afuera del ranking. Evidentemente pifié de vocación!!!
ABovino dijo…
Y yo que puedo decir entonces, Dieguito?

Tendría que poner un stand en la muestra anual de la exposición rural...