te lo advertimos...

..

..

4/8/2010

NILS CHRISTIE & EDITORES DEL PUERTO – PARTE II

¿Cuántos locos se requieren para publicar un libro?









Como ya contamos en la entrada anterior, habíamos recibido el contrato de la editorial noruega que tenía los derechos del libro del Prof. Nils Christie, La industria del control del delito. El contrato nos autorizaba a traducir del inglés al castellano la obra, y a publicarla y distribuirla en todos los países hispanoparlantes.



Cuando comenzamos el trabajo, nos dimos cuenta que conseguir los derechos fue la tarea más fácil. En primer término, tuvimos que transferir un adelanto que habrá sido de alrededor de USD 1.000 con la firma del contrato. Lo hicimos.



Luego tuvimos que conseguir quién lo traduzca. Afortunadamente, mi amiga Sara Costa se hizo cargo de la tarea, con una rigurosidad y un grado de profesionalidad acorde con las circunstancias. Dado que el libro tenía continuas referencias al derecho estadounidense, muchos términos o expresiones propias del derecho penal de ese país y del sistema de common law representaron un problema que Sara supo resolver.



A continuación tuvimos que hacer el armado del libro, esto es, volcar los documentos en Word que nos entregaba Sara al programa de diseño editorial más poderoso en ese momento, el Quarck. Martín y yo habíamos hecho un curso para aprender a manejarlo pero era muy complejo, y nuestra experiencia, inexistente.



También debimos lidiar con el tema del diseño de tapa y la impresión, otro campo desconocido. En este aspecto, volvimos loco al amigo Rubén Villela, de Editorial Ad-Hoc, para que nos asesorara. Reservada la fecha de ingreso a imprenta, nos atrasamos en el armado debido a nuestra inexperiencia. Debíamos entregarlo un lunes por la mañana a imprenta.



Trabajamos todo el fin de semana con Martín Abregú y Guillermo (Willy) Jorge, quien comenzó trabajando con nosotros y después se convirtió en el tercer socio de EDP. Recuerdo que Martín estaba tan apestado que parecía que hubiera sido el pionero como enfermo de gripe porcina. Finalmente, después de un esfuerzo que bien valió la pena, logramos tener los originales a tiempo para enviarlos a imprenta. Estábamos exhaustos los tres, pero nos quedó un poquito de energía como para destapar una botella de ron que permanecía cerrada demasiados días y realizar un brindis.



Así, con un pacto de amistad celebrado con un trago simbólico de ron con hielo, marchó a imprenta “La industria del control del delito”, primer contrato de Editores del Puerto s.r.l.






Tiempo después, cuando finalmente el Prof. Christie vino a nuestro país y lo conocimos personalmente, vio su libro y comenzamos a hacernos amigos de ese extraordinario, con Martín le dijimos:



- Jamás pensamos que Ud. nos mandaría el contrato firmado.



Y él nos miró con picardía y replicó:



- Y yo jamás pensé que ustedes me enviarían los mil dólares…


10 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermosa historia Alberto. Segui contando varias mas porque vale la pena leerlas. Un abrazo.
Leonardo

Anónimo dijo...

Excelente historia
Juan José

Miguel dijo...

Muy buena historia, Alberto...

Abrazo.

leo dijo...

buenisima!!!

Agustín,- dijo...

Que buena historia! Espero una tercera parte

Soledad Gonzalez Odriozola dijo...

Que lindo Albert lo contás! Cariños!

Aninka Tokos dijo...

Buenisimo el final!!!

Meursault dijo...

Y dónde conseguimos el librito?

Anónimo dijo...

Que tengas más suerte que yo, me han dicho desde que está agotado hasta que se vende sólo en Argentina

ABovino dijo...

Buscá el Blog Del Puerto y escribí allí.

Saludos,

AB

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...