te lo advertimos...

..

..

29 feb. 2008

GATILLO FÁCIL

LA MUERTE DE UN NIÑO

En la ciudad de Bahía Blanca, el 1º de febrero un agente policial habría disparado y prácticamente ejecutado al niño de 14 años de apellido GIULIANO. El caso, para beneficio del presunto responsable, con la entrada del perito Lockles, ha sido orientdo a que todo el valor de las decisiones dependan de las opiniones del perito. En este caso, a pesar de que los mismos compañeros del policía que diera muerte al niño habrían dicho que no escucharon nada, esto es, ningún tiroteo, la defensa ha orientado su estrategia a las conjeturas del perito Lockles.


VEAMOS QUIÉN ES LOCLES




HAGA CLICK EN LAS IMÁGENES Y SE VERÁN EN TAMAÑO MAYOR


——————————————————————————————————————————————


Caso Giuliano: no hallaron armas en casa vecina a la del tiroteo


Como informáramos en el día de ayer, personal de la Dirección de Investigaciones de nuestra ciudad, realizó un allanamiento en un sitio cercano a la vivienda donde se produjeron los incidentes que terminaron con la vida de Giuliano Gallo.
Por pedido del fiscal de la causa, Dr. Gustavo Zorzano, la policía requisó la casa de un hombre en busca de una pistola calibre 22, pero la diligencia judicial tuvo resultado negativo porque no se halló ningún arma.
Según comentaron a LABRUJULANET altas fuentes judiciales, “la intención del fiscal Zorzano era encontrar el arma a la que pudiera pertenecer la vaina calibre 22 recogida por la Policía Científica el día de los hechos”.
El vocero consultado también aclaró que “esa vaina de 22 no se encontró en el interior de la vivienda ni en la puerta de la casa, sino a unos cuantos metros de la casa 25 que habitaban los jóvenes que se enfrentaron con la policía”.
Recordemos, que la defensa del policía imputado intenta demostrar que el casquillo secuestrado podría pertenecer al arma que pudo haber perforado el chaleco del teniente Guidobono.
Por eso, la intención de la fiscalía n°10 era comparar ese casquillo con un arma, que según testimonios de los amigos del menor Giuliano, fue accionada por un vecino minutos antes de que la policía llegara al lugar y no tendría ninguna relación con el hecho investigado.
“Si se encontraba el arma que se buscaba, se demoronaba por completo la hipótesis de que esa vaina tuviera que ver con el episodio central entre los chicos y la policía” concluyó el informador judicial.
Aunque la vaina en cuestión no estaba en la línea de fuego del arma que terminó con la vida del menor, la teoría del intercambio de disparos entre los jóvenes y los uniformados es abonada fuertemente por el perito de parte Roberto Locles.


———————————————————————————————————————————
EL PERITO DE ZULEMA

LA MUERTE DE MENEM JR.: CARECIA DE TITULO HABILITANTE
La Justicia inhabilitó al perito balístico de Zulema Yoma
Se trata del oficial Roberto Locles, quien nunca tuvo relación con la balística forense
Sus dictámenes provocaron numerosas apelaciones por carecer de valor legal
Se le está sustanciando una querella penal

ROGELIO GARCIA LUPO

Un oficial retirado del Ejército, que el pasado miércoles 17 se presentó como perito balístico junto a la señora Zulema Yoma en una conferencia de prensa sobre la muerte del hijo del presidente de la Nación, carece de título profesional en la especialidad y sus dictámenes en causas de resonancia pública son motivo de apelaciones judiciales por ese mismo motivo. El 17 de diciembre pasado, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de Buenos Aires resolvió excluir a Roberto Jorge Locles del listado de peritos de esa Cámara, por carecer de título habilitante. La resolución lleva la firma de los camaristas Carlos Gerome, Mariano González Palazzo y Guillermo Navarro. Además, en un informe de inteligencia elaborado por una agencia extranjera -a pedido de una compañía británica que se considera perjudicada por un dictamen del presunto perito balístico- se afirma que Locles, de 60 años, solamente ha podido exhibir un certificado analítico de sus estudios en el Colegio Militar de la Nación, donde consta que aprobó las asignaturas Balística y Tiro. Pero agrega que esas materias se refieren a tiro de artillería o tiro parabólico, que no tienen ninguna relación con la balística forense, justamente donde Locles interviene como perito. La presencia de Locles en causas de interés político como la investigación de la muerte de Menem Jr. y el crimen de José Luis Cabezas lo ha llevado con frecuencia a programas de televisión. El 10 de noviembre, Locles participó en el almuerzo de Mirtha Legrand, donde insistió en su condición de perito balístico, que no puede respaldar con título emitido por la Academia Federal Superior de la Policía Federal o por la Universidad de Buenos Aires, que en su licenciatura en Criminalística comprende el estudio de la Balística. En el informe sobre Locles al que este diario tuvo acceso exclusivo se rechaza, asimismo, que el presunto perito pueda reservarse la condición de idóneo en balística ya que su paso por el Ejército fue de apenas seis años y concluyó hace más de treinta. Locles egresó del Colegio Militar en 1962 y fue excluido de la actividad castrense en 1968 por indisciplina. En 1973, fue ascendido a capitán, aunque en condición pasiva, y adscripto a la Embajada de nuestro país en el Paraguay, donde realizó tareas de inteligencia. A pesar de que existen presentaciones de Locles ante diversos tribunales de justicia para ser aceptado como perito de parte, en ningún caso ha podido justificar su pericia con cursos específicos sobre balística forense o explosivos. Su intervención en el caso de José Luis Cabezas, donde dio su veredicto sobre el arma presuntamente empleada en el crimen, escapa completamente a su limitada formación como artillero militar. En una aceptación judicial del cargo de perito, fechada en abril de 1985, Locles comparece como perito balístico, capitán retirado del Ejército Argentino y profesor de la cátedra de Balística de la Escuela Superior de la Policía Bonaerense y de la Fundación de la Universidad Barceló en la Capital. Sin embargo, una consulta efectuada a la Academia Superior de Policía Coronel Adolfo Marsillach, en La Plata, dio resultado negativo sobre la actividad de Locles como profesor de la cátedra de Balística. En cuanto a la Fundación Barceló, donde Locles dijo también impartir enseñanza de balística, su actividad exclusiva es la medicina en las especialidades de instrumentador quirúrgico, técnico en informática médica y licenciatura en nutrición, kinesiología y fisiatría. Esta fundación tiene su sede en La Rioja. Los dictámenes técnicos de Locles, que ya dieron lugar a fallos judiciales, ahora han impulsado apelaciones fundadas en que carecía de personería para ocuparse de balística como perito y, por consiguiente, sus opiniones carecen de valor legal. También está sustanciándose una querella penal contra el militar en el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Federal Número 11.

FUENTE: CLARÍN, 29/12/1997

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...