9 nov. 2012

EL CASO FERREYRA: JUEGO SUCIO

EN NOMBRE DEL JUEGO


Hace algún tiempo, Diego Goldman me preguntó qué encontraba atrapante de mi actividad como abogado litgante. La primera parte de mi respuesta fue:

La lógica del proceso como conflicto y enfrentamiento de partes, la discusión de los hechos y la actividad probatoria, aspectos muy descuidados en la enseñanza del derecho... En este sentido, rescato el aspecto lúdico del proceso, que idealizaba mientras estudiaba, pero que en el ejercicio de la profesión solo se manifiesta en pocas ocasiones...

¿A qué viene esto?

Ya veremos. 8 de noviembre, audiencia nº 37 del juicio por el asesinato de Mariano Ferreyra


Los testigos
Ayer declararon tres testigos. Pasemos y veamos.

a) Fernández
Manifestante que declaró que solo un compañero suyo y él lograron subir a las vías por encima del terraplen. Fueron obligados a retirarse, por las agresiones sufridas por parte de la patota ferroviaria.

El testigo, que integraba el grupo de manifestantes agredidos por la gente de la unión ferroviaria, ratificó varios datos que incriminan a los imputados. Reconoció a Uño y a Pipitó, quienes se hallaban cerca de Favale.

Dijo que la agresión de los ferroviarios comenzó cuando ellos se estaban retirando. Cuando se produjo el ataque a los manifestantes, luego de las detonaciones causadas por los disparos , cesó la agresión de los demás ferroviarios, quienes regresaron corriendo nuevamente al puente en el cual se encontraban varios policías.

b) Carlos Alberto del Papa

Un testigo de la defensa amante de la ciencia ficción. Ofrecido por las defensas de Díaz, Uño y González. Afirmó en su relato que los manifestantes subieron y desde allí los atacaron con piedras, y con gomeras con tuercas.

Una vez más, las víctimas son victimarios. Pero eso no fue nada. Del Papa declaró bajo juramento que vio a una persona del grupo manifestante sacar un arma de la mochila a 70 metros, y se fue corriendo. Escuchó un solo disparo.

Supuestamente se quedaron en el lugar porque "se decía" que volverían. ¿Será por eso que los atacaron cuando se retiraban? Afirmó que corrieron porque alguien que no sabe quien fue empezó a gritar "¡Vienen! ¡Vienen!".

Se cortó la luz. Cuarto intermedio. Volvió la luz. Las preguntas de los acusadores pusieron en completa evidencia la falsedad de los dichos de del Papa.

c) Pablo Polito

Camarógrafo de C5N. Impresionante. Incrimina a Pipitó. Describe cómo fueron amenazados y metidos a los empujones en Chevalier —perdón, se dice Yevalié—, especialmente por Pipito, para impedir que tomaran imágenes. Dijo que Pipitó, luego de dejarlos dentro de Chevalier, hizo guardia como a unos 30 metros para asegurarse de que no salieran.

Si bien estaba nervioso, Polito contestó con solvencia. Ahora veamos varios hechos que arruinaron la jornada.


La conducta de Frilan

Como de costumbre, el defensor del "Gallego" Fernández, continuó con sus escenas, rabietas y caprichitos. Aunque esta vez fue mucho más allá.

1. En un momento, refiriéndose al testigo Polito mientras se dirigía al tribunal, dijo "este sujeto", con ese tono particularmente soberbio que acostumbra a usar con quienes dan respuestas que no le satisfacen. Pablo Polito le dijo molesto que no se refiriera a él como "sujeto". Desde el presidente, hasta Polito y varias partes le solicitaron que no le faltara al respeto al testigo.

A pesar de que sabía —lo hizo intencionalmente— que le faltó el respeto, no le pidió disculpas, ni modificó su lenguaje. Cuando el presidente le dijo que no fuera irrespetuoso y no lo calificara así, como si no hubiera hecho suficiente, contestó:

—Que él se califique como quiera.


2. Acto seguido, Frilan, a pesar de lo que había resuelto el tribunal, seguía insistiendo con una pregunta que ya había hecho cinco veces, y repitió lo que según él había dicho el testigo, algo así como que los tercerizados que hablaron con ellos estaban heridos por la "emboscada".

En ese momento, la Dra. Ferrrero, de un modo correcto, dijo:

—El testigo no dijo eso, el testigo dijo... si quieren pueden escuchar el audio y lo podrán comprobar.

Y entonces "Tierra Libre" se fue al carajo:

—A mí no me prepotee, Dra. Por más que grite no me va a prepotear...

Nuevamente, tanto el tribunal, como varias partes pedimos que Frilan la corte. El presidente, de manera pausada y claramente, lo reprendió y le dijo que nadie lo había prepoteado. Por supuesto, irrespetuoso como siempre, insistió con que lo prepoteaba y ni siquiera pidió disculpas.

3. Los "bandoleros" atacamos de nuevo. El broche de oro de la jornada lo dio cuando, de manera repentina, y sin importarle quién estaba en uso de la palabra. Le repitió cuatro veces al tribunal, porque él juega a que cree que todos los que no están de acuerdo con su particular visión de los hechos y del derecho son tontos —es decir, el único inteligente es él—, con tono de maestrita ciruela:

—El testigo [el "sujeto"] cada vez que tiene que contestar una pregunta mira a las querellas.

"Las querellas" éramos, en realidad, Maximiliano Medina y yo, los apoderados de la Sra. Beatriz Rial, madre de Mariano Ferreyra. Por ello Medina le pidió al presidente que Frilan explicara lo que estaba sugiriendo. El presidente trató de bajar el tono de la  discusión. El inefable defensor del "Gallego", dirigiéndose de manera impropia a Medina le gritó "Yo no sugiero nada, yo digo las cosas".

En nombre del juego

En el primer párrafo de esta entrada aludimos al aspecto lúdico del proceso judicial. ¿Por qué decimos esto? Porque el proceso es un método de adjudicación de "razón jurídica" a partes en conflicto que se enfrentan en el marco de una "batalla" reglada.

Así, Foucault señala que en la Edad Media la liquidación judicial será una continuación de la lucha entre los contendientes. El proceso será, de este modo, una ritualización de la lucha entre los individuos, esto es, la reglamentación de la guerra (La verdad y las formas jurídicas, Tercera Conferencia). 


 

-->
El gran problema con la conducta de Frilan es el que se señala al final de este segundo párrafo. Sobre lo que nos quedan grandes dudas es si los actos de Frilan son espontáneos o actuados. 

Aquí pueden haber pasado tres cosas diferentes. La primera opción podría ser que el defensor de Fernández no conozca las reglas del juicio penal y por ello se comporta de ese modo. Ésta opción es imposible de creer.

Las dos opciones restantes serían; a) Frilan conoce las reglas pero le fallan los frenos inhibitorios; y b) Frilan conoce las reglas del juego pero ha decidido no respetarlas. Ambas opciones son más que preocupantes.


4 comentarios:

Josefina Minatta dijo...

Muy buen resumen de los hechos de la audiencia! estuve para escuchar los dos primeros testimonios. Del Papa dio una versión mas falsa que moneda de tres pesos. Ademas estaba asustado y se notaba que mentía. De este testigo me sorprendieron sus dotes actorales al imitar con un ademan el supuesto disparo del supuesto chico con mochila hacia adelante. Se inspiró en Jean Reno. Sobre Frilan: Le fallan los frenos inhibitorios; prefiero creer eso a pensar que actúa y elige hacer quedar tan mal a su propio defendido. Excelentes los roles de la querella y el fiscal.

Sex Shop dijo...

Muy buenooo!!!!!!!

Anónimo dijo...

Cuál es la gracia de escribir incorrectamente el apellido del abogado? Para hablar de respeto hay que predicar con el ejemplo y para criticar no es necesario ser un maleducado. Es como que en vez de Alberto Bovino te dijeran Alberto Porcino. Pero claro, tenés tu séquito de seguidores incondicionales que te festejan todo lo que decís. Yo, en particular, no te entiendo nada cuando hablás, pero sin embargo reconozco que escribís bien.

Alberto Bovino dijo...

Estimado Anónimo:

Para hablar de respeto, por favor da tu nombre. Ya me han llamado Porcino, y la verdad es que no me molestó para nada.

Lamento mucho que no me entiendas cuando hablo; me lo hubieras aclarado cuando me escuchaste y trataba de hablar mejor. Y muchísimas gracias por tu reconocimiento sobre mi redacción.

En cuanto a mis supuestos "seguidores", no sé quiénes serán. Pero desde ya no digo las cosas que pienso cuando alguien me las "festeja". Suelo decir las cosas que pienso sin importar si me las festejan o no.

Lástima que no comentaste nada sobre el fondo de esta entrada. Igualmente se agradece tu comentario.

Saludos,

AB