te lo advertimos...

..

..

4 oct. 2014

SAGASTUME Y LOS TIEMPOS DEL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA








La creatividad de Sagastume parece no tener límites. Aquí tenemos la cronología del trámite de la denuncia contra Magraner y García Arpon por las firmas falsificadas.



Haga click sobre la imagen
para ver en tamaño legible



Sin embargo, lo que demuestra claramente la falta de criterios racionales que regulen los plazos del trámite procesal de un pedido de destitución de un juez se relata a continuación.






El 4 de septiembre de 2014 presentó un informe no previsto en la ley, sacando las conclusiones que los consejeros debían sacar por sí mismos leyendo el expediente de la investigación. Se suponía que debían estudiar el informe de Sagastume hasta el 30 de septiembre. Pero no sería así. Dos circunstancias hicieron que Sagastume el imparcial los convocara rápidamente: a) el nivel de tolerancia a la crítica del Presidente del Superior Tribunal fueguino es (- 10); y b) pronto comenzaría el foro de consejos de la magistratura de todo el país en la ciudad de Ushuaia, y no “quedaba bien” la exposición que tuvo el Consejo anfitrión.

Para poner de manifiesto la particular relación entre Sagastume y los plazos de los trámites procesales, éste decidió adelantar la sesión del 30 de septiembre para el 11 de septiembre, a fin de que se resolviera el caso que tanto le molestaba de una buena vez.

Así, los consejeros debieron analizar mi impugnación al informe del Presidente del Consejo (presentada el 9 de septiembre) sin haber tenido tiempo de analizar nada.

Y ahora viene lo interesante. El 25 de septiembre se presentó mi recurso extraordinario federal impugnando la decisión del Consejo de la Magistratura de rechazar mi denuncia, para que resuelva la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Pues bien, el 1º de octubre el Consejo decidió estudiar mi presentación para resolver el 29 de octubre.

Curiosa asignación de plazo para estudiar una impugnación, cuando en menos de 24 horas de “análisis” resolvieron rechazar una impugnación y, luego, adherir al informe de Sagastume clausurando toda posibilidad de seguir adelante con la denuncia.

Si se han tomado todo ese tiempo para rechazar el recurso (2.000 a 1 que así lo hacen) por el hecho de que: a) no soy parte en el procedimiento, solo denunciante; y/o b) según el derecho fueguino, la resolución del Consejo es irrecurrible, es innecesario. Ello pues no necesitan leer el escrito para rechazarlo. Es puro animus demorandi, otra muestra de arbitrariedad.








No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...