te lo advertimos...

..

..

12 nov. 2009

MARTÍN DE LA CANAL OPINA DESDE NECOCHEA

UNA OPINIÓN NO FEMENINA



Bueno, la mía no es una opinión femenina pero espero que sirva. Como estoy de acuerdo con lo manifestado por Bruzzone y Julio en la última entrada sería redundante decir lo mismo. Pero me voy a apartar un poco de la consigna.

Este problema es una moneda de dos caras. Una de ellas la que se esta tratando con exclusividad, y la otra, la cuña nueva que propongo: LA ACTUACION Y CONDUCTA DEL ALUMNADO. Tuve la suerte de estudiar dos carreras universitarias, una de ellas con un postgrado, y estoy plenamente convencido que a esta altura de la vida el nivel educativo es estrictamente personal.

Ante la mediocridad de un profesor universitario, el alumno tiene la obligación de suplantar esa carencia con su propio esfuerzo intelectual. Reitero, una persona de 18 años, o más, ya es bastante grandecita para que le den todo en bandeja. También debería tener criterio propio, pasión y esfuerzo por lo que hace.

Se me podría decir que una de las virtudes de un profesor es sembrar la inquietud y la motivación en el alumno. Es cierto, pero no es más que una pequeña influencia en el aporte propio que debería hacer cada estudiante.

Saludos


Martín de Neco

12 noviembre, 2009 11:45

6 comentarios:

Gonza dijo...

Disiento. Coincido con la apreciación general de que un alumno responsable debe interesarse por lo que estudia, que su esfuerzo personal es irremplazable y que no podemos pretender que el profesor sirva todo en bandeja. Pero esto no significa que la actividad del profesor quede reducida a "una pequeña influencia en el aporte propio que debería hacer cada estudiante". Mi experiencia me indica que muy a pesar de mis esfuerzos y mi interés personal no hubiera llegado nunca a algunos textos o autores si no hubiera tenido la suerte de cruzarme con algunos de mis profesores. Todavía recuerdo la alegría que tenía el día que descubrí "Fundamentos de derecho constitucional" de Nino. O el libro de "La justicia frente al gobierno" de Gargarella. O la lectura de "El carácter indócil de la política" de Fiss. A todos llegué porque alguien que la tenía mucho más clara que yo, después de escucharme o ver mis inquietudes me señaló un camino más interesante. Fueron profesores que cambiaron el rumbo de mi carrera, que modificaron mis gustos, que me abrieron posibilidades que antes no tenía. Hace relativamente poco me pasó de nuevo. Máximo Langer me sugirió la lectura del libro de Mirjan Damaska "Las caras de la Justicia y la autoridad estatal". Llevo cinco o seis años leyendo intensivamente derecho procesal penal. Cursé con Bovino y Tedesco. Revisé los textos que ofrece Bruzzone. Leí la mayoría de los textos que se utilizan en los posgrados. Intento actualizarme constantemente. Interés y dedicación es lo que sobra. Jamás en la vida me hubiera enterado de la existencia de Damaska, de no ser por Máximo. Me niego a creer que el profesor es sólo una pequeña influencia. La misión de un profesor es la de enseñar a pensar, la de informar acerca del panorama de una determinada disciplina de una manera crítica, mostrando diferentes opiniones, provocando, estimulando. Quien te cruces en la vida universitaria puede ser determinante.Más aún si sos un chico de dieciocho años que no tiene aún una idea clara de qué quiere en su vida académica.

Anónimo dijo...

Gonza, primero, se agradece tu comentario; segundo, ¿lo subo como entrada o lo dejo aquí?

Saludos,

AB

Anónimo dijo...

Si Gonza, posiblemente la frase "una pequeña influencia es desafortunada". Coincido con vos en que el aporte de los profesores es importante pero reitero que debe ser el alumno el que debe manejar las propias riendas de su educación. Sigo sosteniendo que a los 18 años no podés esperar que te den nada servido, aspiro a que la gente de esa edad tenga una madurez acorde con lo que demanda una carrera universitaria. Vos mismos describís ejemplos de buenos profesores, a lo que adscribo. Mi opinión (la que AB subió en primer plano)intentaba dar un giro y no quedar con la mera dicotomía profesor bueno, profesor malo. Si el docente es esto último, el alumno no debe utilizar esa circunstancia como excusa de su ignorancia en la materia. Reitero, el aporte y esfuerzo personal del alumno es mucho más importante que el del profesor.-
Te agradezco de corazón la molestia que te tomaste en tu respuesta, la que considero muy valiosa.-
Saludos
Martín de Neco
P.D. Por qué pusiste una foto mía durmiendo??????????????

Gonza dijo...

AB, dejalo acá, que soy tímido.
Saludos.

Anónimo dijo...

"Ante la mediocridad de un profesor universitario, el alumno tiene la obligación de suplantar esa carencia con su propio esfuerzo intelectual."

Es una gran verdad, pero yo pienso que el profesor se encuentra en una posicion de privilegio, participar en la formacion de profesionales es una posicion de privilegio, y si no esta a la altura de las circunstancias no nos podemos conformar con dejar las cosas como estan.
El perjuicio a ese alumnno ya esta causado, pero debemos intenrar evitaselos a otros, para que esten mejor preparados.
Ni hablar cuando el profesor no es mediocre, sino irresponsable

Daniela Nipoti dijo...

En circunstancia de grado es (relativamente -en mi opinión- luego verán porque) importante el profesor que te pone a tu alcance otros textos y autores, esos "a los que nunca hubiera llegado si no hubiese tenido la suerte de cruzarme con el profesor que me los dió" (gonza dixit).

Sin embargo me parece que hay algo muchísimo mas rico que desestima al "profesor que te da buenos textos" Esto es la perspectiva crítica, por así llamarlo. Te pueden dar para recitar La Justicia Frente al Gobierno, te pueden ampliar tus horizontes/contenidos. Pero es irreemplazable el abordaje que se tiene sobre esto. Mis experiencia académica tuvo un antes y un después de aquellos profesores que no solamente tienen esta perspectiva, sino de aquellos con el afán de trasmitirla y hacer que se ejercite, incorpore y que la dotes de algun sentido. Si tenes esto incorporado dudo que no llegues a esos textos que supuestamente no hubieses llegado sin el profesor.

Ergo, son prescindibles aquellos profesores que son buenos en tanto la calidad de textos que brindan (¿PQDBT? ¿profesores que dan buenos textos?).

De hecho. creo opinar que el estudiante con esta perspectiva incorporada y que no llega a estos textos por su cuenta (siendo el caso que el "buen profesor" no se los hubiese acercado) me parece mediocre, irresponsable. No estoy segura, pero es mi intuición.

En fin, te pueden dar/recomendar/alcanzar para leer el texto más básico, pero con esto realmente importante que debe trasmitir un profesor -"perspectiva crítica"- tiene otra razón de ser. No te dan nuevos caminos (gonza dixit) sino un modo de caminarlos. De última te alcanzan el único ejercicio con el que te vas de la academia: dudando.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...