9 feb. 2013

CASO FERREYRA: DECLARARON FAVALE Y LOMPIZANO

ÚLTIMA AUDIENCIA DE PRUEBA. EL 15 COMIENZAN LOS ALEGATOS.

LOS QUERELLANTES POR LA MADRE DE MARIANO VAMOS EN PRIMER TÉRMINO

MAXI MEDINA (CELS), MARCOS KOTLIK (CELS) Y ALBERTO BOVINO







Ayer viernes 8 de febrero se realizó la audiencia nº 57 en el juicio por el homicidio agravado del joven Mariano Ferreyra. Esta vez le tocó el turno a Cristian Favale, el imputado quizá más comprometido hasta el momento en su rol de tirador.

En el juicio se reprodujo en una de las escuchas lo siguiente:

El juicio que lleva adelante el Tribunal Oral en lo Criminal Nº21 de Comodoro Py está en su etapa final. Durante las últimas audiencias de esta semana se reprodujeron escuchas telefónicas, entre las cuáles se pudo oír una conversación en la que Favale advertía desde la cárcel a su mujer: 


"¡Nadie quiere decir nada! Me quieren engarronar a mí, pero mejor que se hagan cargo porque, si no, esto va a ser una explosión. La jueza va a saber que no miento. Si yo quedo en cana todo se va a pagar... Ellos no me pueden dejar en cana. Pedraza sacó un montón de papeles de su oficina, se quiere desligar de lo que pasó. ¡Si fueron ellos! Me quieren pagar... ¿Para que me haga cargo de qué? Mirá si voy a cobrar ocho mil pesos por mes para comerme 25 años acá adentro. Estos giles me quieren engarronar, pero yo al número de Pablo (Díaz) lo tengo bien guardado. Que se curta ese puto, que fue él... Yo voy a hablar..." (ver nota). 


Sin embargo, Favale no parece haber quebrado el pacto de silencio con su manifestación:

“Después de haber estuchado este juicio, quiero hacer una breve manifestación de algunas cuestiones que recién me enteré acá. Yo ya declaré en tres oportunidades y me remito a su contenido, por eso voy a hacer solamente una breve manifestación”.

“Antes que nada, quiero dejarles algo claro; volver a decirles que no cometí el hecho que se me atribuye, que es cierto que estuve en el lugar de los hechos, que inclusive llevé un grupo de pibes que se ve junto a mí en los videos; que insultamos, tiramos piedras, alentamos, saltamos, pero jamás llevé armas”. (Durante la instrucción, sin embargo, había dicho que llegó a Barracas solo, desde Constitución, por motu propio).

“Como se sabe, estuve en actos ferroviarios. Era la manera de demostrar el interés en el trabajo que quería conseguir. Por eso, llevé gente, bombos, redoblantes, me puse la gorra y la pechera en los distintos actos. Era la forma de apoyar a los ferroviarios. Pero nunca hubo armas o disparos. Sí insultos, empujones, pero jamás hubo disparos, y me pregunto por qué en este sí. Y no lo entiendo. Ni lo voy a entender aún después de este juicio. No lo voy a entender”.

“Muchas veces escuché decir que los ferroviarios no mataban a nadie. Quizás era una manera de echarme la culpa a mí, el único imputado no ferroviario. Tienen su derecho. Como me explicó una vez la doctora (se refiere a su abogada), están en su derecho  de defenderse… pero quiero dejar algo en claro: yo no llevé arma ni hice disparos. Mi presencia ahí fue sumar presencia, hacer bulto, pero no matar”.

“El testigo encubierto, el testigo protegido… el `testigo protegido` -repitió, con sobreactuada indignación- me acusó de algo que no cometí. Era un ferroviario, señores… sí, un ferroviario. Alejandro Benítez, un testigo protegido… Él fue la primera persona que me acusó el 21 de octubre de 2010; me acusó falsamente, instaló mi imagen en todos los medios de comunicación, desvió y corrió la mirada hacia otra persona y evitó ser investigado él mismo” (del blog Justicia Por Mariano).

 


Previamente, había declarado Lompizano, quien actuó ese día como Director General de Operaciones en el operativo que se organizó para cubrir el posible corte de vías.

Tras repasar gran parte de su historia en la Policía Federal, Lompizano explicó que ante una situación de delito "el responsable es el comisario jefe de servicio", mas no la Dirección General de Operaciones (DGO).

Causa Mariano Ferreyra: indagatoria a ex comisario Lompizano

Lompizano era titular de la Jefatura de Seguridad Metropolitana de la Policía Federal y estuvo involucrado en otros episodios sospechados de delito, por los cuales fue quitado del servicio activo por el Ministerio de Seguridad.

Según el policía, la DGO "coordina los servicios" pero el poder de decisión final la tiene "el comisario que está a cargo del servicio".

Esa postura apuntó a mejorar su situación procesal y, al mismo tiempo, poner a salvo a sus subordinados también imputados en el juicio.

Además, el ex comisario explicó las razones "operativas" por las cuales en un momento determinado de la secuencia que terminó con la vida de Mariano Ferreyra, fue utilizado el sistema de comunicaciones POC, que -a diferencia de la radio policial- no deja registros sobre las comunicaciones (ver nota). 


Según se informó en Página/12:

Antes declaró el comisario Hugo Lompizano, procesado porque estaba en la Dirección General de Operaciones de la Policía Federal Argentina durante los hechos y desde allí partieron las órdenes a los uniformados para que intervinieron en el episodio. "Jamás pensé que iba a terminar procesado en una causa tan dolorosa como ésta", manifestó Lompizano al rechazar las imputaciones en su contra. "¿Para qué se iba a correr a los manifestantes si se estaba produciendo la desconcentración?", preguntó ante el tribunal.

"Me estaban informando claramente que se estaban desconcentrando", remarcó, en contra de lo que sostienen los querellantes, que aseguran que la policía permitió la agresión a quienes reclamaban por la incorporación de trabajadores tercerizados al plantel permanente de los ferroviarios.

Y aquí la opinión de otra de las querellas, la abogada María del Carmen Verdú:





Enric: gracias por avisar; ahí está el video que habíamos intentado reproducir en esta entrada.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Alberto, pusiste un programa entero de 678, miré un poquito y me rompí los huevos a los pocos minutos. Ahí hizo las declaraciones la Dra.Verdú? o te equivocaste de link?
Saludos.
Enric