5 dic. 2008

COMENTARIO DE GERMÁN PUBLICADO

ÉSTE ES UN COMENTARIO DE GERMÁN
AL POST "LAS PALABRAS Y LAS COSAS"

Alberto, este texto, a mi humilde —muy humilde— parecer, no hace sino provocar la reflexión acerca del lenguaje que usamos cotidiana y automaticamente día a día en nuestra profesión. Sólo por tomar un ejemplo, respecto del "imputado", en el mejor de los casos se trata de nuestro "ahijado procesal". Se nota a las claras que tanto me falta por aprender que no tengo la menor idea de qué significa un "ahijado procesal". Sin embargo, uno no suele detenerse en aquello que encierra la palabra "imputado". Uno ya se acostumbro a que aquella persona acusada de la comisión de un delito es uno de "esos" y no hay mayor análisis al respecto.

Ahora bien, esta palabra, como el hecho de ser "indagado", no me hace sino recordar una canción que, si bien no tiene que ver en un todo, posee algunas estrofas más que ilustrativas, las comparto:


Uno se cree
que las mató
el tiempo y la ausencia.
Pero su tren
vendió boleto
de ida y vuelta.

Como un ladrón
te acechan detrás
de la puerta.
Te tienen tan
a su merced
como hojas muertas

que el viento arrastra allá o aquí,
que te sonríen tristes y
nos hacen que
lloremos cuando
nadie nos ve.

Si fuese Serrat diría que todas esas palabras constituyen "aquellas pequeñas cosas", pero que en este caso no nos lo dejo un tiempo de rosas, sino un tiempo al cual no debieramos volver. Lo cual no me es un dato menor, el "es lo que hay" no nos debe dar por vencidos, ni aun en el lenguaje con el que nos manejamos.

Un abrazo.

Germán

No hay comentarios.: