Respuesta a Tincho

Culpa ¿social? por los actos de la jueza Parrilli?



-->
El amigo Tincho dijo en un comentario al post La jueza Parrilli: sólo un síntoma:
esta jueza es un un elemento más de la sociedad como sistema. Con esta afirmación, obvio, no la exculpo, pero el Poder Judicial no solo ostenta falencias intolerables, sino también los abogados, docentes, alumnos......es nuestra sociedad. Es difícil es en este contexto arrojar la primer piedra....
Estimado Tincho:
Todos somos un elemento más de la sociedad como sistema. Como bien decís, eso no la exculpa. Después agregás:
Pero el Poder Judicial no solo ostenta falencias intolerables, sino también los abogados, docentes, alumnos… es nuestra sociedad. Es difícil en este contexto arrojar la primera piedra…”.
Lo que hacés, entonces, no es exculparla, sino meternos a todos en la misma bolsa. Y ya no me refiero al acto de la jueza, sino a la racionalidad que informa las prácticas cotidianas de nuestros órganos de justicia.
La responsabilidad que nos cabe a los abogados y a los docentes no tiene nada que ver con el abuso de poder cometido por esta jueza. Decir “es nuestra sociedad” es asumir que no es posible transformación alguna. El primer paso necesario para modificar una injusticia consiste en reconocer que se trata de una injusticia.
Muchos abogados oponemos fuertes resistencia a los abusos, las arbitrariedades y la lógica del privilegio típica de gran parte de los integrantes de nuestro poder judicial. Otros hacemos públicas estas circunstancias como para obligar a la justicia a someterse a mecanismos de control republicano. En este aspecto, especialmente, la oposición cerrada al control ciudadano es exclusiva responsabilidad de los integrantes del poder judicial.
Como docentes, también tenemos la responsabilidad de cuestionar esta lógica de la jerarquía y el privilegio, y nosotros así lo hacemos. Y tamaña “osadía” genera un precio que debemos pagar por hacer crítica política de la actuación de uno de los poderes del Estado.
Si las falencias del poder judicial son tan terribles que impiden a los miembros del poder judicial cumplir con sus deberes legales y constitucionales, entonces sólo les queda renunciar.
Ni la sociedad, ni los abogados ni los docentes somos responsables de la conducta de esta jueza. Y por eso no es que querramos tirar piedras, pero sí reclamar que se le aplique, respetando todas las reglas del debido proceso, la solución sustantiva que corresponda con sus hechos.
Saludos,
AB
PS: Dos aclaraciones. Desde ya que no podemos dejar de reconocer que Buenos funcionarios judiciales deben lidiar cotidianamente con algunos profesionales negligentes, que litigan de mala fe y realizan otras prácticas de dudosa licitud. Sin embargo, no es lo mismo la responsabilidad de un funcionario que la de un particular y, en todo caso, en la gran mayoría de los casos será posible que se sancione al abogado y, en cambio, no sucede los mismo con los jueces.
La segunda aclaración, Don Tincho, es que estás gentilmente invitado a enviar una réplica a este post que la subiremos inmediatamente. Gracias por tu comentario.

Comentarios

Anónimo dijo…
no me parece que haya que pasar la responsabilidad a la sociedad, seria muy inmaduro como sociedad pensar asi.Creo que es un caso puntual de mal trato, prepotencia y abuso de poder y no se puede minimizarlo, tendria que renunciar, seria lo mas etico.
Gaviota dijo…
Totalmente de acuerdo profesor Bovino. Creo que finalmente coincido con usted (alguno de los 4). Buena réplica.
Anónimo dijo…
Por lo que fue filmada no debe ser llevada a un jury, pero sí por esto...
http://www.seprin.com/portal2/portal/mostrar.php?subaction=showfull&id=1254798598&archive=&start_from=&ucat=4&

y, además, causa penal...

Saludos,
Julián Marcelo Alocati