te lo advertimos...

..

..

17/12/2010

INFORME SOBRE EL PODER JUDICIAL

Informe sobre sordos


Por AB




En el Prólogo de este “Informe” sin pretensiones de tal, señalamos la mucha mayor exposición pública de los temas judiciales que hoy en día exponen a los órganos de los tribunales muchísimo más que antes. En este párrafo vamos a robarle descaradamente al amigo Gustavo Arballo algo escrito en su blog (Posdata sobre la gestión judicial y los problemas de la justicia). Arballo nos dice que si preguntamos a cualquier operador del poder judicial cuáles son los mayores problemas de ese poder público escucharemos cosas como las que aquí citamos:



Dirán cosas como éstas:


- Exceso de trabajo (cúmulo de tareas)


- Falta de recursos (personal, infraestructura)


y todo un espectro de variaciones sobre la autovictimización, que es una forma de la autocomplacencia.



En un informe especial preparado por el CIJ (Centro de Información Judicial), ilustrado con la foto que encabeza este post, se lee a modo de síntesis:





Escuchemos ahora la opinión de la Presidente de la Cámara Federal de Apelaciones de la Seguridad Social, Lilia Maffei de Borghi.



video

La situación es de colapso y sigue... Empecemos por posicionarnos en los órganos con que contamos. Luego continúa explicando que el colapso se debe a la extrema litigiosidad. Esto, por supuesto, nos involucra a los abogados, aunque no se mencione. Y la Presidente explica que esta extrema litigiosidad se debe, entre varias razones, a la jurisprudencia de la Corte, a leyes que han ampliado su competencia, esto es, a diversos actores, pero ni una vez se menciona a los miembros del fuero, mucho menos a los jueces. Tampoco se cuestiona la irracionalidad de los procedimientos escritos ni la existencia misma del "expediente" como método de tramitación y resolución de casos.

Es por ello que cuando se citan las "medidas" tomadas para solucionar el colapso del fuero de Seguridad Social, se cita:



Estamos aquí ante el uso fetichista de la web: todo lo que pasa por la web es más moderno.


Pasemos ahora al fuero comercial. En este video se reproduce lo que se dice en el informe del CIJ sobre el colapso:


video



Escuchemos ahora a la Presidente de la Cámara Federal de Apelaciones en lo Comercial, María Elsa Uzal


video

Nuevamente, todo pasa por la cantidad de expedientes, por la falta de recursos humanos y edilicios, y los operadores judiciales, argentinos ellos.

Y aquí se me ocurre preguntarme, ¿cómo es posible que todo un poder del Estado se halle sumido en una situación de colapso y de profunda crisis, sin que los responsables y operadores de ese poder tengan responsabilidad alguna?

No sé, me parece, que de algún modo, mínimamente, ellos mismos deben ser una de las razones del colapso. Pero no es así como lo ve el poder judicial.

Continuará...

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Por suerte ya llega la feria, caso contrario me compro un lanzallamas y un mache y HAGO JUSTICIA CON EL PODER JUDICIAL!!!!!!!!
Abrazo
Martín de Neco

Anónimo dijo...

El fuego purifica....!!!!!!!!

Cuatri4

Pablo Carducci dijo...

El sistema es perverso. Otorga muchos más incentivos para no laburar que para hacerlo. Estar al día en la justicia (y, estimo, en cualquier dependencia de la admnistración pública) significa que a uno lo carguen del trabajo de otros. Con lo cual, salvo que uno tenga vocación de soldado de la justicia, es mejor mantener un leve atraso. En mi dependencia, al menos, estoy convencido de que si todo el mundo laburara, en serio, seis horas por día, no habría atraso. Hoy hay expedientes que están hace más de seis meses.

Ojo, no en todos lados es igual. Lo que dice Uzal sobre el fuero comercial no es verso... hace mil años que no se agranda la cartera de juzgados, y los expedientes son cada vez más (y me animaría a decir, más complejos).

Hay otros temas que sobrecargan también... las computadoras, creo yo, no aceleraron el trabajo de la justicia, sino que lo demoraron. Ahora cada vez que alguien presenta una demanda tiene al menos 50 páginas... y la mayoría es copy paste. Pero uno lo tiene que leer, o se le puede pasar algo importante. Se pierde muchísimo tiempo leyendo cosas insustanciales. Y la verdad, un escrito de 100 páginas de las cuales 90 sobran, no me inclina a resolver para el que lo presenta en lo más mínimo. Tal vez habría que crear cierta conciencia en los profesionales sobre la manera en la que tienen que argumentar los casos.

Me gustaría hacer una charla interbloggera alguna vez sobre este tema, entre los que estamos de un lado del escritorio y los del otro... me parece que da para un montón.

Salute!

Pablo Carducci dijo...

Ah, me olvidé. En seguridad social laburan como condenados, y comen arriba de los expedientes. Y eso es lisa y llanamente, porque no hay decisión política de dar a cada uno lo que le corresponde. Nuestra administración prefiere demorar diez años el cobro de los jubilados, diciendo una y otra vez que no en casos en los que hay jurisprudencia unánime diciendo que sí... y así paga retroactivos gigantes y fortunas de intereses, en lugar de lo que tiene que pagar. Claro, en el camino se mueren unos cuantos, y eso muchas veces deja reclamos sin impulsar.

El morbo que hay en materia de seguridad social es alarmante.

Anónimo dijo...

Querido BOB:
creo apropiado sugerir un video de Pepe Biondi, con su personaje el Dr. Curdela (abogado que nunca pierde un caso). Especialmente recomiendo el caso de la Srta. a la que el abogado hace llegar al estrado para convencer a VS
Imperdible
http://www.youtube.com/watch?v=yzZTIEK3ZCM

RONDIN

Silvia dijo...

Dios mío! En España los procuradores son obligatorios, por lo que si un abogado va al Juzgado no hay cola!,las notificaciones son por email o por teléfono, no hay oficial de justicia, las notificaciones impresas llegan por correo certificado. Los empleados te atienden y hasta te aconsejas que hacer, casi nadie es abogado y entraron por oposiciones no a dedo ni como meritorio. Llamas a la Secretaría y te atienden y te dicen el estado del expediente! no hay la mentalidad de que quién llama se hace pasar por otra persona. Estamos a años Luz!
los juicios orales 11 por día. Qué burocracia hay en Argentina, que un juicio solo dura 5 horas!

Anónimo dijo...

Es tan perfecto lo que dicen sobre la autovictimizacion. Voy a dar un ejemplo claro y corto: el/la encargado/a del confronte. Cómo puede ser que se tomen de 1 a 3 semanas para confrontar un oficio y un testimonio? Yo voy a decir porqué: al primer error que encuentran, lo devuelven como observado y cuando les vuelve el confronte ya corregido, encuentran un error nuevo y lo vuelven a observar, en lugar de haber hecho todo la primera vez. Esta persona que confronta, si usara su tiempo de forma util, podria hacer todos los confrontes que ingresan en el dia, al dia siguiente, devolverlos, y tambien despachar otros expedientes o ayudar a los demas despachantes. Ni hablar de que en todos los juzgados tienen a alguien designado para ir a comprar las galletitas y demas cosas para ir picando mientras trabajan, pero mas bien pareciera que se les arma la "hora del té"! Y no se les ocurra ir a hablar a alguno de los despachantes si justo están con su té y el paquete de criollitas a medio abrir eh! No me refiero a que uno no deba tomarse un descansito durante su trabajo, pero c'mon! Trabajan 6 horas al dia con sueldos fabulosos y pasan mas tiempo dando vueltas de lo que realmente hacen. El problema real de la justicia son sus propios empleados, no los edificios, no la cantidad de controversias que hay ni la ampliación de competencias. Trabajadores que emplean mal el tiempo, que no conocen la realidad existente fuera del juzgado (se olvidan cuuando está la libertad de una persona en juego, la posibilidad de un padre de ver s susu hijos, o la pobre jubilada que todavia cobra la minima cuando aporto por otro monto), y que no tienen ganas de trabajar. (Ah si, estoy enojada con los empleados de tribunales -en especial los de san isidro, asi que me descargué un poco jaja.) Saludos. Florencia Iturrieta

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...