BULACIO Y ¿NEOPUNITIVISMO?

HABEAS CORPUS COLECTIVO EN PROVINCIA DE BS.AS. AGAIN





A la derecha de este post, en la sección para leer, está el enlace al fallo que hace lugar al habeas corpus colectivo interpuesto por el defensor oficial Julián Axat.

En la página de Pensamiento Penal se ha publicado el texto del
escrito presentado por Axat. Tanto en el excelente escrito presentado por Axat como en la sentencia hay abundantes referencias a normas convencionales, instrumentos no vinculantes (soft law), como a jurisprudencia y doctrina del derecho internacional de los derechos humanos.

Además, resulta interesante analizar los resultados reductores del poder represivo del Estado por la aplicación que el juez Luis Federico Arias hace de algunos principios desarrollados por la Corte Interamericana en el caso Bulacio. Nadie defiende aquí los errores del fallo Bulacio, sólo queremos señalar la terrible aporía de quienes utilizan una parte de una decisión de la Corte Interamericana para hablar de un movimiento "neopunitivista".

Por otra parte, esta decisión vuelve a exponer al sistema de justicia penal de la provincia de Buenos Aires y sus terribles violaciones sistemáticas de las exigencias mínimas del Estado de derecho. ¿Les habrá dado que pensar a los poderes públicos bonaerenses que la (des)política de mano dura no sólo viola derechos fundamentales sino que ni siquiera resulta eficiente para reducir la violencia y la inseguridad?

Comentarios

Anónimo dijo…
Hola Alberto.

Coincido contigo en que tanto el escrito del defensor oficial Julián Axat como el fallo del juez Arias de La Plata son excelentes y marcan una correcta aplicación de derechos y garantías, fundamentalmente en una hora donde los mismos aparecen bastante depreciados como consecuencia de los embates neopunitivistas y punitivistas del poder político, que desparrama palos a diestra y siniestra para tratar de dar respuesta a su propia inoperancia.

Para aquellos que les interese la cuestión (el tema de los límites a la detención de personas por averiguación de antecedentes) sugiero la lectura del fallo antecesor dado por el juez de Garantías de Mar del Plata, Juan Francisco Tapia, que también es excelente y que puede ser consultado en http://www.pensamientopenal.com.ar/16072008/aa.pdf

Alberto, te mando un abrazo y a ver cuando nos encontramos para charlar un rato

Mario Juliano
Juan R dijo…
Sólo un comentario: No estoy muy seguro de que sea conveniente abrir la discusión de estas cuestiones a las razones de mérito o conveniencia. Porque ahí cualquiera dice cualquier cosa, y cita el caso de un perdido pueblo de las Islas Caiman, donde la mano dura redujo en un 66% el delito (había tres delincuentes y mataron dos), y nada queda muy en claro. Además deja entrever que las cuestiones de principio involucradas son secundarias, o mas negociables de lo que realmente son.
Me parece mas provechoso discutir las cuestiones de base, porque ahi si que tenemos razones de mucho mayor peso para plantarnos frente a la cuestión de la "puerta giratoria" y los "pantalones largos".

Saludos
Juan R dijo…
Aclaro el posteo anterior:

En la entrada principal se dijo que "Les habrá dado que pensar a los poderes públicos bonaerenses que la (des)política de mano dura no sólo viola derechos fundamentales sino que ni siquiera resulta eficiente para reducir la violencia y la inseguridad?"

Mi planteo es que la discusión acerca de la eficiencia del recurso de la mano dura no debería ser dada por quienes estamos en contra por cuestiones de principio.

Creo que desmerece la seriedad del tono con el que se dice que viola derechos fundamentales, dando a entender que, si la mano dura o la violación sistemática de las garantías fuesen efectivas para controlar el delito, podríamos transigir nuestra posición al respecto.

Me parece mas fructífero discutir las razones de fondo, que la mera coyuntura de su utilidad/inutilidad.

Perdón si fui confuso en la entrada anterior, los 30 grados no ayudan al buen desempeño intelectual.
ABovino dijo…
Juan:

Estoy de acuerdo con vos, pero esto no es la Universidad, y tenemos que devolverle a los demagogos respuestas para que la gente comprenda.

Sludos,

AB