SIGNOS DE PUNTACIÓN Y TILDES: EL JUEGO DE LA HERENCIA








 
Muchas veces los estudiantes y abogados tratamos con desdén la importancia del correcto uso de nuestro idioma, como si ello no fuera relevante para nuestro desempeño profesional. A continuación reproducimos la postulación de un juez al Premio "Petiso Orejudo" en el año 2011

El nominado es únicamente el Excmo. Carlos Alfredo Bellucci, aunque sus colegas Beatriz Areán y Carlos Carranza Casares bien podrían ser incluidos por haber adherido sin salvedades al primer voto. El problema aquí no es el derecho de fondo y el modo en que se resolvió —por el contrario, estoy de acuerdo con la sentencia—. El tema es el rebuscado y medieval vocabulario al que Bellucci nos tiene acostumbrados.

Vean simplemente el voto del magistrado, quien dijo que:

"En concordancia con la fundada opinión del Ministerio Fiscal de alzada, voto convencido y complacido por la afirmativa como respuesta al interrogante copete de este cónclave. Invito a confirmar el correcto y justo silogismo de grado, respecto del cual las saetas críticas lanzadas en su contra, no encuentran hendija alguna por donde penetrarlo. Propugno imponerle costas en esta instancia al recurrente devinto en su intentona revisora (arts. 68 y cc. de la ley de forma). Tal es mi concreta ponencia".



Pero además, Bellucci nos desasnó con expresiones tales como:



• "Rezonga el demandado reconviniente...".



• "Daré respuesta a los dardos críticos lanzados contra el 'dictum'. Contrariamente a lo sostenido en el flama recursivo...".



• "Dedúcese de lo afirmado sobre el plexo probatorio bajo lupa de análisis...".



• "Desde otro ángulo que ofrecen las 'cuitas' espetadas, no mucho cacumen hace falta tener para darse cuenta...".



• "Contrariamente a lo que sostiene el apelante en su exhortación revisora...".



• "la permanente 'custodia e inquisición' configurativa de la 'celopatía', que quedó acreditada suficientemente con las testificales avaladas por la pericial del 'metier' que valoré...".



• "la evaluación psicológica a la actora (fs. 174) adocena que su discurso es emocional...".



• "el agravio vertido ..., en cotejo con el bien fundado epiquerema de grado, aparecen decididamente acidiosas y, como tales, inanes a los fines pretendidos".





 
El ejemplo ya señalado es un ejemplo extremo. Sin embargo, creemos necesario poner de manifiesto la especial relevancia del buen uso de los signos de puntuación y de las tildes. Ello pues ambos son temas que parecen haber sido devaluados en los tiempos globalizados. Y nuestra "demostración" va de la mano de un ejercicio al que invitamos a los lectores a realizar, para remitir sus soluciones al mail debatenhd@me.com.



Este ejercicio muestra la importancia de la puntuación y del uso de tildes en el resultado final del sentido del texto. Les proponemos a los lectores que intenten obtener la mayor cantidad de resultados.




“si legare mi fortuna a mi hermano juan no seria una buena acción que quede todo para los criados de la casa nunca jamás a los parientes de españa todo lo expresado aquí es mi voluntad”.



Mediante el uso de signos de puntuación y de tildes, el lector podrá ver cómo se puede alterar por completo el sentido del texto. Los invitamos a hacer el ejercicio sin indicar sus resultados en un comentario. Agradeceríamos que, en cambio, nos envíen sus resultados al mail del blog, así los subimos luego de algunos días. 

El ejercicio fue proporcionado por la Prof. Queta Morera. 

Comentarios

Emilio Bovo dijo…
Si legare mi fortuna a mi hermano Juan, no sería una buena acción. Que quede todo para los criados de la casa. Nunca jamás a los parientes de España. Todo lo expresado aquí es mi voluntad.
--------------------
Sí, legaré mi fortuna a mi hermano Juan. No sería una buena acción que quede todo para los criados de la casa. Nunca jamás a los parientes de España. Todo lo expresado aquí es mi voluntad.
--------------------
Sí, legaré mi fortuna. A mi hermano Juan: no seria una buena acción que quede todo para los criados de la casa "nunca jamás". A los parientes de españa, todo. Lo expresado aquí es mi voluntad.
--------------------
Si legare mi fortuna, a mi hermano juan: ¿no sería una buena acción que quede todo para los criados de la casa "nunca jamás"? A los parientes de españa: todo lo expresado aquí es mi voluntad. (este último es medio rebuscado)
El estilo de redacción del juez me recuerda un poco a Carlos Argentino Daneri.
En fin..
Saludos
Euge Abud dijo…
Me hiciste reir muuuuucho