te lo advertimos...

..

..

11 nov. 2015

VIRGINIDAD O MUERTE. EL LIBRO DE ABEL ALBINO













He leído varias partes del libro Gobernar es poblar, del médico Abel Albino (Ed. Fundación Conin, 2010). No se puede  creer que tenga pretensiones de valor científico. Tampoco se puede creer que un candidato a presidente haya firmado un acuerdo con él para que se ocupe de un plan contra la desnutrición como política de Estado y con alcances nacionales.

Miré dos conferencias de él en la red. Albino es un tipo que parece sencillo, bonachón, incluso gracioso cuando da sus conferencias. el problema es su percepción del mundo, que él considera —y así lo vende— que es la única correcta y científica—. La palabra “ciencia”, en el medio de sus chistes y anécdotas, es contrabandeada permanentemente. No hay nada menos científico, por otra parte, que sus verdades absolutas.

Comienza diciendo que el tema de la desnutrición no puede ser enfrentado sino desde una perpectiva multidisciplinaria. Y aclara que su libro se dedicará exclusivamente a la salud sexual, concluyendo en que dará “una síntesis de pautas terapéuticas destinadas a definir los contenidos de la única educación sexual correcta y efectiva para enfrentar la desnutrición infantil”.

Albino pretende imponer una moral sexual cavernícola, sexista y clasista, a todos, con la “excusa” de que sólo con esa conversión moral podremos eliminar la desnutrición infantil. Nos parece terrible y, por supuesto, rechazamos ese presupuesto.


Es decir, la ciencia le indica lo que es bueno para todos, y así pretende establecer “pautas terapéuticas” que tienen que cumplirse. Esas pautas supuestamente terapéuticas son fuertes principios de moral sexual y social. Con terapias y educación social nos sacarán de nuestra “ignorancia”. Dejaremos de pertenecer a todos estos “grupos de riesgo”:


Todo lo que dice, supuestamente, lo dice desde la ciencia. De ese modo vende su moral sexual única, universal y virtuosa. Él estudia —y propone modificar— las conductas sexuales humanas, entre otras, como si se tratara del estudio de una ciencia natural.
Su propuesta consiste, entonces, en un plan que exige, en lo sexual, lograr que las personas tengan vidas virtuosas, en su particularísimo estilo de virtud.

Pero no nos preocupemos, que la transformación que pretende de los seres humanos, de política no tiene nada. Todo es analizado y propuesto desde la ciencia y desde lo “técnico”. En una conferencia (2011) dijo, entre otras cosas, que lo que él hace “roza lo político”. Y que tenía “una manera de ver las cosas, propia del médico de niños”. A los pocos minutos agregó:

Uno cree que un pobre es una persona igual que nosotros pero sin plata, y no es así. El pobre es pobre en familia, en educación, en amigos, en sueños, en fuerzas, en ideales, en introspección, en retrospección, en experiencia adquirida, y encima, no tiene plata, es distinto...

La tolerancia a la diversidad del médico de niños es inexistente. Aquí algunas citas sobre qué piensa de nosotros y qué le gustaría hacer con nosotros:











Con la idea del carácter “técnico” de su propuesta, pretende resocializarnos en la castidad y en la virtud. Somos animalitos salvajes e ignorantes. A continuación algunos párrafos de esta joya literaria que ponen en evidencia una propuesta de moral sexual autoritaria y descabellada.



A los grupos de riesgo deben inculcarnos:



Un sano feminismo...



Nosotros los paganos...






¿Una valla de contención? 





Es bueno que la mujer llegue virgen a su boda pues




Si te masturbás, serás un pedófilo...




La manera de argumentar de Albino


La manera de argumentar de Albino es muy curiosa. Utiliza mucho las anécdotas, historias y bromas para poner ejemplos absurdos o extremos de lo que quiere indicar, para luego pegar un salto y dar validez a uno de sus criterios.

En otras oportunidades, como en el caso de la ligadura de trompas, recurre a situaciones claramente diferentes a aquellas sobre las que quiere catequizar. Al explicar la “mutilación femenina” (así le llama a la ligadura voluntaria de trompas) pone como ejemplo supuestos que nada tienen que ver, tales como las campañas de esterilización contra las mujeres negras en los EE.UU., que nada tienen que ver con el tema. Para el siguiente ejemplo, regresa a los pobres:




En este libro hay demasiados párrafos como los que aquí hemos reproducido, aunque con estos alcanza y sobra para darse cuenta del contenido de las propuestas de este señor, que en nombre de la “ciencia” y de la “técnica” nos quiere imponer una moral sexual universal y cavernaria.


Debemos recordar que detrás de todo esto estarán los niños que esperan del Estado aquello a lo que tienen derecho. No se puede dejar el destino de esos niños en manos de quien plantea una propuesta autoritaria, sexista, clasista y moralizante. Y por eso, peligrosa.







Addenda

1. Me han dicho que he estado revolviendo la basura para escribir esta entrada con mala fe. Si no me equivoco, fue Macri quien hizo de su acuerdo con Albino un hecho político de carácter público. Y no comprendo lo de la mala fe, pareciera que soy parte de una campaña sucia. Es decir, ¿nadie puede opinar de nada hasta que se realice el balotaje? Si hay personas que van a defender a Albino como parte de una política pública contra la desnutrición, y no son capaces de cuestionárselo solo porque Macri hizo un acuerdo con él, eso no habla muy bien de ellos.

2. Hay personas que creen que las ideas de Albino no influirán en una eventual campaña contra la desnutrición. Creo que esa afirmación está muy lejos de ser verdadera.

Es el propio Albino quien dijo que todas las cuestiones señaladas en su libro son parte necesaria de un plan para que tenga éxito (además de ser la "única" solución). Por otra parte, ¿alguien puede creer sinceramente que su furia contra los anticonceptivos, por ejemplo, no influirá en alguna política pública de educación sexual? ¿Qué decir del rol que se le asigna a la mujer en las relaciones de pareja y en el hogar? La educación es parte necesaria de las políticas públicas contra la desnutrición infantil, y las ideas de Albino necesariamente incidirán en cualquier campaña.

3. En este libro de UNICEF sobre el tema, se dice que hay cuatro actividades que utilizan para prevenir la desnutrición. Veamos dos de ellas:







Pensemos entonces si las pautas “terapéuticas” de Albino no influirán en las medidas contra la desnutrición. Se informarán, por ejemplo, todas sus ideas (religiosas, no médicas) sobre los métodos anticonceptivos...

Y para aquellos que reducen todo el problema a la pobreza y al hambre, pareciera que las medidas contra la desnutrición son un poquito más complejas que eso.






2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno Alberto, el odio impide que muchos piensen. Domingo.

Anónimo dijo...

Me parece que se ha armado un revuelo contra un tipo que escribió un libro de forma coherente con lo que piensa.
Si en la implementación de un plan de lucha contra la desnutrición empieza a meter algunos elementos que atenten contra la libertad de autodeterminación de otros, discrimine por motivos de orientación sexual, lo podremos vigilar y denunciar oportunamente.
Mientras tanto están armando un revuelo bárbaro contra un tipo que expresó lo que piensa por escrito, en lo que claramente no es un texto científico sujeto a referato, publicado en alguna revista científica prestigiosa e indexada, como puede ser "Nature".

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...