te lo advertimos...

..

..

21 ago. 2013

COMENTARIO DE SILVESTRONI A LA SENTENCIA CONTRA FERNANDO CARRERA



“Ya no hay jueces en Berlín”*





Comentario preliminar sobre el fallo de la CNCP en el caso de la “masacre de Pompeya”



Por el Prof. Mariano Silvestroni


-->
Aclaración: El caso da para escribir y discutir mucho. Esta es una breve síntesis de mi opinión que fue escrita, más que nada, para brindar un humilde aporte a quienes seguramente deben estar trabajando contra reloj para presentar un recurso extraordinario. Espero que tengan suerte.


Leí las 191 páginas de la sentencia de casación. Después de eso releí el fallo de la Corte. Después vi por primera vez la película de Piñeyro.


Mis conclusiones sobre el fallo



Virtudes

1) Respeta el principio de igualdad: los jueces trataron a Carrera del mismo modo en que tratan a todos los demás imputados y trataron a la policía del mismo modo en que la tratan en todos los demás casos. ¡Punto para los jueces!


Defectos

1) Invierte la carga de la prueba. En los tres votos se dice que Carrera debió probar (y que no lo hizo) su inconsciencia, el armado de la causa, el motivo espurio de los policías, que los disparos comenzaron en el primer encuentro con la policía, que la policía no se identificó en ese momento; un típico argumento mediático, de político demagogo, de 'puerta giratoria';


2) Los dos primeros votos valoran en contra de Carrera su negativa a declarar (esto es expreso en el punto 12 del primer voto; en el segundo voto se trata —sin éxito— de ser más sutil pero se hace lo mismo en el punto 3, pág. 82, en pág. 95 penúltimo párrafo, y en pág. 111, último párrafo);


3) Los tres votos incurren en argumentos circulares directos; el primero respecto del punto medular de su argumento (la patente retráctil), el segundo en dos puntos importantes, el tercero para descartar la inconsciencia;


4) No valoran que el abogado que "le pusieron" a Carrera al comienzo del caso era el abogado de la propia policía (ni siquiera se molestan en negarlo);


5) A pesar de eso, los dos primeros votos valoran la intervención de ese abogado como evidencia de que Carrera pudo controlar el procedimiento y para afirmar que el procedimiento fue regular; el segundo voto va más allá y valora las supuestas "omisiones" de Carrera en su primera declaración (cuando fue asistido por ese abogado) como prueba de la falsedad de la declaración que prestó en el juicio (pag. 111, primer párrafo);


6) Los tres votos consideran que el primer reconocimiento (fotográfico) fue positivo, a pesar de que no lo fue (la víctima dijo que la persona de la foto —que casualmente era la número 1— era "parecida" al que lo había robado; un típico caso de reconocimiento negativo);


7) No obstante, consideran que ese reconocimiento "positivo" prevalece sobre el reconocimiento negativo que se hizo con Carrera presente en una rueda de personas;


8) No dan una explicación razonable sobre el "otro ladrón" que "desapareció"; razonemos un poco: si los chorros eran 2 y en el 205 había sólo uno ¿no habría que explicar qué pasó con el otro?;


9) Dan a entender que el "otro ladrón" pudo haberse ido cuando se bajó del auto para acomodar la patente; pero yo pregunto, de ser así, ¿las víctimas no habrían avisado de eso a la cana? ¿no habrían seguido al otro que fue precisamente el que los robó?; el fallo no se mete en ese análisis porque se les cae todo el razonamiento;


10) Afirman (los dos primeros votos) que con la fuerza de sus manos Carrera pudo contrarrestar un impacto vehicular a gran velocidad (más de 60 km/h) sin ser lesionado, ¿chequearon la posibilidad física de que eso suceda? ¿existe una pericia que lo verifique? (lean el último párrafo de la página 89 del segundo voto y saquen sus propias conclusiones);


11) Se "olvidaron" las reglas de incorporación de prueba en un juicio oral; para ellos es lo mismo lo que se dijo en el juicio, lo que se dijo en la instrucción y lo que se dijo e incorporó en policía; borran de un plumazo el avance de la jurisprudencia de los últimos 10 años; es evidente que no están juzgando a Carrera (porque para juzgar a Carrera todas esas diferencias son esenciales); están juzgando a la corporación judicial-policial a la que pertenecen y no lo disimulan;
               

12) Otorgan plena fe a las modulaciones policiales (primer y segundo voto) pero se hacen los tontos sobre que, en todas esas modulaciones (EN TODAS), se habla en plural de dos sospechosos; la pregunta es obvia: y el otro "caco" ¿dónde cuernos está? … cri cri …. cri cri….     
     

13) Ningunean el hecho de que la principal prueba contra (la patente retráctil) no estaba en la primera pericia; yo pregunto ¿frente a la sospecha de una causa armada, frente al hecho de que el defensor del imputado es el abogado de la cana, frente a la película (¿qué película? preguntarán cínicamente algunos jueces), es posible pasar por alto que esa patente NO ESTABA en la primera pericia?; y que no digan que el perito no se fijó porque ese dato era esencial porque había sido mencionado por la víctima del robo desde el inicio;    


14) El segundo voto tiene por probado que los policías se identificaron como tales porque en una grabación se oyen sirenas; una falacia de antología: la grabación ES POSTERIOR al momento en que Carrera fue sorprendido por el siniestro Peugeot 504 negro;


15) Vayamos al 504 negro; ¿lo vieron?; si no lo vieron véanlo (porque en el fallo "no se ve" … y ese es el truco) ¿alguien en su sano juicio creería que es un móvil policial?, ¿y si le agregamos a un chabón de civil con barba y pelo largo y un arma asomando por la ventana? ¿Podemos reprochar que alguien se asuste y salga disparando con su auto, aunque no reciba ningún tiro en el labio? ¿Y si el "móvil" tuviera una luz azul "policial" en el techo, qué? ¿no es eso, acaso, un factor para asustarse más?;


16) El segundo voto dedica varias líneas a defender el accionar de la cana, a justificar que hayan exhibido armas, etc.; el problema es que ése no es el punto; no se está juzgando a la cana sino a Carrera; la cana pudo tener (o no) razones para exhibir armas; pero lo que importa en este caso es que las exhibieron a lo bestia (como hacen siempre y como siempre los jueces lo justifican y alientan) y que Carrera creyó que era víctima de un ataque; eso es lo único que cuenta, salvo que, en lugar de juzgar a Carrera, queramos hacer otra cosa…;


17) El segundo voto invierte la carga de la prueba respecto de los dichos de Carrera sobre el lugar al que se dirigía e infiere, de la supuesta no acreditación, su autoría en los hechos imputados; no hay mucho para decir;


18) El segundo voto dice que no es verosímil que Carrera creyera que estaba siendo asaltado en el contexto que se encontraba pero, a la vez, afirma que ES VEROSÍMIL qué hiciera semejante zafarrancho en ese mismo contexto (eso le pasa por no leer —mejor dicho, por no entender— el voto de Zaffaroni en este mismo caso ver considerando 15);


19) Sin desperdicio, por lo falaz y circular, el segundo párrafo de la página 92 del segundo voto;


20) Respecto de los disparos 14, 19 y 15 (pág. 103), el segundo voto dice que "no es posible descartar" que hayan sido efectuados por Carrera; y USA ESO EN CONTRA DE CARRERA; un típico argumento a lo Mauro Viale que, además del absurdo jurídico que importa, contradice frontalmente el razonamiento del considerando 12 del voto de Zaffaroni;


21) Le achacan tener un arma a porque: a) un testigo (que declaró en policía y en instrucción) dijo que la vio en su mano; b) la policía dice que la vio en su mano; PERO: a) el arma no coincide con la descripta por las víctimas del robo; b) el arma estaba con el seguro puesto (¿cómo disparó?); c) el testigo fue "elegido" por la cana y declaró ante la cana (la misma cana que echó a otros testigos); d) el arma no tiene huellas de Carrera (no está probado que las tuviera); la policía decidió no tomar las huellas; e) Carrera no tiene restos de deflagración de pólvora en sus manos (no está probado que los tuviera); la policía decidió no hacer la pericia; f) el vehículo de Carrera no presenta restos de deflagración de pólvora (no probaron que los tuviera); g) como bien dice el considerando 14 del voto de Zaffaroni, la tenencia del arma contradice el accionar del "otro caco" que supuestamente borró y se llevó los rastros del robo;


22) el segundo voto da a entender (pag. 110 último párrafo) que es posible que en el robo se hayan utilizado dos armas color negro pero que, después, OPORTUNAMENTE, el "otro caco" (el que desapareció misteriosamente o, tal vez, se transformó en el HOMBRE INVISIBLE) se las halla llevado, dejando (OH CASUALIDAD) un arma plateada en poder de CARRERA …; otra inversión de la carga de la prueba;


22 bis) Se afirma que el disparo en el labio no fue tan grave como para dejado inconsciente o semi inconsciente; este es un típico argumento de laboratorio, de asceta, de nube de cristal ¿qué habría que hacer para que los jueces entiendan lo que es que te peguen un tiro en la jeta?;


23) El tercer voto (el voto culpógeno) se escuda tanto en la falta de inmediación (lo hace más de 10 veces) y en la imposibilidad de verificar la credibilidad de los testimonios (es determinante la excusa en la pág. 161, anteúltimo párrafo) que termina siendo nulo por violar la doctrina de "Casal" que la Corte Suprema, expresamente, le ordenó cumplir;


24) el tercer voto descarta el acto reflejo porque considera que Carrera pudo "percibir lo que ocurría a su alrededor" a pesar de que esto no contradice lo primero;


25) Luego se mete en la discusión sobre los actos automatizados que no tiene relación con el caso;


26) Para rematar enuncia un concepto novedoso de acción "con acto reflejo" (pág. 138);


27) Y termina descartando la inconsciencia absoluta sin decir casi nada de la inconsciencia relativa que elimina la imputabilidad (ver en especial págs. 142 y 143);


28) Llama la atención que el tercer voto haga numerosas citas doctrinarias de Zaffaroni y que, a la vez, contradiga frontalmente (para peor sin mencionarlo) el voto de Zaffaroni en esta causa!!!!!!!;


29) El tercer voto incurre en una contradicción palmaria cuando, a la vez, absuelve por estado de necesidad disculpante respecto del abuso de abuso de armas (que en su lógica debería ser una tentativa de homicidio) pero descarta la eximente para los homicidios culposos a pesar de que en éstos el disvalor de acción es menor y, por ende, la proporción que debería existir con el suceso amenazante;


30) Según el fallo de la Casación, Carrera no se lastimó al chocar porque venía fuertemente aferrado (con sus dos manos) al volante del automóvil; sin embargo afirman (en otro pasaje del fallo para que no se note la contradicción) que Carrera mientras conducía disparaba hacia atrás (ya le sacamos una mano al volante); además se afirma (el tercer voto es muy claro) que Carrera estaba aferrrado al arma después del choque; pregunto: ¿cómo hizo para amortiguar el golpe por estar aferrado al volante e, instantes después, estar aferrado al arma? y pregunto también: ¿cómo hizo para estar aferrado al arma (para tenerla en la mano siquiera) después de haber recibido 8 disparos en pecho, rostro, ambos brazos y ambas piernas); esto es un fallo contradictorio de manual;




31) En relación con esto mismo es evidente que, si se afirma que Carrera tuvo el arma en su mano es porque: a) o bien miente quien así lo afirma (testigos "civiles", policías, jueces) porque eso física y lógicamente imposible; o b) le pusieron el arma sobre su mano; en cualquiera de los dos casos estamos ante una irregularidad insalvable.


Para finalizar

El que lee el fallo no puede conectarlo con el hecho real que ocurrió, con la masacre de Pompeya, con la película, con la denuncia de armado de pruebas, con el fusilamiento del que Carrera fue víctima, con el mamarracho policial, con el hecho Nº 1 (que silencian para evitarle una mancha más al tigre). El fallo representa la típica alienación de los juristas (alguno preguntará, a qué juristas me refiero…).


El fallo deja flotando una pregunta que de por sí lo invalida ¿Puede cualquier operador judicial de buena fe pasar por alto semejante realidad? ¿No deberían por lo menos citar la película para refutarla? Sabemos que así puede actuar un robot, una computadora, un gestor de papeles, el tuerto en el país de los ciegos, el burócrata que defiende un sueldo de más de 50 lucas mensuales, eso lo sabemos todos, pero estoy preguntando otra cosa, ¿puede hacerlo un operador judicial de buena fe? …


Más aberrante es esto cuando en uno de los votos se pretende "mojarle la oreja" a la película (sin nombrarla), invirtiendo el argumento del gran premio de Hungría y cuando en otro se la reduce (también sin nombrarla) a una mera versión de irregularidades.


Estas referencias demuestran que los jueces conocieron el contexto del caso, las irregularidades, la película que las demuestra y que, conscientemente, no tomaron nada de eso en cuenta ni siquiera para refutarlo.


UN FALLO VERGONZOSO.



*Frase robada a mi amigo Alberto Bovino quien a su vez la robó (invertida) de la cultura popular alemana.




4 comentarios:

La náusea dijo...

Muy bueno. Entristece que el destino de este proceso lo haya determinado la policía desde el minuto uno, sostenido en el tiempo por la banda de los corporativos.

Marcos dijo...

En el punto 15) decís: "¿y si le agregamos a un chabón de civil con barba y pelo largo y un arma asomando por la ventana?"

¿Barba y pelo largo son agravantes o se te escapó? Consulto porque soy portador de ambas cosas.

Anónimo dijo...

No son agravantes (de qué podrían serlo?) ni se me escapó. Son indicadores de que los tipos no lucían como canas, ya que los canas en general lucen bien afeitados, con pelo corto y, a lo sumo, con un bigote bien feo y grueso que se dejan "colectivamente" para que no los reconozcan en las causas por apremios.

Anónimo dijo...

Nunca vi un fiscal de casación que meta un extraordinario contra una condena a 15 años. Y es que no hay cuestión federal que lo ampare para agravar la situación de Carrera. No puedo más que sostener que se hizo un REF que se sabe inadmisible, con el solo fin de dar un golpe de efecto mediático. Apoyo corporativo a jueces y polis. El multimedios opositor ya lo está manijeando en contra (con canaletas que ahora tiran el agua para el otro lado) sin dudas en la creencia de que el Gobierno lo va a usar de bandera para impulsar Justicia Legítima. Tiene que explotar la marcha.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...