20 mar. 2012

DE VIDO & CIA. = QUERELLANTES QUERELLADOS

LA MADRE DE DOS VÍCTIMAS QUERELLA
A PLANA MAYOR DEL MINISTERIO Y DE TBA







Una mujer paraguaya, madre de dos víctimas del accidente en la estación ferroviaria de Once, se presentó ayer como querellante en la causa penal, pidió que se investigue el caso como homicidio simple e imputó a la plana mayor de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) y del Ministerio de Planificación Federal.


Se trata de Francisca Centurión, madre de dos hermanos de 23 y 32 años que habían abordado el tren en la estación Merlo y que viajaban a la Capital Federal hacia su trabajo en una obra en construcción. Uno de ellos, Randulfo González, falleció en el accidente, mientras que el otro Santiago González, sufrió un aplastamiento de tórax y lesiones pulmonares.


Centurión, quien vive en Paraguay, se presentó en la causa con la abogada María del Carmen Verdú, conocida por su actuación en la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI). Verdú dijo a Clarín que acusó a los funcionarios y directivos porque omitieron cumplir con “obligaciones preexistentes” en la prestación del servicio y en el control de esa actividad.


Los funcionarios imputados son el ministro de Planificación, Julio De Vido; el ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi; el subsecretario de Transporte Ferroviario Antonio Luna; y el interventor de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, Eduardo Sicaro. Todos ellos -salvo De Vido- más los directivos de TBA y su controlante, Cometrans, tienen prohibida la salida del país por orden del juez federal Claudio Bonadio.



La abogada excluyó de su acusación al maquinista de la formación que el 22 de febrero embistió el parachoques del andén 2 de la terminal de Once, Marcos Córdoba, con un saldo de 51 muertos. Los hermanos González viajaban en el segundo vagón, que se encimó sobre el primero y donde falleció la mayoría de las víctimas.

Ver nota completa de Lucio Fernández Moores aquí.

No hay comentarios.: