te lo advertimos...

..

..

29 nov. 2009

INSTRUCCIONES PARA NO SER PROFESOR

¿QUE ES UN GRAN PROFESOR?
EL ABECEDARIO DE QUIEN NO LO ES










A ver muchachos, soy un simple estudiante (bueno, ya soy procurador pero sigo estudiando) que quizás se reciba a fin de año (si Dios quiere).

A ver, todos estamos de acuerdo en que deben enseñar los mejores, los más grossos, los capos.

Esos deben ser los profesores que estén en la universidad. Lo demás es puro verso.

Bueno, suponiendo ese punto en común que supongo que tenemos todos, la pregunta que cae de maduro es: ¿Qué es ser grosso como profesor? ¿Qué es ser un gran profesor? ¿Qué es "enseñar bien"?

Bueno, pregunta jodida esta... Por eso propongo que pensemos lo que NO es un buen profesor, un grosso... pensemos en los malos, por no decir boludos (ups, lo dije). Como punto de partida hacia lo que es ser un gran profesor.





Empiezo yo... Espero se sumen:

A) El que llega tarde: lo peor no es eso. Muchas veces ni se disculpa. Otras veces dice: “chicos, ustedes vengan. Yo voy a venir, pero 21 o 21.15 hs.” (Nota: la clase es a las 20).

B) El que atiende el celular: y no le importa nada, para la clase, va y viene, camina, corta y luego pregunta: ¿En qué estábamos? Como si nada hubiera pasado. Yo llego a hacer eso, me lincha y me trata de irrespetuoso.

C) El que no da clases: a pesar que la comisión lleva su nombre, el tipo ni se digna en aparecer. Un vago total, se llevar el sueldo sin hacer nada. Y luego se queja de los vagos del “Plan trabajar”.

D) El que no renovó el programa: esto no es joda, hay materias con programas llenos de leyes derogadas y temas que ya no se abarcan en ella. ¿Razones de la no actualización? Porque es muy difícil y demora mucho cambiar un programa. Vieja, si no empezás hoy, se te va a hacer más tarde.

E) El que dice “no pongo más de 8”: un papelón me parecía esto. Pero claro, hasta que entendí… hay gente que solo enseña para 8. No le da el cuero para más.

F) El que falta por “enfermedad” y…: después te lo cruzás en el bar cercano a la Facultad, misteriosamente recuperado.

G) El que se queja todo el tiempo del tiempo: que tiene para dedicarle a la materia. Se lo escucha decir: “esta materia antes era anual, ahora la vemos en un cuatrimestre, que en realidad son 2 meses y medio” y luego… se va ¡una hora antes de que termine la clase!.

H) El que no da cronograma de clases: sino que lo va armando a medida que va pasando el tiempo…

I) El que repite la bibliografía: me parece al vicio, una pérdida de tiempo ir a escucharlo.

K) El que directamente lee la ley o el código: sin palabras. Eso sí, luego te lo pide de memoria.

L) El que falta sin avisar: otra falta de respeto terrible e imperdonable. Vivimos en el Siglo XXI. Podés avisar así no gastamos (ni tiempo ni plata).

M) Los que no se presentan, ni presentan: otro papelón. Tenemos derecho a saber quién carajo es este tipo que se para acá adelante y dice que sabe y enseña. Tengo derecho a saber si es abogado practicante o no, si es juez, pinche de tribunales, si es adjunto, auxiliar o JTP, si es peronista o radical, etc.

N) Los que no muestran los parciales: y se ofenden cuando se lo vas a pedir. ¿Qué tienen algo que esconder? ¿No tengo derecho a ver mis errores? ¿No se pudo haber equivocado? ¿Es Dios acaso?

Ñ) El que no aclara la metodología del examen: se hace el misterioso hasta último momento con: “no sé si será oral o escrito, ya veremos…”.

O) El que desconoce la reglamentación del alumnado: hay, hay casos donde no saben que 7 + 4 = 11 / 2 = 5.5 y por el in dubio pro alumni 6. No necesito recuperar, aprobé ya la materia. Lea el reglamento, profesor.

P) El que cree que su materia es la más importante de la carrera: creo que mal que mal, todos pecan un poco de esto.

Q) El que no te transmite nada: y no es cuestión de carisma ni de simpatía ni de belleza ni de oratoria. Es cuestión de pasión, de ganas, de amar lo que uno hace. No muchos lo tienen.

R) El que no presenta las notas a tiempo: a ver… si no cumplen estos plazos… ¿Podemos creer que cumplen los de la justicia los JQDC? ¿Se pueden quejar si no cumplen este simple plazo los AQDC a los JQDC?

S) El que te da la teoría y no la mecha con la realidad: caso vivido por mí: Profesor de Procesal explica la prueba pericial y agrega con tono súper-importante-solemne: “chicos, no olviden que la prueba pericial no es vinculante para el juez. Siempre puede apartarse, pero dando fundamentos:” Luego lo agarro en el pasillo al Profesor-JQDC y le digo: “Dr., pero eso no pasa casi nunca en la realidad no?”. Y me dice: “Sí, la verdad que casi nunca.” Un boludo total.

T) El que te da la bibliografía de a puchos: vieja, en serio… ¿no la podés dejar antes de empezar el cursado toda enterita? Nosotros la compramos, la vamos viendo… ahorramos tiempo…

U) El que te pide cosas de memoria: o sea, hay un límite. Además… ¿el derecho no se ejerce a libro abierto?

V) El que no aprovecha la clase: tiene el aula por 2 horas, pero siempre la termina antes. Pregunto: ¿Para qué la pide por 2 horas?

W) El que dice “Si quieren aprobar, tienen que tener todas las preguntas bien”: o sea… me das 100 preguntas, tengo 99 perfectas, pero 1 mal, y fui? Sí… Ah… boludo en serio no?

X) El que te da un escrito para que le desarrolles el libro entero: y encima, te da poco tiempo. ¿Qué se cree que soy Flash escribiendo?

Y) El que es súper-híper-archi-preciso-detallista-in extremis: como el que te dice “dígame las 4 causas de X”. Uno las dice bien y el vago contesta: “no, pero en el orden que aparece en el libro”.Sin palabras. No, con palabras. UN BOLUDAZO (con MAYÚSCULAS).

Z) El que habla del derecho, pero no lo muestra ni lo expone: profesores de contratos que dan la materia sin mostrar un contrato. Profesores de Societario y Cambiario que no muestran ni cheques ni pagarés. Profesores de Procesal que no muestran expedientes ni escritos. Profesores de la “Práctica” que enseñan Procesal… (¿qué no lo estudié ya?)

Bonus track) El que se olvidó que fue estudiante: ese es el peor. Por lejos.

Bueno muchachos… ahí los dejo… espero que la sigan… yo me voy a dormir porque me tengo que levantar a estudiar mañana.

AB: cuando tenga tiempo me doy una vuelta por tu entrada sobre los Jurados.

Nos vemos.

Agustín Eugenio Acuña

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay una cuestión, que no es primordial pero sí me sorprende, que muchos profesores no conocen el programa de estudios de la carrera.

Entonces se da la siguiente situación:
Estas cursando una de las últimas materias, digamos que te faltan 8 ptos, y el profesor pregunta: Uds ya cursaron procesal penal? (aclaración:en la UBA procesal penal se da en la materia llamada "elementos de derecho penal y procesal penal" la cual es anual y obligatoria para seguir la orientación penal.

Mi pequeño aporte.

Saludos

yamil Joel dijo...

clap clap clap, aplauso Acuña! de parte de los pibes que no levantamos a las 5.30 de la mañana para ir a patear tribunales y nos encontramos con alguna y porque no con todas las categorias(tipos) de profesores que nombras.

Anónimo dijo...

Agustín, no creo qeu vos seas el que esté discutiendo algo distinto. Lo que creo es que estamos curzando diversos temas y enfoques. Y me parece perfecto. Abrazo,

AB

Anónimo dijo...

AB y Alberto –el autor de la entrada:
Coincido con lo posteado, y contribuyo al listado de las características negativas de quienes dan clases, en los siguientes supuestos; el evaluador arbitrario y el que no evalúa pero califica.

N°1 “La tenés adentro ó seguila chupando”: Es el caso de los profesores arbitrarios al momento de evaluar, motivados porque no tienen ganas, se les hizo tarde, tedioso, largo y aburrido, o porque simplemente tienen que pagar una hora más de estacionamiento, te preguntan una sola cosa, si la respondés bien, la tenés adentro –la materia- pero con un mediocre seis, caso contrario seguila chupando con un aplazo.

N°2 “La hoguera de las vanidades”: Es el caso en el cual te evalúan oralmente auxiliares docentes que demostraron que saben menos que vos en tan sólo una clase -la única que fueron durante el cuatrimestre. Rendís el examen oral, te dicen que aprobaste -la nota final la definen después- y además recibís felicitaciones por tu exposición y aliento para publicar sobre el tema el cual les pareció interesante. Te retirás del aula con la satisfacción de la misión cumplida, pero sin festejar mucho porque hay que estudiar para el final del día siguiente. Después te comunican que la nota final es un cuatro rasposo, y bancarte al profesor –informado previamente por tus mediocres evaluadores de ocasión- que te dice: “así que sos vos el que me robó la materia”; insólito.

Agustín Eugenio Acuña dijo...

Ok, aclarado AB. Sigamos entonces.

Tomás Marino dijo...

La lista está muy bien.

Otra más. El que pide letra prolija y sin faltas de ortografía y no entendió que los adverbios interrogativos se acentúan.

Ej: quien es el legitimado activo? (en lugar de ¿Quién es el legitimado activo?)

Una vuelta me enojé tanto que le corregí todos los adverbios y les puse tilde en rojo. Poco recomendable, claro, si se quiere aprobar.

Lautaro dijo...

Lo peor, pero peor peor en serio, son los profesores especialistas en antropología profesional. "el abogado es alguien que sabe el código de tapa a tapa" "El abogado solo tiene interés en el proceso y nada más que en el proceso" "Los códigos son la matemática del derecho, si no sabés cómo funcionan, no sos abogado. Como si un ingeniero no supiera matemáticas" Esta es la versión positiva.

Después tenemos la negativa. "Muchos de ustedes no pueden ser abogados, hoy no se les exige nada" O una, mi preferida: "Nena, sos mujer, ¿por qué no te dedicás a lavar los platos".

Me parecen lo peor porque desaniman, a veces con su acticud, como mencionarion aquí, y a veces con sus palabras. Destruyendo lo poco que pueda tener de exitoso el sistema universitario argentino, ayudando a la deserción, 'ejecutando el alma' de idealistas e ingenuos.

A ellos se les debiera recordar la famosa frase de Einstein "Me sorprenden mucho aquellos docentes que se destruyen la cabeza pensando algún punto que el estudiante, ejemplar por lo demás, no pueda responder o resolver completamente. Cuando la verdadera maravilla es escuchar al estudiante hablar de lo que conoce"

Y si, era físico. Creo que tenía claro que tenías que saber matemáticas para hacer física. Claro que no hay un solo modo de saberla

Anónimo dijo...

Muy bueno! Se me ocurren miles de nuestra querida UBA, lamentablemente.
Pero una de las mejores sin duda fue examen oral de Elementos de Penal. Las clases eran a las 7:00 am, el profesor venia (si es que lo hacia) a las 8:00 porque decia que "las siete es muy temprano".
La frutilla del postre fue en el examen final oral. Rendieron seis personas hasta que le sono el celular.... despues de hablar como 20 minutos, nos pidio a todos los famosos papelitos donde se inscriben las notas. Nos llamaba por el bnombre y nos decia "Digame sus notas en los examenes anteriores?"... y en ese momento, luego de decirle las notas (verdaderas o falsas, no habia control) te anotaba la "nota" del final haciendo un promedio.
No solo habria que sacarlo de la UBA sino retirarle el titulo de abogado por ladron!!

Karina Andrade dijo...

No se si es mal profesor el que no lo logra, pero definitivamente es un buen profesor aquel que logra traspasar el aula, que genera un antes y un después en la reflexión critica, pensamiento y formación.

no es de chupa medias, pero como siempre lo digo en todas partes: AB logro eso en mi.

Gracias Groso!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...