7 oct. 2011

UNA CLASE CON EL NEGRO (BRUZZONE)

-->




Tengo un amigo del alma al que todos lo llamamos el “Negro”. Es el mejor profesor de derecho penal de nuestra facultad. Hace unos años, teniendo en cuenta el hecho de que hay un tema en el cual tenemos posiciones completamente antagónicas, lo invité al curso de Garantías para que juntos diéramos la clase de “procedimiento abreviado”.


No sé qué pasó ese día pero no pude ir, y me quedé tranquilo sabiendo que los estudiantes tendrían una clase excelente. Y así fue, aunque me enteré de cada cosa que dijo de mi panza… que nunca más falté cuando él iba.


La segunda vez, en la que sí asistí, la clase fue espectacular, y no lo digo por quienes asistieron a ella. Lo digo por cómo nos divertimos con el Negro. Afortunadamente, Cristian Penna la grabó íntegra en video y unos días después me pude enterar de lo que habíamos dicho y discutido.


Ahí sí la evalué como espectador, y estoy convencido de que que fue una clase muy buena. No tanto por los contenidos sino más bien como muestra de un debate encarnizado sobre nuestras ideas que en ningún momento se transformó en una disputa personal. Y eso, en el ámbito del derecho penal vernáculo, es mucho.


Y ese día, entre otras cosas, me percaté de la distinta utilidad que tienen el registro de las ideas en un video y en el pizarrón. Dado que Esteban Chervin, el moderador del debate sobre el debate, era quien nos concedía la palabra, ambos permanecíamos en silencio mientras que cada uno decía que el otro hablaba pavadas.



Y aquí es donde entra en juego el pizarrón. Para no olvidarnos de rebatir algo dicho por quien hablaba, ambos utilizamos el pizarrón para escribir pequeñas —notas indescifrables para los demás— a fin de recordar lo que luego diríamos que era “una pavada que el otro dijo”.


Sin embargo, al menos una vez, le hice trampa al Negro, y aquí la pueden ver…




Ellos cobran igual
video 


Buenas noches y buena suerte,


AB



No hay comentarios.: