RELATORÍA ESPECIAL LIBERTAD DE EXPRESIÓN SOBRE ASESINATO DE PERIODISTAS

Comunicado de Prensa R21/09




COMUNICADO DE PRENSA

Nº R21/09



RELATORÍA ESPECIAL PARA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN DEPLORA ASESINATO

DE PERIODISTA RADIAL EN COLOMBIA Y SOLICITA AL ESTADO INVESTIGAR EL CASO



Washington, D.C, 29 de abril de 2009 La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de los Estados Americanos deplora el asesinato de José Everardo Aguilar, corresponsal de Radio Super, en el municipio de Patía, departamento del Cauca, Colombia, ocurrido el 24 de abril de 2009. La Relatoría Especial insta a las autoridades colombianas a que investiguen este crimen de manera rápida y eficaz, y a que los responsables sean debidamente sancionados.


En la noche del 24 de abril, una persona no identificada se presentó en la residencia del periodista con la presunta intención de entregarle fotografías y documentos, según la información publicada por la prensa local y por organizaciones no gubernamentales. Al entrar a la casa, la persona sacó un arma, y disparó varias veces contra el reportero, quien murió en el lugar. Aguilar tenía una larga trayectoria en el periodismo y había trabajado también en radios nacionales como Radio Caracol y RCN. Era conocido por tratar temas vinculados a la política local, y particularmente por sus denuncias sobre presuntos hechos de corrupción. Según familiares y colegas, el periodista había recibido amenazas en los meses previos.


La Relatora Especial para la Libertad de Expresión, Catalina Botero Marino, solicitó a las autoridades colombianas que realicen una investigación exhaustiva del crimen. "El asesinato de un periodista es la forma más violenta de vulnerar el derecho a la libertad de expresión e impedir el libre flujo de información en una sociedad. Las autoridades deben esclarecer este crimen, condenar a los responsables y reparar a los familiares del periodista, así como adoptar medidas para evitar la repetición de este tipo de agresiones. Es necesario asegurar que quienes cometieron este crimen no logren el objetivo de silenciar los hechos que se estaban investigando y denunciando, y que las autoridades brinden a los comunicadores y a la sociedad todas las garantías para el ejercicio pleno del derecho a la libertad de expresión e información", señaló la Relatora Especial.


Conforme a la Convención Americana sobre Derechos Humanos, los Estados tienen el deber de prevenir, investigar y sancionar toda violación de los derechos allí reconocidos. El Principio 9 de la Declaración de Principios sobre la Libertad de Expresión de la CIDH señala que "el asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión". En ese sentido, el mismo principio señala que: "Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada".


Para más información sobre la Relatoría Especial: ver aquí.

Comentarios