te lo advertimos...

..

..

24 jun. 2008

LAS DROGAS DEBEN SER PROHIBIDAS, PROHIBIDAS, PROHIBIDAS

SOBRE LA PROHIBICIÓN DE LAS DROGAS




Escribe Jordi Cebrián, bajo el título "Drogas y el afán prohibidor. Un ensayo sobre las drogas, las prohibiciones y los delirios coelctivos", magistralmente, lo siguiente:


El problema de 'la Droga': La percepción del problema

“Los hombres se atormentan por la opinión que tienen de las cosas, no por las cosas mismas”
Epicteto, Enquiridión

1.1 La percepción del problema

Preguntemos a quien queramos si la proposición “la Droga es un problema” es verdadera. Si el interpelado no ha estado viviendo en una caverna desde que tuvo uso de razón, nos contestará afirmativamente con toda probabilidad. Raro será encontrarnos con alguien que nos matice la pregunta para ajustarla a términos más precisos. En nuestros días, la frase en cuestión contiene en sí misma la respuesta y está repleta de connotaciones. Hablemos, pues, del problema de ‘la Droga’, de nuestro problema con las drogas. Su prohibición ha ido generando una serie de distorsiones en nuestras percepciones y en nuestro lenguaje, ha creado un ‘mundo imaginario’ al respecto, tan alejado de la realidad, que puede hacernos olvidar fácilmente el principio de todo. Como en aquellas guerras entre clanes que se prolongan durante generaciones sin que quienes las continúan conozcan ya cómo empezó el asunto y a qué se deben las disputas, también nosotros corremos el riesgo de luchar contra algo que se nos antoja horrible sin saber, consciente y racionalmente, por qué nos lo parece. El peligro que reside en esta amnesia lo describió George Santayana: “El fanatismo se distingue por redoblar sus esfuerzos cuando olvida el objetivo” . Y prueba de que este olvido no es sólo un riesgo sino que pertenece ya a nuestra realidad inmediata, es que, en el fondo, muchos piensan que el problema es, sin más, ‘la Droga’. Así, el problema empeora en nuestros días “porque nuestro concepto de la naturaleza del problema es erróneo, porque nuestros métodos de respuesta son coactivos y porque el lenguaje con que lo tratamos es engañoso.” Creo imprescindible, pues, una nueva reflexión, libre de prejuicios, que nos permita definir de manera clara cuál es la problemática que nos preocupa y atemoriza y que, por consiguiente, pretendemos solucionar.




EN HENCICLOPEDIA, BAJO EL TÍTULO "Drogas prohibidas":

Los sistemas judiciales se encuentran sobrecargados y hasta paralizados por el peso de esta guerra perdida. El costo de mantener todo este aparato de represión se hace casi imposible de jusificar.

El complejo de problemas relacionados a la producción, el tráfico y el consumo de drogas no se presta para soluciones simples. Las políticas de cero tolerancia y represión no reflejan un entendimiento de los múltiples factores que influyen en esta problemática, más bien son expresiones de ideologías autoritarias. Tomando por ejemplo a Colombia, podemos ver que es la aplicación indiscriminada de la política de cero tolerancia lo que está agravando desórdenes socioeconómicos de los pequeños productores y ocasionando desplazamientos forzosos, violaciones a los derechos humanos y daños ambientales, tanto por el traslado de los cultivos como por el carácter indiscriminado de las acciones de erradicación. La fumigación química y la guerra biológica contra los cultivos de coca, la criminalización de los productores y el uso de la fuerza contra ellos, no se compadece con los orígenes y la naturaleza del problema del circuito de las drogas. Las consecuencias son la exclusión de los actores no armados y el alejamiento de las soluciones pacíficas a los conflictos.



DE LA PÁGINA DE LA ACLU (AMERICAN CIVIL LIBERTIES UNION)

Contra la Prohibición de Drogas (4/11/2003)

Tras varias décadas de prohibición penal e intensos esfuerzos de la fuerza pública para deshacer al país de las drogas ilícitas, los traficantes violentos aún ponen en peligro a nuestras ciudades, los ofensores de drogas todavía abundan en nuestras cárceles y prisiones y toneladas de cocaína, heroína y marihuana siguen cruzando por nuestras fronteras sin contención.

ACLU, la Union Americana de Libertades Civiles, se opone a la prohibicion penal de las drogas. La prohibicion no solamente ha demostrado ser una falla como estrategia de control, sino que sujeta a ciudadanos que de otra manera se cinen a la ley a ser arrestados, proseguidos y puestos en prision por lo que hacen en privado. Al tratar de reforzar las leyes de drogas el gobierno esta violando los derechos fundamentales de privacidad y autonomia personal garantizados por la Constitucion. ACLU cree que a menos que hagan dano a otros, estas personas no deben ser castigadas, aun cuando se esten haciendo dano a si mismos. Hay formas mejores de controlar el uso de drogas, formas que en ultimas conducen a una sociedad mas saludable, libre y menos colmada de delitos.

LAS DROGAS ILICITAS DE LA ACTUALIDAD NO SIEMPRE HAN SIDO ILEGALES...

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...