1 abr. 2009

FABRICIO GUARIGLIA SOBRE ALFONSÍN




Queridos amigos y amigas:

Con muchos de ustedes fui a marchas y actos antes y despues del 83, todos mas o menos por lo mismo: verad y justicia, derechos para todos, un pais mejor. Con algunos de ustedes fui a ver a Alfonsin al cine de Hurlingham, cuando peleaba la interna de la UCR con De La Rua; con los mismos y muchisimos mas al obelisco y despues, el dia de la asuncion, a plaza de mayo; y a la plaza de nuevo en semana santa y a la plaza otra vez contra el indulto. Hoy, a la distancia, demasiado lejos de esa plaza y demasiado emocionado, tal vez, como para mandarle un correo a nadie responsablemente, siento que una parte de mi historia se ha ido, definitivamente, este dia.

Hoy aparecio esto en el sitio de la BBC y aunque no todos tienen por que compartir todo lo que se dice, me parecio bueno compartirlo:

I was one of the 'stolen children' in the dictatorship. The transition was not easy for me: I had to get used to another name, another birthday, everything. I still remember him receiving me in Olivos residence (the house of the President). I was a child, confused and sad. He was there, all time, sending me presents for my "true" birthday, sending me books with his handwriting that shaped who I am. The few times I saw him, I've felt I was in the front of a grandfather. He was not only a great leader, he was also a good man, a generous and warm person. Thanks to Alfonsin, I recovered my name, my birthday and my history. He recovered the country from the political tragedy, division and hate, he gave us hope and the dream of a better country. With his vision, generosity and sense of love and duty, he guided our nation to democracy, to the values of freedom, rights and dialogue. I have a huge debt to him. We're all in different ways, the sons and daughters of Raul Alfonsin.

Oscar, London

Besos y abrazos a todos

Fafi


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo tambien senti estar frente al abuelo estando frente a Raul Alfonsin. Le debo seguramente poder decir sin miedo todo lo que se me ocurre; vivir la libertad naturalmente; Agradezco otra vez esta sensacion, felizmente renovada, de que ser honesto valga la pena; la necesidad de rescatar y respetar a los hombres y mujeres que de a poco y en silencio, trabajan por este pais dando su aporte, como hormiguitas.
Si no lo logró todo, tal vez sea que todo no se puede. Pero tanta gente que hizo la cola comun para despedirlo, mi hija en mis brazos y yo entre ellos) no debe estar loca ni errada.
Siento tras su partida el deber de luchar por un pais mas justo y solidario.

Josefina Minatta

Juana Manso dijo...

Entiendo las sensaciones de Fabricio.Una parte de nosotros quedó en las esperanzas adolescentes de los ochenta. Me pasa que no puedo olvidar las instrucciones para limitar el juzgamiento a las juntas, se acuerdan? O el punto final o la obed debida.Un buen hombre, "que no podia"...
Respeto por èl y pena por la historia que no fue, eso siento. Pero emocion no, el corazon trascendiendo tampoco, ese es un sentimiento de los compañeros... aquellos por los que aun estamos intentando vencer la impunidad
abrazo
Juana Manso

Anónimo dijo...

Bovino, eso de publicar en tu blog correos privados que te manda un amigo emcionado desde la distancia...Aprovecho, de todos modos, para mandar un comentario para Juana: yo tampoco digeri las marchas atras de Alfonsin en DDHH (aunque con los anios - perdon por la ausencia de "enies" - creo que si solo hubieramos tenido punto final el programa de persecuciones penales argentino hubiera seguido siendo uno de los mas extraordinarios de la segunda mitad del siglo XX. Llevo diez anios persiguiendo criminales de guerra y debo decir que el tema recurrente en todos los escenarios que he conocido hasta ahora, desde Bosnia a Uganda, sigue siendo la oda a la impunidad como receta para asegurar la transicion democratica. Alfonsin tendra siempre el merito historico de haber sido pionero en renegar de esa escuela de pensamiento y en promover la justicia y la rendicion de cuentas como metodo de consolidacion del estado de derecho, todo esto en un contexto historico mucho mas desfavorable que el actual. A mi modo de ver, sus claudicaciones posteriores no borran ni le quitan lustre a este hito. Por supuesto que admito que pueda haber otros puntos de vista validos y atendibles sobre esto.

Saludos,

Fabricio

ABovino dijo...

Fabricio: tenés razón. Pero es que me pareció importante publicar tus recuerdos y sentimientos, por su alto grado de interés público. Detodos modos, ellos no justifica que no te haya pedido autorización. Ahora ya es tarde, pero puedo bajar la, entrada si te parece. Te pido mis disculpas y no qué puedo ofrecer como medida reparatoria. Abrazo grande,

AB

Anónimo dijo...

No, Alberto, no te preocupes, esta todo bien. Como medida reparatoria, espero un cuba libre con ron del bueno en el proximo viaje.

Fabricio