25 mar. 2013

COMENZARÁN LAS RÉPLICAS EN EL JUICIO DE MARIANO FERREYRA



 

Se acerca el final... El martes terminan los alegatos en el juicio por el homicidio del joven Mariano Ferreyra, y por la tentativa de homicidio de tres manifestantes, ocurridos el 20 de octubre de 2010. En último término, el 26 de marzo presentara su alegato la defensa de Lompizano.

El artículo del Código Procesal Penal de la Nación que regula esta etapa procesal es el siguiente:



Artículo 393: Terminada la recepción de las pruebas, el presidente concederá sucesivamente la palabra... a la parte querellante, al ministerio fiscal y a los defensores del imputado..., para que en ese orden aleguen sobre aquéllas y formulen sus acusaciones y defensas. No podrán leerse memoriales...

...

Si intervinieren dos (2) fiscales o dos (2) defensores del mismo imputado, todos podrán hablar dividiéndose sus tareas.

Sólo el ministerio fiscal, la parte querellante y el defensor del imputado podrán replicar, correspondiendo al tercero la última palabra.

La réplica deberá limitarse a la refutación de los argumentos adversos que antes no hubieran sido discutidos.

El presidente podrá fijar prudencialmente un término para las exposiciones de las partes, teniendo en cuenta la naturaleza de los hechos, los puntos debatidos y las pruebas recibidas.

En último término el presidente preguntará al imputado si tiene algo que manifestar, convocará a las partes a audiencia para la lectura de la sentencia y cerrará el debate.





Luego de los alegatos de todas las partes, se nos concede nuevamente la palabra, en la semana posterior a los feriados, para que nos ocupemos de la "refutación de los argumentos adversos que antes no hubieran sido discutidos". Por ese motivo, las réplicas son necesariamente más breves que los alegatos.

El punto que puede —y seguramente lo hará— generar discusiones entre las partes consiste en determinar cuáles son los "argumentos adversos" que no discutimos en nuestro alegato. Como se imaginarán, haber hay muchos, pues es imposible prever todos los argumentos posibles de 17 defensas, máxime que los acusadores hemos alegado en primer término. De todas manera, no refutaremos todos ellos, sino solo aquellos que consideremos que requieren de una réplica.

Esta ronda de réplicas es necesaria en todo debate realmente contradictorio, pues de esa manera el tribunal puede escuchar las distintas versiones de las partes sobre todos los puntos relevantes, ya que acusadores y defensas se enfrentan con versiones necesariamente opuestas.

Una buena muestra de ello es, por ejemplo, el relato que hiciera la defensa del "Gallego" Fernández sobre quién agredió a quién. A continuación la transcripción de una porción mínima de su extenso alegato, y luego el audio de esa misma parte.



Lo que vemos en las imágenes, señores jueces, lo que pasó en la audiencia, no habla de planes ni de conspiraciones, nada denota eso, por lo menos del lado de los ferroviarios. De lo que hablan las imágenes y prueba del juicio es de dos enfrentamientos entre dos grupos, de una riña, de una riña tumultuaria y violenta, que en el momento más álgido del segundo enfrentamiento, con los dos grupos francamente enfrentados, en un franco choque, derivó en los tristes resultados conocidos.
Un grupo de manifestantes armados de palos, de piedras, de gomeras con su munición, bolas de vidrio, de plomo, y otros elementos de metal, programó en detalle y concurrió a cortar las vías del tren en la localidad de Avellaneda. El motivo alegado: apoyar el reclamo de los tercerizados del ferrocarril, aunque estos eran notablemente pocos, y tampoco eran, en rigor, tercerizados.
Los agresores subieron a las vías y fueron repelidos por los ferroviarios y por la policía cuando ya estaban debajo. Debido a esta acción, el servicio de trenes estuvo interrumpido por veinte minutos. La situación agresiva se mantuvo... la situación agresiva que los manifestantes propusieron se mantuvo, y voy a decir porqué, hasta lo que fue el desenlace final, una hora después. De esa monumental y lamentable gresca resultaron un muerto y tres heridos del lado de los manifestantes, y varios heridos de lado de los ferroviarios.
No fueron otros que los manifestantes quienes manejaron la dinámica de los hechos, desde el principio hasta el desenlace. Dominan la causalidad durante todo el evento, y hasta antes de la pelea final, porque en una riña, no hay dominio de la causalidad, ni por un bando, ni por el otro.
Y la dominaron de manera clara para ellos, y dando a propósito señales confusas para los demás. Eso trae varios problemas que ni siquiera fueron mencionados aquí.
Nunca se sabe lo que van a hacer. ¿Que habían decidido irse? No lo creemos. Pero no por capricho o porque seamos malos, sino por su propia conducta anterior. Dijeron que deciden irse entre las 10 y las 12, y simularon que se iban para otro lado, pero dieron un rodeo y volvieron. Dijeron que solo querían manifestar, que cantaban, que no fueron armados, que solo protestaban, que no querían confrontar. Pero fueron muy armados y preparados; vieron a la policía; vieron a los manifestantes arriba de las vías. Y atacaron las vías. Fueron directamente a la lucha, a la confrontación.
Dijeron que se retiraban luego del primer ataque, pero se los ve un largo rato en la plazoleta cercana al puente, más agresivos que nunca.
Le dijeron a la policía que decidieron retirarse otra vez, que se van, pero de nuevo, eso no resulta sincero. Se quedaron más de una hora en ese lugar, hasta el desenlace final.
Dijeron otra vez —y ya sinceramente no resulta posible creerles, y la fiscalía por lo que dije, tampoco les creyó— que se estaban retirando cuando los ferrroviarios avanzaron, pero lo cierto es que se ha probado que a lo menos, un buen grupo de ellos se reunieron, levantaron sus banderas mirando hacia las vías, se encolumnaron, y formaron un cordón como hacen siempre que avanzan. Y que avanzaron, mientras juntaban piedras y se armaban de sus palos, y sus gomeras, o las alistaban.
Se acredito también, en este juicio, que fueron a la pelea, a ese segundo enfrentamiento. Esto no es solo relato, esto no es ficción. Esto es lo que se acreditó en este debate.


 


video



No hay comentarios.: