te lo advertimos...

..

..

4/5/2012

CONCURSO PARA FISCAL DE CÁMARA EN LA CABA - EPISODIO 2

ME CREÍA SHERLOCK HOLMES
Y ME SENTÍ UN PELOTUDO







Como adelantamos en la entrada anterior, me contaron de la existencia de un rumor que pronosticaba que Lapadú era número puesto en este concurso para fiscales de cámara de la CABA. Cuando obtuve la información, me sentí todo un detective... 

... un detective bastante boludo, vale aclarar, porque el rumor solo repetía algo que había sido publicado en la prensa el 28 de abril de 2010:



Como sea Lapadu sería beneficiado con un ascenso en el esquema de la justicia local. Tras la modificación de la ley Orgánica del Poder Judicial porteño, a fines del año pasado, se crearon tres nuevos cargos de fiscales de Cámara en lo Penal, Contravencional y de Faltas, puestos que serán definidos de forma provisoria en el transcurso del 2010 hasta tanto se concreten los concursos. 

Según explicaron a LPO, estas designaciones son netamente políticas y fueron acordadas de la siguiente manera: ... y el tercer cargo que ahora quedaría para Angelici, quien propondría como fiscal de Cámara a Lapadu.





La arbitrariedad entablillada


Si nuestras sospechas son ciertas, la Comisión de Selección (De Stefano, Corti y Concepción) debía buscar la manera de que Lapadú pudiera superar a Claudia Barcia al menos en doce puntos. Ello pues Barcia había quedado en segundo puesto luego de los exámenes técnicos calificados por el jurado con 73 puntos, mientras que Lapadú había quedado en 5º puesto con 62 puntos.

Para ello, nada mejor que aprovechar el desmedido margen de discreción —no de arbitrariedad— que el Reglamento le concedía a la Comisión: un puntaje máximo de hasta 40 puntos en la evaluación de la entrevista (art. 42 del Reglamento). Ello significa, aunque parezca una perogrullada, que los concursantes podían obtener un puntaje de 1, 2, 3, 4, 5, 6 puntos, y así hasta un máximo de 40 puntos.

En ningún lado del Reglamento surge que los entrevistados podían ser calificados con un máximo de 40 puntos, pero solo con seis notas posibles; o con un máximo de 40 puntos, pero solo con puntajes que vayan de 5 en 5.

Con este sistema, necesariamente, se desnaturaliza todo el sistema de evaluación. En este contexto, no se comprende por qué secreta razón, desoyendo el Reglamento de Concursos, quienes evaluaron a los entrevistados optaron por un sistema numérico diferente.





Pensemos en el siguiente ejemplo: entrevistamos a dos candidatos, y uno merecería 27 y otro 23 —es decir que habría 4 puntos de diferencia entre ellos—, ambos merecerían 25 puntos, de acuerdo con la exótica escala inventada. Es decir que se pondría en las mismas condiciones a quien sacó los 23 puntos con quien le debería llevar un 10 % de ventaja respecto del total del puntaje por la entrevista.


Las consecuencias de la aplicación de estas “tablitas”, por otra parte, pueden ser apreciadas en los resultados de su aplicación en este concurso 40/10. Los tres concursantes que han quedado en segundo lugar (Sergio Martín Lapadú, Luis Duacastella y Eduardo Riggi) obtuvieron un puntaje total de 158 puntos. Mientras que las dos concursantes que se han ubicado en tercer lugar (Claudia Barcia y María Fernanda Botana) obtuvieron 157 puntos.


Si Claudia Barcia hubiera merecido, por ej., 32 puntos por su entrevista, habría quedado sola en segundo puesto. Sin embargo, el sistema de las “tablitas calificadoras” se lo ha impedido.


La fiscal Claudia Barcia recibió 30 puntos por su entrevista. ¿Por qué motivo? No lo sabemos. Ella tampoco lo sabe. Aparentemente, y según lo que dicen las “tablitas” calificadoras, ella respondió “correctamente las preguntas… respecto al cargo a cubrir. La exposición fue completa y clara…” y se desenvolvió con “fluidez y soltura”.


Lamentablemente, esta metodología tabuladora no cumple con la exigencia de motivación. Ello pues la “tablita” solo informa, en el mejor de los casos, que los examinadores consideran que deben ser valorados en 30 puntos aquellas personas que actúen en coincidencia con el tercer supuesto de la tabla.


Jamás se explicó, sin embargo, por qué razones la intervención de la Sra. Claudia Barcia en la entrevista coincidía con la del comportamiento de las personas que según los examinadores, merecían 30 puntos.


De la lectura de estas tres citas surge de manera evidente que jamás sabremos por qué razones, sobre la base de qué hechos, y con qué argumentos se decidió atribuir a la fiscal Claudia Barcia esos 30 puntos. En efecto, solo podríamos saberlo si se hubieran, al menos, aplicado los criterios considerados válidos para evaluar al concursante a cada caso concreto, examinando cada entrevista y argumentando por qué se cumplió o dejó de cumplirse con estos criterios y, en consecuencia, explicando por qué el concursante merece determinado puntaje.




El plan de trabajo de Lapadú


En el caso del fiscal Lapadú, resulta totalmente incomprensible que su entrevista haya sido calificada con el máximo puntaje. En efecto, en esta entrevista el funcionario se limitó a enunciar una serie de causas mediáticas y de personajes públicos en las cuales había intervenido. A continuación, interrogado por su eventual plan de trabajo, su respuesta fue tan sencilla como enigmática:


fortalecer las red de contención entre los fiscales de primera instancia y el fiscal de cámara; y


recuperar la mística de los fiscales de primera instancia


Con estas respuestas, no se puede asignar el máximo puntaje a ningún concursante. Entre otras razones, pues el entrevistado debe poder exponer, mínimamente, un plan de trabajo. Después de ver el video de esa entrevista en varias oportunidades, no hemos logrado advertir en qué consiste ese plan de trabajo en el caso del fiscal Sergio Lapadú.


Si no nos quiere creer, escúchelo Ud. mismo, en su entrevista, especialmente a partir de los 5:50 minutos.


9 comentarios:

Leo dijo...

Alberto, Me paceré fantástico que publiquen esta información tan detallada que revela la rosca judicial inaceptable en los concursos de la ciudad. La entrevista a lapadu es una vergüenza!!!

Anónimo dijo...

Lapadu es un pésimo fiscal xq plasma su ideología racista y fascista en su labor. Suele ocultarle prueba a la defensa, tergiversar hechos o prueba en su perjuicio, etc; ello siempre y cuando sean pobres o no se trate de policías.

Sino preguntenle al defensor cappuccio que lo ha padecido por el turno. Ademas, x estos "excesos" la sala 3 y el juzgado 11 lo denunciaron con garavano y este, como aplica la politica criminal del PRO (sacar como sea a los morochos del espacio publico), lo premia!

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

Gente no se peleen tanto por este tema... yo lo que no puedo creer es que exista un fuero exclusivamente para tratar ruidos molestos, si dos barrabravas se pelean en un partido o si el matafuego que esta en el segundo piso del edificio no tiene carga...
Por favor, dejemos de gastar plata pública en esto!!!

Mariana Trebisacce dijo...

Increíble que desde el anonimato se hable de vergüenza y se intente con datos absolutamente falsos ensuciar a una persona como CLAUDIA BARCIA, simplemente por denunciar una gran injusticia llevada a cabo a través de maniobras macabras y corruptas. Increíble pero sobre todo extremadamente sospechoso. ¿Quien será el autor anónimo de un comentario tan bajo? ¿Algún candidato que se siente molesto por verdades inquietantes y resultados que llenan de vergüenza? ¿O tal vez algún consejero enojado por la puesta en evidencia de ilegalidades varias construídas o consentidas? Y todo por una mujer ... ¿Será por eso lo de "VOLVE A LAVAR LOS PLATOS"? Finalmente no tan anónimo. Y muy sugestiva la amenaza final. Una inmensa cobardía, nada más.

ABovino dijo...

Aclaración:

hemos decidido eliminar el comentario del Anónimo de 5 de mayo a las 18:12 por las siguientes razones:

a) no nos gustan que nos amenacen; podés mandar tu comentario a todos los diarios que te dé la gana; y

b) porque en las frases finales contiene observaciones extremadamente sexistas que no son más que simples chismeríos baratos.

En todo caso, creo que deberías haber escrito con tu nombre y no mostrar tu cobardía al esconderte detrás del anonimato.

Hasta la vista baby...

Dra.Teresa Sarubbi dijo...

Felicitaciones Dr.Bovino!! por propugnar una justicia sin corrupción y no avalar las cobardias de quienes escriben sin identificarse ensuciando la imágen de colegas que le son "molestas".La Dra. Claudia Barcia sabrá ponerle el pecho a las posibles "represalias" como lo ha hecho hasta ahora en su trayectoria que por cierto no se oculta detrás de ninguna bandera pólitica. Ojalá quienes son los encargados de representaron tuvieran un concepto tan alto de lo que es un juramento cuando se asume una función pública,
Dra.Teresa Sarubbi

Anónimo dijo...

Es la de siempre. Yo trabajé ahí y he visto como gente que estaba en vigésimo lugar por los antecedentes académicos y la evaluación, luego de la "entrevista personal" quedó ternada. Una verguenza la rosca que hay.

agustín b. dijo...

Claudia Barcia trabaja mucho, demasiado diría yo, además se prepara para hacer bien ese trabajo que se toma tan en serio, ya le va a llegar la hora de acceder a un cargo que esté a la altura de su esfuerzo y conocimiento y sin deber favores. La verdad es que ser fiscal de cámara gracias a la transa política con gente de semejante calaña no vale la pena. Agustín B.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...