CARTA DE UN IMPUTADO

Ésta es una reproducción parcial de un post del blog de Seba, "Derecho penal - El delito" (no sé poner el enlace aquí, está en mi lista de enlaces)


Señor Juez: vengo a confesar, pero por favor no siga.


Llévenme preso, pero -en serio- ya no siga con esto.


Ya escucharon mis conversaciones privadas;


Ya ingresaron a mi vivienda, desordenaron la casa y me llevaron esposado delante de mis propios hijos;


Ya todos los medios de información hablan de mi persona como si fuera un delincuente;


Y ahora quieren que ingrese a la "habitación de la verdad"?


Por favor Señoria, permítame una salida digna. Confesaré lo que no hice, daré detalles que -intentaré- coincidan con cada elemento de la causa, pero no deje que me metan ahí.


Permítame ser el que elija. Deje que yo decida. Es que no voy a renunciar a mi dignidad para que esas personas invadan mi cuerpo intentando destruir mi inocencia.


Comentarios

Anónimo dijo…
Que vos extraigas algo mi prototipo de blog es un orgullo para mí;

Seguí “robándome” ,así nos emparejamos un poco...ya te he robado ( lo mío es a mano armada) bastante!!- y pienso seguir haciéndolo -


Abrazo,
Seba