31 may. 2009

¡Y se armó la rosca!

Tenemos un amicus




Me presento como "Amicus Blogare"
en el debate Bovino - Marino sobre enseñanza del Derecho

Estimados, dada la repercusión que está teniendo el debate propuesto por Tomás Marino en su blog respecto de la enseñanza del derecho en las Facultades y la réplica del gran Bovino en el día de ayer, he decidido presentar mis opiniones en carácter de Amicus blogare, toda vez que si bien no soy protagonista del mismo, hay circunstancias que atañen a mi vida como docente que me llevan a aportar mis ideas como tercero no parte.

En primer lugar, aclaro que a lo largo de mi exposición –la cual he estructurado en distintos puntos-- pretendo evaluar ambos puntos de vista y dar mi opinión acerca de los mismos para luego pasar a realizar un análisis crítico de la situación actual en que se encuentra la enseñanza de la disciplina en las Facultades públicas y/o privadas.

I. “…los estudiantes han dejado de ser estudiantes y pasaron a ser personas que vienen a escuchar la clase”.

Esta frase de Bovino, confeso “abogado que da clase”, al cual tuve la suerte de escuchar durante un cuatrimestre entero en Régimen del Proceso Penal hace unos años, arroja un cachetazo de realidad para todos aquellos que desean escudarse en el viejo clishé de que los estudiantes son los primeros perjudicados por la “mala educación” que generan las facultades de derecho debido a que los staffs de profesores son malos y alejados de todo tipo de contacto con el conocimiento puro que exige la práctica abogadil al momento de abandonar las aulas.

Lean el resto de esta interesante y provocativa entrada aquí.

Francisco:

Alucinante la figura del Amicus Blogare. Pero no era necesario, el debate es abierto, solo que me gustó provocar a Tomás, quien, con razón, nos da palo y palo.

En cuanto a "las personas que van o escuchan la clase", en realidad, creo que si eso sucede, es en mayor medida por responsabilidad del docente antes que del estudiante. Eso no significa que el estudiante no tenga ninguna responsabilidad, pero lo exageré con el objeto de que el post fuera provocativo como para generar un debate.

Si cursaste "Régimen" conmigo probablemente no haya sido una buena experiencia, en esa materia siempre hemos tenido problemas para lograr la motivación. No sucede lo mismo en los cursos de "Garantías...", que si bien no son ninguna maravilla, nos han permitido despertar un alto grado de motivación en casi todos los asistentes al curso, a pesar de las grandes exigencias de lectura.

Pero en el curso que damos actualmente en el segundo cuatrimestre, "La actividad probatoria en el proceso penal", independientemente de mi improvisación en un curso de esas características, si los dos que hemos dado hasta ahora con mi maravilloso equipo de auxiliares docentes han salido muy buenos se debió en mayor medida a la participación de los estudiantes que a la mía.

Saludos,

AB

8 comentarios:

yamil Joel dijo...

AB, con respecto a la foto de los niños en la escuela, que publicaste hace unos días, me hizo recordar una charla que tuve con una oficial de justicia sobre la (des)información que tiene la gente sobre elementos básicos del derecho, que quizás, si las supieran le ahorrarían más de un dolor de cabezas.
Y este problema se genera en las escuelas que en teoría te preparan para poder afrontar la "calle" con al menos algunas defensas.
Me contaba esta oficial desde discusiones con personas que al terminar de leer las cédulas de notificaciones, la miraban y le decían "yo no tengo ningún auto" en referencia al auto transcripto en dicho instrumento, hasta personas que se identificaban ser las requeridas y al no querer quedar notificadas, creyendo que devolviendo la cédula se librarían de sus "problemas" la corrían a la pobre hasta su auto rompiéndole en pedazos el instrumento sobre el parabrisas; lo más crudo de todo esto es lo que ella me decía que "me ha pasado de ir a notificar a una persona que tira a la basura la notificación y a los meses volver con la fuerza pública a entrar a la casa para realizar el embargo".
Todo esto me lleva a la conclusión, de que la enseñanza del derecho cuenta con grandes problemas hoy en día y no es solo en las facultades de derecho, sino que ya viene mal nacida desde un principio, y sinceramente me cuesta encontrarle alguna explicación "objetiva" si se quiere; no creo que sea como me dijo un compañero con respecto a la enseñanza del derecho en las universidades " el profesor no te enseña los modelos, porque de eso es de lo que vive él y si aprendes como hacerlo te convertís en su competencia" (naaah), pero a lo que sí le encuentro más sentido es a la frase que me dijo esta O.de J. con respecto al conocimiento del derecho por las personas en general "sabes lo que pasa, este es un país creado por abogados y para abogados".

saludos

Gallo Rojo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Aure dijo...

Fantástico lo de ustedes!!!
Yo considero que para enseñar y aprender es indispensable un "educador" y un "educando", con todo lo que implican estos conceptos.
Yo aún me considero estudiante de Derecho, y no sólo eso, lo soy!
He visto a largo de mis cursadas profesores con real vocación de enseñar, y cuya enseñanza no se circunscribía a los temas de las materias, o al horario de clases, todo lo contrario! Y eso por ello que me siento por demás orgullosa.
Por otro lado, también están los que únicamente van por lo que "ser profesor de la UBA" significa.
Asimismo, como estudiante, he tenido compañeros que sólo estudiaban para aprobar... o que buscaban cursar aquellas materias tildadas como "robo". Probablemente peque de ingenua, pero jamás entendí el real beneficio de buscar y/o preguntar por una materia que sea fácil de aprobar... cuando al final de la cursada, y después de hacer el sacrificio de haber ido a clases y supuestamente "estudiado", en realidad... no se saca nada de provecho en ello, o lo que es lo mismo... no se aprende nada!
Con ello no quiero significar desprecio, ni mucho menos, por los que así lo hacen. Cada uno es libre de hacer lo que quiera respecto a ello.
Saludos!!!

Zaratustra dijo...

Dios mio...
Hoy fui a cursar una de mis materias, que se encuentra dentro del departamento de filosofia. Por favor... me tuve que retirar; cómo puede ser que te dicten lo que dice un texto que supuestamente tendrías que leerlo, comprenderlo y en todo caso debatirlo. La verdad, hoy no no noté la diferencia entre esta materia y las preciosas clases de derecho de familia que se la pasan leyendote los artículos del código. La verdad, un desastre; no da para ir más.

Cada vez veo más pésima instrucción y pésimos profesores.
Pero por suerte hay aun unos pocos que al menos dan oxígeno.

Si seguimos así va a ser lo mismo poner a un monito durante 6 años a que se siente a que le depositen palabras que seguro va a ser un exelente profesional, sobre todo por que no tiene los vicios del humano.

Anónimo dijo...

¡Curate la gripe y defendé a la Dogmática che, lo prometiste!

Anónimo
quierodejardeseranonimo

El Tolo dijo...

Este es un trabajo para cuatri4

Anónimo dijo...

Cuatri4 anuncia:

Por motivos de interés familiar, los hermanitos Cuatri se han trasladado a su ciudad natal para festejar las nupcias del querido sobrino y ahijado "Chimochenko".

Los Cuatri

Anónimo dijo...

El curso de actividad probatoria fue maravilloso: por los profesores, por la metodología, por las lecturas pero también que fue un curso chico (con un nùmero razonable de estudiantes ). En el cuatrimestre pasado nos tocó un aula que vista de frente era más ancha que profunda y eso ayudaba a que la clase se pudiese desarrollar en las mejores condiciones. Los alumnos en general buscan el mejor resultado con el menor esfuerzo: sólo van a escuchar y no leen si los dejan; y leen y participan del blog si lo incentivan (y en la forma de lograrlo se ve la habilidad del profesor que puede hacerlo de formas màs o menos autoritarias).Nuria