27 feb. 2009

CAMINO AL ÉXITO: SOBRE POLÍTICAS ANTIFUMADORES


ARAGÓN INSISTE EN SU APUESTA
POR UNA HOSTELERÍA LIBRE DE TABACO






La DGA trabaja en el endurecimiento de la ley antitabaco, que cumple tres años en vigor. El objetivo es frenar el repunte de la venta de cajetillas y su aceptación social.


Tres años después de que entrara en vigor la ley antitabaco, los resultados de la misma revelan un cierto fracaso: ha aumentado el consumo.





Aragón es una de las comunidades autónomas que en este tiempo ha registrado un repunte de la venta de cajetillas, pero también una de las que apuesta con más firmeza por endurecer la normativa. El Departamento de Salud y Consumo está trabajando para conseguir que todos los espacios de la hostelería se libren de humo de los fumadores.





En el objetivo de avanzar en las medidas sanitarias frente al tabaquismo en la comunidad, el Ejecutivo autonómico pretende dar un paso adelante hacia una regulación más restrictiva y coherente con los propósitos de salud pública para acabar con la actual permisividad del consumo de tabaco en bares, restaurantes y lugares de ocio.




Este intento de endurecer la ley antitabaco no es nuevo. Desde hace más de un año expertos en tabaquismo que asesoran al Gobierno aragonés insisten en la necesidad de modificar la legislación vigente —que entró en vigor en enero del 2006— para paliar las lagunas que presenta. Además, esta propuesta estaría en la línea de la Organización Mundial de la Salud y del Parlamento Europeo, que ha pedido a todos los países de la UE que, en el plazo máximo de dos años (el 2010), se prohíba fumar en todos los lugares de trabajo cerrados, incluidos los locales de restauración, así como en los parques infantiles públicos.

No hay comentarios.: