te lo advertimos...

..

..

5 jun. 2011

A PROPÓSITO DE LAS ELECCIONES DE HOY EN EL PERÚ

Desilusión

Por Tatu Jiménez*







Tengo la decisión absolutamente firme de no utilizar ni este medio, ni ningún otro (especialmente no mi boca ni mi casa) para hablar de política en estos tiempos difíciles, tensos, extremos, donde los ataques y las descalificaciones están a flor de piel. Pero sí tengo una preocupación, que por momentos se convierte en indignación y en otros en desilusión, que no puedo callarme. Y que me duele especialmente porque mis hijas, a quienes nos hemos esforzado mucho en formarlas en un sentido contrario, lo están escuchando y leyendo. De hecho acabo de leerlo de alguien de quien nunca me hubiera esperado un comentario discriminador.


Me refiero al hecho de hablar de Keiko Fujimori como "la gorda", "la chancha", "la china", o mejor aun combinando estos adjetivos, y acompañándolos de un "de mierda" (o "de porquería" los más escrupulosos)... o de Ollanta Humala como "cholo", "milico", "indio" con parecidos acompañamientos.


Me he pasado la vida inculcándoles a mis hijas no "cholear", enseñándoles que eso es mucho más grave en nuestra casa que decir una lisura. Me he ganado pleitos con tías muy queridas para mí, amigas varias, personas queridísimas también como mi propia suegra, por ese tipo de cosas... Y ahora mis hijas, las dos, están desconcertadas con algunos tíos(as), primos(as) mayores que ellas a quienes siempre han admirado, amigos(as) de nosotros sus papás (que es lo que más me avergüenza frente a ellas), que no tienen ningún problema en expresarse así. Me sorprende mucho más de gente que yo consideraba puntales de la anti-discriminación y del respeto a las demás personas.


Yo tengo, por supuesto, como todos, mis propios sentimientos y opiniones respecto al momento político que vivimos y la perspectiva electoral, pero no creo que haya una sola persona que pueda haberme escuchado expresarme ahora (ni NUNCA) de otra persona, para descalificarla, como "chola", "china", "india", "gorda", "chancha", o cosas así.


Me repugna, no encuentro otra palabra (me parece tan bajo como palabras de uso bastante común también, lamentablemente, del tipo "ñocos", "cabros", "chivos", por poner sólo un ejemplo de otro rubro). Y me desilusiona profundamente de personas que quiero y valoro a quienes se lo he escuchado en estos últimos tiempos.


Y lo quería decir por aquí [se refiere a Facebook], porque por aquí lo he leído también. Ojalá aunque sea a una persona la haga reflexionar; me daría totalmente por satisfecha. Y ojalá lean esto mis hijas, para que sepan que en este sentido no hay ninguna transacción posible. Yo podría detestar a Humala o a Keiko, pero jamás me escucharán decir "este cholo" o "esta china", mucho menos "la gorda" o "la chancha" como un insulto (ser gorda no desmerece a nadie, ni es un insulto, quiero que mis hijas lo lean bien y lo tengan muy claro).


Una de mis hijas me comentaba el otro día que no podía sentir lo mismo por un familiar al que quiere mucho, después de haberlo escuchado expresarse de esta forma; que "algo se había roto". Me pareció super triste, traté de ponderar su sentimiento, explicándole un poco sobre las contradicciones internas de las que nadie está libre... pero en el fondo sentí mucho orgullo de ella, y sentí que todo lo que nos hemos esforzado tanto en inculcarles, no había caído en saco roto.



* Tatu es mi hermana postiza peruana, una muy linda y sabia mujer. ¡Gracias hermanita!

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...