20 ago. 2010

Enseñanza de la actividad probatoria

El ejercicio del juego de las maderitas




-->
El jueves 19 de agosto, en la primera clase del curso “La actividad probatoria en el proceso penal” Hicimos un ejercicio que aprendimos de la amiga estadounidense Jan Perlin (ver acá)
Convocamos dos estudiantes voluntarios para que realicen un ejercicio en el que tenían que “jugar” con un conjunto de piezas de maderas cada uno, y los dos conjuntos eran iguales. Ubicamos a la estudiante de manera tal de que ella no pudiera ver lo que hacía su compañero, y de que ella no pudiera ser vista ni por él ni por el resto del curso. Para ello utilizamos la técnica del “cartonero”.
La consigna era simple. El estudiante debía armar cualquier estructura utilizando todas las piezas de su juego, y a medida en que armaba dicha estructura, debía describir lo que hacía paso a paso, sin mencionar el color de las piezas de madera, con el objeto de que su compañera armara su propia estructura guiada solamente por las indicaciones verbales.






video



video


En el video que sigue, se muestra cómo cada uno de ellos construyó su estructura y se escuchan las indicaciones del estudiante. De afuera podría parecer fácil criticar, pero un montón de variables hacen interferencia en la recreación del ejercicio.


video


Y aquí finalmente, vemos el resultado final, es decir, cómo quedaron armadas ambas estructuras.


video




Finalmente, tratamos de explicar cuál era el sentido del ejercicio y tratamos de aprender algo de lo que vimos. El ejemplo que estaba dando Esteban Chervin cuando lo interrumpí (el estudiante era un testigo; la estudiante era la juzgadora) era mucho más rico en su potencial analítico que el que mencioné yo.

No nos extendemos más porque haremos que los estudiantes extraigan más consecuencias que las que aquí se mencionan desordenadamente. Creo que el ejercicio salió muy bien, también creo que nos divertimos bastante y, encima, dejamos intrigadísimo al profesor de la clase de al lado.



5 comentarios:

Ana dijo...

Buenísimo el ejercicio! Tan gráfico. Muy pedagógico la verdad!

Esto es en la cátedra de Procesal Penal, o en un taller?

Saludos!

ABovino dijo...

Gracias, Ana. Ni lo uno ni lo otro. Yo en este momento soy Profesor Adjunto del Departamento, porque nuestro maestro y titular, Julio Maier, se jubiló como titular de cátedra.

Es un curso más de los optativos de fin de la carrera, exclusivamente a mi cargo. No es un taller pero durante estos cuatro meses utilizaremos alguna técnicas típicas de taller.

Saludos,

AB

Ana dijo...

Qué bueno saberlo. Te cuento que cuando me reciba (espero que sea este año) tengo planeado irme a vivir a La Plata, así que sería más accesible para mí asistir a alguna de tus clases, además de un honor!

Veremos si es posible!

Saludos!

ABovino dijo...

Querida Ana:

Desde ya que será un honor patra nosotros, pero tené en cuenta que no todas las clases salen así de redonditas.

Lo del jueves pasado salió muy bien porque se alinearon los planetas. El ejercicio salió muy bien y fue muy divertido, y a eso se sumó la presencia de Víctor al cierre de la clase, porque de pura casualidad él ese día dio una clase que terminó media hora antes que la mía.

De todos modos, estamos pensando en cómo hacer que la mayoría de las clases contengan alguna metodología novedosa, pero como siempre, nos falta tiempo y recursos.

Saludos,

AB

Ana dijo...

No te preocupes! Tengo que cuenta las limitaciones del caso, y que las circunstancias pueden variar.

Nos estaremos viendo en un futuro cercano!

Saludos