10 dic. 2008

LA "ACTUACIÓN TRIUNFAL" DE UN FUNCIONARIO INCOMPETENTE EN EL CASO DEL ASESINATO DE DR. GLASMAN

Este inútil estaba a cargo de la investigación de
uno de los casos más complejos de la historia de Bahía Blanca





El día de ayer, la Jueza de Garantías Susana Calcinelli hizo lugar a la recusación planteada por los hijos de la víctima —el Dr. Felipe Glasman—, y dispuso que cuando su decisión adquiera firmeza se remitiera el expediente al Fiscal General Fernández para que se designara a otro fiscal. Los Sres. Laura y Eduardo Glasman habían presentado la solicitud de apartamiento a fines de marzo de 2008. La semana pasada —el 21 de octubre de 2010— fueron los alegatos finales, y la decisión se dio a conocer ayer por la tarde.


El fiscal Christian Long: un funcionario incompetente, mentiroso, y que se cree por encima de las leyes. Ha utilizado el caso del asesinato del Dr. Felipe Glasman para sus fines personales que —según es secreto a voces en Bahía Blanca— irían mucho más allá de su promoción personal.

Ha recibido una cobertura política absolutamente incomprensible a pesar de todas las impugnaciones recibidas hasta por los propios hijos del médico asesinado [nota 1].

El fiscal Christian Long, en la Ciudad de Bahía Blanca, es un oscuro personaje con apoyo político del fiscal General Fernández que, a pesar de tres sucesivos fracasos en causas de alto perfil, sigue —inexplicablemente— a cargo de la "Unidad de investigaciones de delitos complejos". Si hay algo que el fiscal no sabe hacer es, precisamente, investigar, y ni que hablar de delitos complejos. Y Falbo, la verdadera responsable, lo sabe.


Dado que yo he intervenido como particular damnificado en el segundo de sus grandes triunfos, no podría ser demasiado imparcial para opinar de él. Pero veamos ahora cómo se lo cuestiona luego de que se absolviera en un juicio en el cual no se animó a poner la cara —si no sabe investigar, mucho menos sabe de qué se trata una audiencia oral—. Y, lo más importante, veamos quiénes lo cuestionan:








[nota 1] LONG ha sido recusado por tres particulares damnificados: la ASOCIACIÓN MÉDICA DE BAHÍA BLANCA, la Sra. Laura GLASMAN, y el Sr. Eduardo GLASMAN. LONG ha sido recusado por la defensa del presunto autor material. LONG ha sido denunciado por este apoderado por la comisión del delito de omisión de denuncia previsto en el art. 274 del Código Penal. LONG ha sido denunciado ante Ud. por la Dra. Nidia MOIRANO, ex-apoderada de la viuda y de los hijos de la víctima. La Sra. Laura GLASMAN se reunió con Ud. y le explicó minuciosamente todas las irregularidades cometidas por él. El Sr. Eduardo GLASMAN se reunió con un funcionario que depende de Ud. y explicó de la misma manera la conducta arbitraria e ilegal de LONG. El Sr. Eduardo GLASMAN se reunió con el Fiscal General FERNÁNDEZ y reiteró sus manifestaciones. El Sr. Eduardo GLASMAN, y sus apoderados Juan Pablo CHIRINOS y Mariano JARA se reunieron con FERNÁNDEZ y con el propio LONG y repitieron los mismos cuestionamientos. LONG ha sido denunciado ante el Colegio de Abogados de San Isidro por este apoderado, y posteriormente ante el Colegio de Abogados de Bahía Blanca.

4 comentarios:

Gaviota dijo...

No conozco al Fiscal Long, pero por lo visto, es digno de ser investigado de cerca. Por este lado del continente, existen casos muy similares, que lastimosamente no salen a la luz pública, como aquí.

Todo mi apoyo, desde la distancia, y éxitos en esta tarea.

ABovino dijo...

Estimado Gaviota:

Si querés ver quién es, andá al enlace de este blog que se refiere a la Causa Glasman, a la sección documentos. Abrazo,

ALberto

Anónimo dijo...

Sumamente interesante Alberto.
Destacable el hecho que la propia víctima tuviera la certeza que, el privado de la libertad sin juicio previo en este caso, no fuese el responsable del hecho.
Un caso que quizás pocas veces se dé, pero que nos debe conducir a seguir pensando cuál es el rol que debe tener en el proceso.
El Estado haciéndose del conflicto, aun en contra de la voluntad del damnificado.
No tengo el gusto de conocer a Long, pero esperemos que no tenga para “Long” en el cargo.
Abrazo grande.
Maxi F.

ABovino dijo...

Este buen señor es un tanto exótico. En el caso Glasman, en el cual no hay manera de removerlo, solicitamos su apartamiento los apoderados de los hijos (nosotros), los otros particulares damnificados (la Asociación Médica), la defensa de uno de los imputados (el único que fue condenado), fue denunciado al Colegio de Abogados por tres de los abogados querellantes (yo uno de ellos), fue denunciado a la Procuradora Falbo por otros tantos (a ella e resbala, porque solo quiere ser una chica Almodovar), yo lo denucnié ante la Corte Suprema provincial por la comisión de un delito, pero parece que este muchacho está puesto allí por algún motivo distinto al que se lee en la Ley Orgánica del MP.

Saludos,

AB