te lo advertimos...

..

..

22 de mar. de 2011

¿LIBRE DE HUMO? LAS PELOTAS II

DE PREPO... ¡NO!






La prohibición de fumar en las aulas es anterior a mi fecha de graduación (12/1990). Recuerdo que el único profesor en toda mi carrera que nos obligó a respetarla fue Alejandro Carrió —quien de todos modos nos permitió fumar el día del examen escrito final a pedido no saben de quién...—.


Yo recuerdo que fumaba con el cartel a mis espaldas. No lo digo como algo de lo que me enorgullezca, sino para señalar el inexistente valor de vigencia que le dábamos a la prohibición. Recié empecé a prohibirles fumar en clase hace algunos años, pues en las encuestas
anónimas los estudiantes se quejaban. Sin embargo, me "reservé" el derecho de fumar un solo cigarrillo a la mitad de la clase sin más fundamentos que mi deseo de fumar, y esto udró hasta que el primer día de clases, al dar las pautas del curso, hará seis o siete años, una estudiante no aceptó que yo no me sometiera a la prohibición. Desde entonces, no fumé más en clases.


Si embargo, a veces mis frenos inhibitorios fallaban y sin darme cuenta encendía un cigarrillo. Y no solo lo hacía, sino que, además, lo documentaba:



video correspondiente a esta entrada
video
Curso "Garantías 2008"


Si queremos que la "Facultad libre de humo" sea una realidad que respete los derechos de todos, la entrada en vigencia de prepo de esta resolución con seguridad no contribuirá a ello.

15 comentarios:

La causa Glasman dijo...

Fumar en un lugar donde el que fuma esta en una situación de poder suena a imposición.

Los lugares públicos como las universidades deben ser libres de humo; la gente no puede elegir no concurrir sin que se vean afectados los objetivos de la existencia del lugar. El que desee fumar, puede dirigirse a un lugar donde los demás no estén obligados a tragar el humo o a uno en que todos estén de acuerdo en hacerlo. Los derechos no son equivalentes. El derecho de la gente a no tragar el veneno los demás (sin ninguno de los beneficios) esta por encima del derecho de cada uno a envenenarse obteniendo beneficios.

Juan Martín Nogueira dijo...

Don ABovino, disculpe mi cuestionamiento completamente fuera de lugar, pero tengo la necesidad de preguntarle: ¿cuál es la materia en la que Ud. se atrevía a fumar durante la clase?. Desde ya, MUCHAS GRACIAS!
Juan Martín Nogueira.

ABovino dijo...

Estimado JMN: no tengo ni idea.

CG: Lo único que le concedo es lo de la desigualdad de poder. Lo demás lo contestaremos en un post especial sobre el tema. Pero sí, tengo derecho a que en cierta pequeña medida se banquen mi veneno.

Saludos,

AB

Juan Martín Nogueira dijo...

No hay problema, muchas gracias! Seguiré en la búsqueda. Saludos!
Suerte.

Juan.

ABovino dijo...

JM:

No sé si entiendo bien lo que estás buscando... ¿demandarme? ¿En qué búsqueda seguirás? Todos fumaban en esos años, incluidos los estudiantes.

AB

Juan Martín Nogueira dijo...

Nooooo! por favor, lejos de mí tales pensamientos. La búsqueda es simple: necesito saber qué materia es la que un profesor a mitad de la clase fumaba un cigarrillo (que debería empezar con una "H", seguir con una "A" y terminar con una "L"). Si se malintrepretó mi consulta lo siento, es simplemente porque me han propuesto ganar un premio si consigo ese nombre. Nuevamente gracias y disculpas! Saludos!
Suerte.


Juan.

ABovino dijo...

Ja ja ja! Lo de Hal no tiene nada que ver con eso, lo he dicho un montón de veces, y me alegro de la saña inquisidora de quien busca el premio...

Saludos

AB

Juan Martín Nogueira dijo...

Qué picardía! jeje, entonces seguiré en la búsqueda. Saludos!
Suerte.



Juan.

ABovino dijo...

Juan, escribime al mail del blog

La causa Glasman dijo...

1. No existe "en pequeña medida" en un lugar publico. Si uno tiene derecho, 10,000 lo tienen. La tolerancia se da por la institución de un espacio especial.

2. En tal caso, los tocadores de c. tendrían derecho a que los otros se banquen sus tocadas, el enamorado no correspondido a que el objeto de su amor se banque algun que otro beso, y los que manejan borrachos a que los otros se aguanten un "accidentito", y así sucesivamente; todos tendríamos derecho a imponerles a los otros nuestros placeres aunque los perjudiquen.

ABovino dijo...

Estás dando ejemplos de actos ilícitos, o de actos que no constituyen derecho alguno —a ser correspondido por el objeto de tu deseo—.

Yo estoy hablando de conflicto de dos derechos. ¿O no existe el derecho a consumir un producto lícito de venta libre?

Si definís el acto de fumar como un acto ilícito a priori, entonces estás partiendo de un presupuesto equivocado.

Con el tema del cigarrilo ése es el gran problema, cómo compatibilizar los derechos de fumadores y no fumadores y, más allá aún, cómo compatibilizar los derechos de fumadores y no fumadores a quienes no les molesta el humo ajeno.

Si fumar siempre y en toda circunstancia es un acto ilícito, ni siquiera se podría fumar junto a una persona que también está fumando.

Saludos,

AB

ABovino dijo...

Los peatones tenemos que soportar en pequeña medida respirar las emanaciones realmente venenosas de los automóviles, pero ello dentro de ciertos límites impuestos por la autoridad que regula el tránsito automotor.

Y que se trata de un humo mucho mas venenoso está claro, y por eso es una forma de suicidio real, no un giro idiomático, conectar el caño de escape al interior del automóvil.

Y ese derecho a envenenar hasta cierta medida lo tienen todos los automovilistas.

¿O eso no es así?

Por otra parte, del hecho de que en muchas universidades eté prohibido fumar absolutamente no deriva ninguna conclusión normativa. Si no, yo podría argumentar que antes see fumaba libremente en la Facultad.

Saludos,

AB

La causa Glasman dijo...

Podes consumir un producto lícito en los lugares y condiciones permitidas, así como se puede conducir automóviles en los lugares y condiciones dictadas por las reglas de transito

NO hay forma de compatibilizar el derecho de los fumadores con los de no fumadores en un lugar publico, ya que lo no fumadores estarian obligados a tragar humo o abandonar la clase. Que los otros banquen el humo de uno es tan derecho como que los otros se banquen los besos, las flatulencias, las escupidas, tocadas etc. de uno, añadido a que el humo no solo causa incomodidad si no daño a la salud propia y de generaciones futuras (e.g., en el caso de que haya embarazadas y menores en el lugar publico, cosa imposible de determinar) El derecho al placer individual esta limitado por el derecho de los demás a no ser dañados, por lo cual este supersede al anterior. No es no tema de ilegalidad (aunque este caso, fumar en la facultad pasara a ser "ilegal") si no de derechos. El derecho de los fumadores en el caso de un lugar publico, esta considerado en la instauración de lugares especiales en los que se puede fumar, manteniendo los lugares en los que se desarrollan actividades obligatorias libres de humo. A no ser que den clases para fumadores y no fumadores no creo que haya otra solución
Por otro lado no deben entenderse como poblaciones a fumadores y no fumadores, muchos fumadores ven ventajas enormes en trabajar en un lugar libre de humo y no fuman sus oficinas (ninguno de mis amigos fumadores fuma en el interior de sus casas o sus autos aunque afuera haga -15 grados).

ABovino dijo...

Entonces yo no tengo derecho a no respirar gas venenoso en lugares públicos que emana de los automóviles. Es una decisión política, no un hecho de la naturaleza.

Saludos

AB

PS: y según nuestra Constitución no es un derecho al placer; es un derecho del consumidor protegido.

La causa Glasman dijo...

Los vehiculos deben cumplir reglas para minimizar Los gases toxicos Al igual que se tiende a promover espacios sin humo, tambien se tiende a disminuir las emanaciones toxicas del transporte, a traves de distintas ymedidas, por ejemplo el desarrollo de combustibles alternativos, promover el transporte publico, monitoreo de emisiones toxicas cada tanto tiempo, uso de materias primas locales, etc. Por otro lado, el transporte tiene un objeto queexcede al beneficio personal, por lo que vos obtenes bebeficios del camion que distribuye los puchos o Los ravioles, o del micro que lleva alguien a tu oficina, a diferencia de fumar, que, por otro lado, no esta prohibido si no regulado a partir de que se le reconoce peligrosidad

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...