LO MEJOR QUE LEÍMOS SOBRE ZAFFARONI

Alfonsín, cortala
Escribe Alejandro Alagia para
Página/12







Uno imagina que el padre se revuelve en la tumba cuando al hijo lo aplauden los mismos que a él lo repudiaron en la Sociedad Rural. Pero todos sentimos vergüenza cuando irresponsablemente pide la renuncia a Eugenio Zaffaroni y no se la pide a Mauricio Macri, que está procesado en la Cámara del Crimen por espiar maestros e imputado por crear grupos de tareas para agredir población vulnerable.


Cualquier camino parece válido para sumar votos. Aunque sea al precio de destruir todo lo hecho en beneficio de la calidad de vida. No son muchos los que en el país o en algún otro lugar dedican gran parte de su vida a enseñar que poco puede esperarse del castigo para la solución de problemas.


Los predicadores morales mediáticos o académicos no perdonan al jurista que los denuncia por hacer política y negocios con muertos. Que prueba en sus libros que el gran masacrador de vida humana es el Estado y que lo que se dice y hace con la pena pública es ilusión para el goce de creyentes.


Donde hay herejía aparece la inquisición. Es una constante. Ya ocurrió con el código contravencional de Zaffaroni para la ciudad de Buenos Aires, que algunos políticos sin escrúpulos convirtieron en código penal para prostitutas, artesanos, vendedores ambulantes y otros entes peligrosos.


El ataque se repite y amenaza hacer retroceder conquistas jurídicas a las que Zaffaroni puso la firma y que son de todos: la defensa del trabajador contra la empresa que discrimina, la autonomía personal frente al castigo por conductas que no afectan a terceros, la prohibición de penas crueles e indeterminadas. Y quizá la más importante, la sentencia que declara que no puede haber impunidad para crímenes de lesa humanidad y genocidio.


El pequeño Alfonsín todavía no ha hecho nada. Es por el momento una promesa para la peor forma de hacer política.


Comentarios

fahirsch dijo…
Puedo aceptar que el Dr. Zaffaroni se despreocupara del tema del alquiler de sus departamentos.
Pero me gustaría saber si los alquileres de esos departamentos son similares a otros de la misma zona y categoría o son significativamente diferentes. En un caso le diría que se preocupe por quienes son sus inquilinos, y en el otro que desocupe su sitial
ivana m. gonzález dijo…
Si, la verdad que impresionante, con la simpleza certera a la que nos tiene muy acostumbrados!.
Me gustó mucho también lo que escribió Víctor Corvalán. Un abrazo, Ivana González
P.D.: feliz día para nuestros colegas peruanos!
VHB dijo…
El precio de los alquileres era de $1500 es decir lo normal. Ademas, que necesidad puede impulsar a una personalidad como Zaffaroni a lucrar con la prostitución ajena? Es descabellado.
Nacio dijo…
Bueno, pero bien podrían ser destituidos tanto Macri como Zaffaroni. Una cosa no quita otra.

Tampoco me parece válido hacer un repaso del prestigio y el curriculum del juez. Nada agrega o quita que es lo que hicieron otros con sus trabajos. Nada tiene que ver con el asunto en cuestión.

Yo elijo, como estudiante de derecho, esperar al tiempo. Creo que la realidad no se debate entre claros y oscuros, sino entre culpables, responsables, descuidados, negligentes y hasta afectados mentales. El encuadre que le quepa a cada una, se verá.

Sobre esta noticia, sigo dos lineas interrogantes. La inmobiliria, que bastante mal parece haber hecho las cosas, temerariamente o con alguna intención planeada; y el juez, que seguro tiempo no tiene para vigilar tal cantidad de propiedades suyas,
en su argumento del contrato de administración. Es claro. No me resulta clara la información que dice que el juez tuvo o debió tener conocimiento de algún disturbio en uno de sus departamentos. Esto por denuncias previas a este escándalo.

Disculpen, pero me parece demasiado interesante todo este asunto. Las putas, la actriz, la inmobiliaria, el decreto anti aviso de putas, el juez de la corte, los medios opositores y todo el barro que lo rodea todo. Cuando hay ricos y poderosos.
DIDÍ dijo…
Muy bueno, excelente lo de Alagia. Sólo le agregaría que Zaffaroni molesta, le molesta a los poderosos, le molesta a los genocidas, le molesta a los apropiadores de bebés en la Dictadura, le molesta a los uniformados de gatillo fácil, le molesta a los dueños del monopolio mediático que no quieren cumplir con la Ley de Medios. Entonces, hay que ensuciarlo, hay que transformarlo en “el enemigo”.
fahirsch dijo…
Didi: Zaffaroni le molestará a muchos, pero los departamentos son de él, no de muchos
Anónimo dijo…
fahirsch, y vos cómo sabés si, por ejemplo, no hubo un administrador infiel de por medio? escuchaste al periodista que inició la investigación y lanzó la noticia que después levantaron todos los medios? porque dijo que para él a Zaffaroni lo estaban cagando (los medios levantaron lo de los departamentos, pero nada dijeron de esto).
Si un tipo molesta, lo intentan comprar. Y si no pueden, lo intentan destruir.
Lamentablemente ingenuos como vos, que se las comen todas y no tienen capacidad de cuestionar lo que le dice un eje monopolólico de información (Magnetto, Mitre, Fontevecchia) permiten que estas campañas tengan éxito.
Pensá un poco. Después hablá.

Fernando
Anónimo dijo…
tx

Nadie duda que Zaffaroni es un brillante intelectual que causa o pudo causar molestias en el ámbito conservador del derecho penal.
Sin embargo a partir de estos hechos observamos que muchas personalidades lo defienden hasta el hartazgo, y uno pone en dudas, si al menos estos han leído una sola de sus obras.
Más allá de ello, Zaffaroni tiene la capacidad, como para poder demostrar ante los artífices de la "campaña medíatica" su ajenidad a los hechos. Lamentablemente no lo ha hecho, solo dejo que fuera entrevistado por periodistas que actuaban como chupamedias baratos ante un procer, al que solo le faltaba desayunar con limpiabronce.
Si estos hechos le ocurrían a alguno de la derecha o algún defensor de quienes son tildados como genocidas, el elenco oficial se hacía una panzada.
Anónimo dijo…
tx, dejate de decir zonceras y dedicá un poco más de esfuerzo a ser crítico con los bolazos que te meten los medios (sos la típica persona del "mentime que me gusta", o tal vez "me la creo porque es más cómodo")
Anónimo dijo…
El mensaje anterior lo dirigí a tx porque así empieza (a esa persona va dirigido)

Fernando
J.P. dijo…
¿Eje monopólico de información?¿Tres medios diferentes formando un monopolio?
En fin, basta de la fantochada de la conspiración, los fantasmas, el setentismos, los apropiadores de bebés para justificar todo.
Nadie dijo que haya cometido un delito, ni le pidió la renuncia (salvo Alfonsín y creo Carrió, la mayoría de periodistas y políticos fueron excesivamente cuidadosos y respetuosos con la investidura de V.S.)
Hasta Zaffa se persiguió con que la KGB está detrás de esto (o la policia o los reyes del paco); el tema es que los departamentos estaban bajo su titularidad, allí se practicaba la prostitución y las locaciones tenían un nivel de precariedad importante (en referencia a los montos y al apoderado e inmobiliaria).
Esto es noticia en cualquier parte, nadie inventó nada. Amarillistas los hay siempre, al igual que los oportunistas.
El hecho de salir tan desesperados a hacer denuncias de campañas y persecuciones logró "inflar" un hecho que debió haber sido afrontado con más simpleza y practicidad, es decir, salir a aclarar lo irregular de la situación.