te lo advertimos...

..

..

14 mar. 2014

UN JUEZ CON CORBATA














-->


¡Y pensar que algunos nos matamos discutiendo sobre modelos de enjuiciamiento, jurado, consejo de la magistratura, procesos de selección de jueces, etcétera, y el secreto estaba en la corbata! ¡Creo que somos todos unos terribles irresponsables! ¿Cómo no se nos ocurrió consultarlo antes con este genio del derecho y la justicia?

¿Qué sentido tiene toda la "cuestión judicial" si este buen señor no obtiene lo que se merece? ¿Y qué se merece? Que lo destituyan mañana mismo. Sí, ya sé, muchos de ustedes pensarán que estoy exagerando. Pero eso quizá se deba a que estamos acostumbrados y resignados a soportar funcionarios judiciales como éste.

Este tipo —y no me refiero al tipo penal— fue designado juez porque alguien creyó que tenía un mínimo de criterio a la hora de resolver delicadas y complejas cuestiones referidas a los derechos y a la libertad de las personas. Después de esta decisión, ha demostrado acabadamente que carece de cualquier clase de criterio.

Lo que decidió fue que, debido al hecho de que una de las partes no llevaba corbata puesta, estaba ante una causal de suspensión de la audiencia. En primer término, recordemos que el principio de continuidad de las audiencias es un mandato legal, y que las audiencias solo se pueden suspender por las razones establecidas legalmente o, en todo caso, por alguna circunstancia no prevista pero que así lo justifique. Esta claro que la "no portación de corbata" no es una de tales circustancias. Ello significa que objetivamente están todos los elementos del prevaricato.

Pero si la conducta del juez constituye o no delito es lo menos relevante aquí. Lo que debemos discutir —y no podemos resignarnos a que existan jueces así— es si personajes como éste pueden integrar el poder judicial de un Estado democrático de derecho. Yo creo que no.








6 comentarios:

Juana Manso dijo...

Imaginate a ese mismo sujeto resolviendo en la audiencia!! Fue un momento de suerte que se suspendiera

facundo dijo...

Esto no cambia mas... me hace acordar cuando empece como meritorio en un toc que uno de los jueces me dijo " el lunes venga con corbata, aca se trabaj con delincuentes y no queremos que se lo confundan con uno de ellos" tremendo.....

Fabian dijo...

El martillito, fundamental el golpe del martillo sobre el escritorio, es la justicia la que está de remate con cosas así.

Matías Navarra dijo...

No me parece mal. El abogado tiene que utilizar traje y corbata para diferenciarse de los clientes. La imagen también transmite seguridad y seriedad. Si se empieza a correr el límite de a poco, vamos a terminar yendo en musculosa y bermuda, lo que le va a quitar toda seriedad a algo tan importante como una audiencia de juicio oral.

Alberto Bovino dijo...

Estimado Matías:

Muchas gracias por tu comentario. No se trata de lo que nos parezca mal o bien a título personal.

En ningún lado el código permite al juez incumplir su mandato legal porque a él no le gusta cómo están vestidas las partes.

¿Cuál sería el límite? Si voy con una corbata que tengo que tiene dibujos de Garfield, ¿se puede suspender la audiencia? Si voy de moñito, ¿puede el juez obligarme a cambiarmelo por una corbata? Si voy...

La justicia ya tiene muchos elementos simbólicos que tratan de naturalizar su sexismo, su clasismo y su arbitrariedad.

La seriedad no pasa por el uso de la corbata. Boggiano seguramente estaba con alguna impecable corbata el día en que envió a arrancar un fallo del libro de sentencias de la Corte.

En cuanto a eso de "diferenciarse de los clientes", tiene detrás tantos presupuestos y prejuicios... Si el cliente fuera de corbata, además, ¿lo obligarías a sacársela?

Con todos los gravísimos problemsa del poder judicial, ¿es posible que ese juez se preocupe más por la ausencia de corbata que por los problemas sustanciales?

Saludos,

AB

Anónimo dijo...

Yo creo que a este juez le hace falta una buena corbata colombiana

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...