te lo advertimos...

10/7/2009

Examenes IV

La saga iniciada por Tomás aquí y aquí, y por Daniela continúa...




A continuación reproducimos las consignas que les dimos a los estudiantes para la evaluación parcial en un curso de 2005. Al principio se las dabamos el mismo día del examen; después se las entregábamos la clase anterior; ahora las subimos al blog del curso antes de la primera clase.


Evaluación parcial – Consignas – Prof. Alberto Bovino

Curso “Garantías…” – Abril/Junio 2005

I. Reglas vigentes

El objeto de esta evaluación consiste en verificar el nivel de comprensión que usted tiene respecto de los temas discutidos en clase y de la bibliografía de lectura obligatoria. Las reglas son las siguientes:

- Usted puede consultar cualquier material escrito que haya traído consigo —v. gr., textos normativos, fotocopias, libros, apuntes, cuadros sinópticos, resúmenes—. Pero rige una prohibición de hablar con sus compañeras o compañeros y, también, de interrogar a los auxiliares docentes.

- Este examen fue redactado por el profesor adjunto a cargo del curso, quien no estará presente durante la evaluación, y los auxiliares docentes tienen tanta idea sobre las eventuales dudas que usted pueda tener, como la suya o la de sus compañeras o compañeros —es decir, ninguna—. Ello significa que, aun en el caso de que ellas o ellos le contesten una pregunta, o le sugieran la solución, carecen de valor de verdad, pues ellas o ellos conocerán el texto de la evaluación simultáneamente con ustedes, y su criterio no tiene por qué coincidir con el mío a la hora de corregir las evaluaciones.

- Las únicas excepciones a la prohibición de hablar consisten en las siguientes: a) solicitar autorización para ir al baño; b) solicitar autorización para pedirle a una compañera o a un compañero algo —v. gr., un lápiz, una hoja, etc.— que necesiten para redactar el examen; c) solicitar autorización para cualquier actividad análoga a las anteriores.

- En caso de que un auxiliar docente los escuche hablar con una compañera o un compañero sin autorización previa, les solicitará que entreguen su evaluación y no serán calificados. Esta regla no reconoce excepciones, y los auxiliares docentes no están autorizados para determinar si su incumplimiento estaba justificado o no.

- Quien no se presente a dar el examen o, por el motivo que fuere, no realice la evaluación, será calificado como “Ausente”, y tendrá derecho a Recuperatorio.

- Los problemas planteados en la evaluación deben ser respondidos en el espacio disponible para ello. Cualquier agregado que exceda de dicho espacio no será leído a los efectos de la calificación. Esto es, deben escribir sólo en la hoja entregada al efecto de manera correcta —por ej., no pueden escribir dos renglones encimados en un solo renglón de la hoja en letra dimiminuta—.


II. Consejos

La evaluación consiste en reflexionar sobre los temas y textos analizados y discutidos en el curso. Como advertirán de inmediato, el simple hecho de contar con el material bibliográfico no les ayudará a resolver los problemas planteados si no comprenden su contenido.

A continuación enunciamos una serie de pautas que les pueden resultar de utilidad para mejorar su desempeño:

1) El Ejercicio Nº 1 vale 5 puntos. Los Ejercicios Nº 2 y 3 valen 3 y 2 puntos cada uno, respectivamente. Pero deben dar contenido —mal o bien— a los tres ejercicios, de lo contrario serán desaprobados.

2) Antes de comenzar a escribir en la hoja que se les ha provisto para la evaluación, lean detenidamente al menos tres veces el problema que se les pide que desarrollen.

3) Antes de comenzar a escribir en la hoja que se les ha provisto, es mejor que organicen, al menos esquemáticamente en una hoja aparte, la respuesta. Sólo cuando estén seguras/seguros, comiencen a escribir en la hoja de examen.

4) Limítense a cumplir con los que se les pide. Sólo si les sobra tiempo y espacio, pueden agregar reflexiones o comentarios adicionales.

5) El límite máximo de espacio para contestar es sólo eso, esto es, un límite. No significa que deben organizar su respuesta utilizando todo el espacio disponible. Su respuesta puede obtener el máximo puntaje sin tener que llenar todo el espacio disponible. Cuando se escribe un argumento, al releerlo, debemos tener en cuenta que todo lo que pueda omitirse sin alterar el sentido de la respuesta, está de más.

6) Sean ordenadas/dos y sistemáticas/cos para redactar sus puntos de vista. Ésta es una habilidad que todas las abogadas y los abogados debemos adquirir, sin importar a qué nos dedicaremos en el futuro, pues el 99 % de nuestro trabajo consiste en redactar escritos.

7) Por motivos ajenos a nosotros, debemos recoger los exámenes a las 21:30. Sin excepciones. Administren bien su tiempo.

8) Sabemos que los tres ejercicios podrían contestarse en muchísimo más tiempo y espacio. Pero también es una habilidad necesaria en los abogados y abogadas responder en el tiempo disponible.



En la próxima entrada subiremos un examen parcial que hayamos utilizado en este curso.

1 comentario:

Nicolás da Cunha dijo...

Como reciente ex-alumno de la cátedra, tengo que decir que, no solamente me resultó buena la metolodogía que se usaba, aunque no debo dejar de lado que intimida un poco también, sino también resaltar la manera en que se corrigen los examenes.
Esto es, el docente al momento de entregar el parcial corregido, acompaña una interpretación y explicación de la respuesta del alumno con su consecuente evalucación (correcta o incorrecta y la nota dada).
Ese tipo de devolución solamente me pasó dos veces en la carrera, contando la de esta última materia.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...