te lo advertimos...

..

..

30/5/2010

VIOLENCIA DE GÉNERO Y JUSTICIA PENAL

SOBRE LA REFORMA DEL CÓDIGO PENAL

Por AB




ACLARACIÓN: El trabajo es largo y es la versión en Word, es decir que puede haber tenido correcciones durante el proceso de edición.


29/5/2010

LA EFECTIVIDAD DE LA TORTURA...


HUMANA NO ES, PERO EFECTIVA... TAMPOCO

Por C.P.


En el año 1998, Eduardo Galeano publicaba el libro "Patas arriba: escuela del mundo al revés", y allí contaba ésta impactante historia sobre una confesión obtenida bajo tortura:


Para la Cátedra de Derecho Penal

En 1986, un diputado mexicano visitó la cárcel de Cerro Hueco, en Chiapas. Allí encontró a un indio tzotzil, que había degollado a su padre y había sido condenado a treinta años de prisión. Pero el diputado descubrió que el difunto padre llevaba tortillas y frijoles, cada mediodía, a su hijo encarcelado.

Aquel preso tzotzil había sido interrogado y juzgado en lengua castellana, que él entendía poco o nada, y con ayuda de una buena paliza había confesado ser el autor de una cosa llamada parricidio.

 
Parece que tal historia, ridícula y trágica, dista de ser una lamentable excepción. Podemos encontrar otro interesante ejemplo (esta vez argentino) en una noticia publicada hoy en P/12:
 

El crimen que no era

Cuatro jóvenes wichí fueron acusados en Salta de matar a una chica. Tras ser torturados, dijeron que la habían descuartizado. Después se supo que murió ahogada. Hay cuatro policías presos.

27/5/2010

HISTORIAS DE ABOGADOS - EPISODIO 6

EL MIEDO POSITIVISTA

Por Martín de la Canal






Ayer cerca de las 20.00 hs. cerramos el estudio y nos volvíamos a nuestros aposentos. En el trayecto paramos en la farmacia ubicada en la esquina de dos importantes avenidas de Necochea: la 58 y 75. El motivo no revestía mayor trascendencia: la compra de un frasquito de plástico para un análisis de orina de rutina producto del embarazo de Lau.

Era una noche cerrada y oscura. Mi esposa esperó en el auto y yo bajé a comprar el bendito frasquito. Una joven mujer, dueña o empleada, desconozco el dato, atendía a un hombre mayor, otro esperaba su turno, y dos muchachones de no más de 16 o 17 años aguardaban, también, ser atendidos. Sus aspectos encajaban perfecta y milimétricamente en el estereotipo de lo que comúnmente se conoce como "punga": flacos, desaliñados, sucios, con ropa holgada y zapatillas aparatosas, uno llevaba pelo largo, y ambos con gorros de lana.

El repiqueteo positivista de Lombroso, Garofalo y Ferri, y por qué no, José Ingeniero, retumbaba en mis sienes, aumentando con la proximidad del turno de los dos "altamente sospechosos" individuos.

Llegó el momento en donde quedamos los cuatro solos.

—Chicos, ¿qué necesitan? —preguntó la dama—.


—Atienda primero al señor —respondió escuetamente uno de ellos—.

En este estadio mi mirada teñida de preocupación se transformó en la del cernícalo que avizora su presa en la lejanía del horizonte.

—Pero chicos, estaban ustedes primero, qué necesitan?

Ahora la transformación fue en la voz de la dueña/empleada que se había agudizado notablemente.

—No importa, atienda primero a él —volvió a responder, esta vez con sus manos en el profundo bolsillo de su campera rapera—.

En ese momento, escasos segundos, en los que todos nos cruzamos al unísono las miradas, comenzó la película en mi mente: recordé mis años mozos cuando entrenaba con la selección argentina de TaeKwon-Do de la WTF y estaba hecho una gacela. Ahora, después de más de 15 años de inactividad, me había transformado en una vaca empantanada. Igual confiaba en mis condiciones y entré a merituar las dos posibilidades que se me plantearon: si sacan un cuchillo me haría el héroe y trataría de evitar el inexorable asalto; en cambio, si lo utilizado era un arma de fuego, ya me estaba resignando a entregar mi billetera.

Se acercaron sigilosamente al mostrador. La cara de la dueña/empleada tenía una palidez de tanta magnitud que la tez de la conductora Viviana Canosa se asemejaba a la de una mujer oriunda de Camerún.

Se pararon con firmeza:

—¿Tiene crema para las hemorroides?

—Sí, son 27 pesos.

—Aquí tiene.

—Mucha gracias, hasta luego.

—Gracias.

Se fueron, y la dinámica del paso del tiempo volvió a la normalidad.

—Ayy, que susto me pegué.

—No, no pasa nada, respondí descaradamente.

24/5/2010

EL CUERPO DEL DELITO

CRÓNICA DE UN RELOJ SECUESTRADO





En una pequeña ciudad de nuestros país, las autoridades de la justicia penal utilizan todo el aparato de Estado y proceden al secuestro del cuerpo del delito. ¿Qué secuestran? Un reloj-pulsera usado, perteneciente a la víctima, de esos de plástico de alguna marca japonesa.

Ustedes seguramente creerán que esto es un detalle. No, señora; no, señor... se trata nada más y nada menos que del secuestro del cuerpo del delito. Si quieren entender qué significa el término “cuerpo del delito” o, por ejemplo, la diferencia entre corpus criminis y corpus instrumentorum, pueden consultar aquí o en páginas semejantes.

Se han escrito mares y oc´éanos de tinta sobre el cuerpo del delito, pero eso ahora no viene al caso —además de que con el sistema de valoración de la prueba que rige en la actualidad tal concepto carece de utilidad alguna—. Solo queremos ilustrar a los lectores sobre cómo debe ser tratado el cuerpo del delito en un hurto de reloj usado de plástico.

Volviendo a nuestra historia, en 1998 se secuestró el reloj usado de plástico. En 2002 el caso penal llegó a su fin y fue clausurado. Ocho años más tarde, en 2010, la justicia penal advirtió que se había quedado con algo ajeno y el objeto secuestrado fue remitido al juzgado de ejecución competente.

Como el señor juez de ejecución no tenía idea de para qué le habían enviado el reloj, remitió un escrito de esos que se mandan entre los jueces preguntando qué debía hacer. Días después recibió, vía otro de esos escritos judiciales, la orden para que se restituya el reloj a la víctima, su legítimo propietario.

Pero el juzgado de ejecución no logra dar con la víctima. Así, se envía una comisión policial que solo lora verificar que la víctima ya no vive allí. ¡Hay que ser desconsiderado! La justicia penal tratando de servir al público pero éste se ha ido sin aviso. Sin embargo, el asunto es más grave aún.

Ello pues la policía averigua que la víctima podría haber fallecido... Y ése sí que es un gran problema. Ningún manual, ni ley, ni reglamento, dice al pobre juez qué hacer en un caso semejante. El reloj no es del juzgado; no se sabe si es de una víctima viva o de una víctima muerta... ¿Qué hacer? ¿Estará prevista la solución en alguno de los más de cuatro mil artículos del Código Civil?

Estimados lectores, si alguien sabe qué debe hacer el juez, les agradeceríamos que nos lo informen, porque este buen señor no puede dormir con semejante situación en sus manos.

21/5/2010

CÁTEDRA DE JULIO MAIER DESPIDIENDO EL AÑO

FOTOS DE MUDANZA

Quizá este título no signifique mucho para los lectores. Para mí, que he estado de mudanza los últimos no sé ya cuántos días, sí lo hace. Con la mudanza apareciceron cientos de papeles, escritos, cartas, fotos, etcétera... que yo daba por perdidas.

Aquí algunas fotos de una despedida de año de la cátedra de Julio B. J. Maier, ya no sé de hace cuántos años (a ver Fafi, por el embarazo de tu mujer deberías saberlo).



Julio hablando (algo bastante extraño en él...)




Aquí un brindis de Fabricio Guariglia y Julio




Julio trata de charlar con Helen Duffy (esposa de Fabricio)
mientras yo molesto




En esta foto se sintetiza la relación de
muchos de nosotros con Julio. Lo queremos
tanto que a veces nos dan ganas de matarlo




Aquí Julio, Fabricio agarrando de las mejillas a Eduardo Bertoni,
Helen, Marcos Salt y Santa María Inés



En la puerta de mi antigua casa,
competencia entre embarazo de Helen
y panza ronera de este blogger



Después de la cena, en casa: Marcos Salt, María Inés, Julio
Roberto Saba y Martín Abregú




En la cena, en el sector gallinero, Gimol Pinto, Naty Sergi,
Mariano Bertelotti, Fernanda Rebassa, Santi Vegezzi, Eva Asprella,
Laura Giuliani, Mariano Costanzo, Pablo Pereyra, Paola Bigliani y
Tamara Tobal

18/5/2010

¿Inconstitucionalidad del matrimonio homosexual?

¿Pero cómo no nos dimos cuenta antes?
Por M.F.
El hecho que la mayoría de las religiones se opongan abiertamente a las relaciones homosexuales y por ende aún más enfáticamente a su legitimación jurídica, no es nuevo. Muestra de coherencia con sus principios; judíos, católicos y evangélicos, entre otros, entienden que la unión de personas del mismo sexo, rompe con la constitución familiar en la que se sustenta la organización de nuestras sociedades.

Los argumentos han sido de lo más variados, desde el agorero fin de la raza humana, hasta la sutil trampa de una prohibición etimológica. (ver aquí excelente análisis sobre este último punto)

Pero en estos días asistimos con asombro a un novedoso argumento, muestra de que hurgar fuera del ámbito en el que esos principios se conciben, en busca de sostener una posición insostenible fuera de ellos, puede hacernos derrapar y caer en nuestras propias trampas.

El arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, pidió que el Senado nacional no avance en la aprobación de la ley que permite el casamiento entre dos personas del mismo sexo, al considerar que se trata de una cuestión "inicua”, es decir contraria a la equidad, "que altera el ordenamiento jurídico" del país.

Agregando que "la sanción de la Cámara de Diputados ha producido una alteración del ordenamiento jurídico de la sociedad porque la cuestión clave es que la convivencia de dos personas del mismo sexo es un hecho privado y, según nuestra Constitución nacional, las acciones privadas de los ciudadanos están reservadas a Dios".

Por eso, opinó que las uniones homosexuales "tendrán que ver con la conciencia, exentas de la intrusión de los magistrados".

Si. Usted ha leído bien.

El arzobispo apela a la garantía consagrada en el art. 19 de nuestra Constitución Nacional, para sostener que la aprobación del matrimonio homosexual, representaría una injerencia indebida por parte del Estado, y que dicho ámbito solo le estaría reservado a Dios - es decir - a su representado, cuya opinión lamentablemente no podemos escuchar directamente.

¿Pero qué nos está diciendo Aguer?

La norma constitucional establece un límite a la potestad estatal, impidiendo que las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, sean objeto de restricciones reglamentarias y por ende de su juzgamiento por parte de los magistrados.

Si desarrollamos este principio a la luz de la opinión del eclesiástico frente al matrimonio homosexual, debemos concluir inexorablemente que para el arzobispo la convivencia entre personas del mismo sexo, es un acto privado que de ningún modo ofende al orden y la moral pública ni perjudica a terceros, mientras que la convivencia de personas del distinto sexo, sí es un acto capaz de ofender al orden y la moral pública o perjudicar a terceros.


La inadecuada apelación a este principio resulta evidente, salvo que estemos ante un reformador revolucionario. Cosa que no parece.

El art. 19 de la C. N. consagra espacios de libertad en los que le Estado no puede penetrar recortando esa libertad, impidiendo su desarrollo en la medida y alcance en que cada individuos lo considere pertinente.

Por el contrario, posibilitar el matrimonio entre personas del mismo sexo es ampliar esa libertad, no restringirla más allá de los límites que impone la Constitución Nacional, permitiendo que quienes elijan formalizar esa unión gocen de los mismos derechos que poseen las parejas heterosexuales.

La convivencia de dos personas del mismo sexo es un acto tan privado e inocuo como la convivencia de dos personas de distinto sexo.

Inicua, es la realidad de nuestro sistema legal y no la reforma que se propone, como la calificó Aguer.

Quizás el terreno constitucional no sea un lugar amigable para frenar el proyecto, sino más bien un campo minado para quienes pretendan seguir transitando el camino de la arbitrariedad.


Hay que mirar donde uno pisa.

17/5/2010

Galeano sobre Garzón

¿HASTA CUÁNDO LA JUSTICIA SEGUIRÁ SIENDO INJUSTA?



GARZON (*)
Por Eduardo Galeano

El juez Baltasar Garzón se sienta ahora en el banquillo de los acusados. El ha amenazado la impunidad de los ladrones de los fondos públicos y ha perturbado la paz de los ladrones de la memoria colectiva.

El Tribunal Supremo, cumbre del sistema judicial español, no disimula su decisión de condenarlo. De los quince miembros de este tribunal, diez han llegado a sus cargos jurando fidelidad al Generalísimo Franco. Y no lo olvidan, para que no se diga que ellos niegan el derecho de recordar.

¿Hasta cuándo la Justicia seguirá persiguiendo a los justos? ¿Hasta cuándo la Justicia seguirá siendo injusta?

Héctor Tizón, que mucho sabe de historia y de Justicia, suele advertir que la Justicia condenó a Sócrates y a Jesús, que fueron los dos hombres más justos de toda la historia de la humanidad.

(*) Publicado en la sección "PIRULO DE TAPA" de la edición impresa del diario Página 12 del Viernes 9 de abril de 2010 (Ver en edición digital ACÁ)

16/5/2010

BENEDICTO, ¿EN CATECISMO NO TE ENSEÑARON QUE MENTIR ES PECADO?

LA CULPA ES DE LA PEDOFILIA, NO DE LOS PEDÓFILOS

Por AB






Si Ud. desea que los sacerdotes no continúen abusando sexualmente de niñas y niños, no se preocupe por ellos. Déjele que cuiden a sus hijos y hágale caso a Benedicto. Salga a recorrer el mundo en busca del pecado de pedofilia. Cuando lo encuentre y acabe con él, los curas responsables de esas terribles agresiones sexuales ya no podrán ser seducidos por ese pecado.




EL PECADO NO EXISTE, BENEDICTO

LO QUE EXISTE SON LOS PEDÓFILOS

Reproducimos íntegramente una nota aparecida hoy en Página/12:


El Papa habló en el Vaticano frente a unos 150.000 feligreses, convocados por la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) para manifestar su apoyo al Pontífice ante el escándalo de casos de pedofilia en la Iglesia. "Nosotros cristianos no tenemos miedo del mundo, aunque debemos protegernos de sus seducciones", afirmó Benedicto XVI.


Desde que estalló el escándalo de los casos de pedofilia en Irlanda, a mediados noviembre, y luego en una serie de países de Europa y en Estados Unidos, también se ha apuntado a la responsabilidad del Papa, por haberse negado en el pasado a sancionar a un sacerdote pedófilo estadounidense.


El Papa se declaró "reconfortado" por la presencia de decenas de miles de católicos que acudieron al Vaticano para sostenerlo, en la "jornada de solidaridad al Papa" promovida por la Consulta Nacional de Agregaciones Laicas tras los casos de abuso.


Muy emocionado, Ratzinger quiso expresar su reconocimiento y su agradecimiento a todas las personas presentes en esta manifestación de apoyo. "Es hermoso ver hoy esta multitud en plaza San Pedro como fue emocionante para mí ver en Fátima la inmensa multitud que rezó por la conversión de los corazones. Renuevo hoy este llamado, reconfortado por esta presencia numerosa", afirmó.


El Pontífice dijo que esa concurrencia "demuestra el gran afecto y la profunda cercanía de la Iglesia y del pueblo italiano al Papa y a sus sacerdotes que cotidianamente los cuidan, porque en el compromiso de la renovación espiritual siempre podemos servir mejor a la Iglesia".


"Nosotros cristianos no tenemos miedo del mundo, aunque debemos protegernos de sus seducciones. Debemos temer el pecado y por este motivo estar fuertemente radicados en Dios, solidarios en el bien, en el amor y en el servicio", enfatizó Benedicto XVI.


"El verdadero enemigo que tenemos que temer y combatir es el pecado, que ni siquiera se detiene ante los miembros de la Iglesia", dijo el Pontífice, en declaraciones muy similares a las que pronunció durante su reciente viaje a Portugal.



¿Sabrá Benedicto que, además de que mentir es pecado, encubrir es delito?

ANTISEMITISMO EN FACEBOOK

YO TAMBIÉN ODIO A LOS JUDÍOS

Por AB






Una página de mierda en el Facebook está causando conmoción en estas horas. Con solo 490 fans, la página "YO TAMBIÉN ODIO A LOS JUDÍOS" ha generado todo tipo de reacciones.





Entre ellas la creación de una contra-página llamada "24 HORAS para que Facebook borre el grupo 'YO TAMBIÉN ODIO A LOS JUDÍOS'", que hasta el momento ha logrado convocar a 98.930 adherentes.






Al entrar en la página, lo primero que hice fue un comentario señalando que no comprendía por qué tantas personas sentían la necesidad de comenzar sus manifestaciones de repudio a la página "YTOALJ" aclarando que ellos o ellas no lo eran. Una señorita me contestó indignada que por qué me molestaba, y que así como yo había aclarado que sí lo era, ella tenía el derecho de no hacerlo... Lo mejor es que yo no había "aclarado" nada.

Otra cuestión que me llamó la atención es la reacción de muchos adherentes que proponían ignorarlos o no darles tanta importancia, lo mismo que la de aquellos y aquellas que relacionaban el antisemitismo con cuestiones estrictamente religiosas y hablaban de Dios, paz y amor... Pero les recomiendo que vayan y vean, hay de todo, más allá de la saludable reacción de miles de personas ante tamaña barbaridad.

Luego de un rato, subí el afiche que inicia este post, y que fue duramente criticado como manifestación de "odio" por algunas personas, aunque unas pocas, y censurado una vez no sé por quién, hasta que insistí en colgarlo de nuevo.

Buenas noches y buena suerte,

AB

15/5/2010

NATALIA SERGI: LÍMITES TEMPORALES AL ENCARCELAMIENTO PREVENTIVO

SUPER-ESTRELLA INVITADA A NUESTRO CURSO






En esta entrada reproducimos algunas partes de la excelente clase que la Prof. Natalia Sergi dio a los estudiantes de nuestro Curso "Garantías Constitucionales...", accediendo generosamente a nuestra convocatoria.


También nos rogó encarecidamente que subiéramos partes de este video al blog, así que en señal de agradecimiento, así lo hacemos. Gracias Natalia, de parte de todo el curso.


video




video




video




video


video




CONTINUARÁ... NO SEAN IMPACIENTES
(y la espera vale la pena)

10/5/2010

SEA SALUDABLEA FULL!!!!

TOME MUCHO SOL (si no, le dirán vampiro)





¡NO FUME Y CIERRE LAS VENTANILLAS!
¡A VER SI LOS ADICTOS LO CONTAGIAMOS Y LO MATAMOS!




¡Y SOBRE TODO, HÁGALE CASO A CORMILLOT!

DEJE LA VIDA SEDENTARIA Y DEDÍQUESE A LA VIDA DEPORTIVA...





¡

La universidad


A. Bovino





Fin del secundario en Concepción del Uruguay. Año 1976. Sería universitario y estudiaría económicas por mandato paterno. Siempre creí que me gustaba. Pensé en la UBA, pero el miedo a los “subversivos” impuso una odiosa condición para que yo lograra la libertad de huir de mi casa y venir a Buenos Aires: Universidad Católica.


Zafé de alojarme en una residencia del Opus, que entonces no sabía lo que era, pero ya eso de ir a misa logró espantarme. Terminé en la del Juan XXIII, que de religiosa sólo tenía el nombre.


La Católica era una escuelita secundaria, paredes blancas impecables, la Prof. Repetto poniéndose con parsimonia sus guantes blancos para que la tiza no le reseque la piel más de lo que su edad ya había hecho; mis compañeritos con una forma de hablar que a veces me costaba entender; todos sentados en “nuestro propio” banco en la misma aula en todas las materias; el material de estudio prolijamente armado y a precios de universidad privada; una materia todos los años que, sin importar el nombre, olía siempre a teología, a mitología bíblica, a metafísica apostólica romana; clases magistrales; personas jóvenes que asistíamos a escuchar discursos y a tomar nota de ellos.


Terror de las autoridades al pensamiento de los jóvenes o, mejor dicho, a que los jóvenes pensemos. Terror de los jóvenes a que nuestros pensamientos cobraran vida propia y se expusieran sin permiso. Terror; tanto terror.

8/5/2010

¿LA LIBERTAD CONDICIONAL NO ES UN DERECHO?

LIBERTAD CONDICIONAL EN UN FALLO DE LA CORTE IDH

Por AB







Corte Interamericana De Derechos Humanos

Caso Usón Ramírez vs. Venezuela

Sentencia de 20 de noviembre de 2009

(Excepción Preliminar, Fondo, Reparaciones y Costas)


….


VI


Violación de los Artículos 9 (Principio de Legalidad y de Retroactividad)[1] y 13.1 y 13.2 (Libertad de pensamiento y de expresión)[2] de la Convención, en relación con los Artículos 1.1 (Obligación de Respetar los Derechos)[3] y 2 (Deber de Adoptar Disposiciones de Derecho Interno)[4] de la misma

C) Sobre la restricción de la libertad de expresión en relación con la órden de libertad condicional


95. La Comisión destacó que “la orden de libertad condicional del Tribunal Militar Primero de Ejecución de Sentencias de Caracas de 24 de diciembre de 2007 contiene, entre otras, prohibiciones de dar declaraciones a medios de comunicación y asistir a manifestaciones”. “La prohibición [al señor Usón Ramírez de emitir] declaraciones sobre asuntos que le afect[e]n directamente y guard[e]n relación directa con la forma en que las autoridades de Venezuela […] condujeron […] su caso, así como la prohibición de ejercer su derecho a manifestarse viola el artículo 13 de la Convención y puede permitir que se continúe sancionando a la víctima por sus expresiones, impidiéndole la participación en los asuntos de debate público”.


96. Al respecto, para los representantes dicha “restricción de su libertad de expresión, además de ilegal y arbitraria, es inaceptable en una sociedad democrática. Constituye censura en el m[á]s tradicional de los sentidos. […] El Artículo 505 del Código Orgánico de Justicia Militar señala que el que injuriare a las Fuerzas Armadas ‘incurrirá en la pena de tres a cinco años de prisión’, pero no dice que, además de la prisión deberá permanecer en silencio, o que, por el tiempo de la condena, no podrá comentar la naturaleza de la acusación formulada en su contra, los nexos del tribunal con otras instancias del Poder Público, el comportamiento del tribunal durante el proceso, la evidencia que no fue recibida o que no fue valorada por el tribunal, o la congruencia de los argumentos de la sentencia con la prueba ofrecida por las partes”.


97. El Estado no se refirió a este punto como parte de sus alegatos.


98. La Corte observa que, según consta en el expediente, el 24 de diciembre de 2007 el Tribunal Militar Primero de Ejecución de Sentencias de Caracas emitió una resolución[5], mediante la cual otorgó al señor Usón Ramírez el beneficio de libertad condicional, bajo una serie de condiciones y prohibiciones[6].


99. En el marco de la audiencia pública celebrada en el presente caso, el señor Usón Ramírez afirmó “ejer[cer] una severa autocensura para tratar de mantener[se] dentro de lo que […] piens[a] que puede ser el margen por el cual […] [s]e pued[e] expresar”[7].


100. Ante la pretensión de la Comisión y los representantes de que esta Corte declare que estos hechos - particularmente los puntos cuatro y seis de la referida resolución (supra párr. 98) – constituyen una violación adicional del derecho a la libertad de expresión del señor Usón Ramírez, el Estado no presentó alegatos en su defensa. En estas circunstancias, el Tribunal considera pertinente aplicar lo dispuesto en el artículo 38.2 del Reglamento, tal y como lo ha hecho anteriormente[8], el cual señala que “la Corte podrá considerar como aceptados aquellos hechos que no hayan sido expresamente negados y las pretensiones que no hayan sido expresamente controvertidas” por el Estado. Por lo tanto, el Tribunal considera que el Estado es responsable por la violación del artículo 13.1 y 13.2 de la Convención, en relación con el artículo 1.1 de dicho instrumento, en perjuicio del señor Usón Ramírez, en tanto las restricciones impuestas resultan abusivas al derecho a la libertad de expresión, no cumplen con un propósito legítimo, ni son necesarias o proporcionales en una sociedad democrática.



[1] El artículo 9 de la Convención establece que:

Nadie puede ser condenado por acciones u omisiones que en el momento de cometerse no fueran delictivos según el derecho aplicable. Tampoco se puede imponer pena más grave que la aplicable en el momento de la comisión del delito. Si con posterioridad a la comisión del delito la ley dispone la imposición de una pena más leve, el delincuente se beneficiará de ello.

[2] El artículo 13 de la Convención señala en lo pertinente lo siguiente:

1. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección.

2. El ejercicio del derecho previsto en el inciso precedente no puede estar sujeto a previa censura sino a responsabilidades ulteriores, las que deben estar expresamente fijadas por la ley y ser necesarias para asegurar:

a) el respeto a los derechos o a la reputación de los demás, o

b) la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas. […]

[3] El artículo 1.1 de la Convención establece que:

Los Estados Partes en esta Convención se comprometen a respetar los derechos y libertades reconocidos en ella y a garantizar su libre y pleno ejercicio a toda persona que esté sujeta a su jurisdicción, sin discriminación alguna por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social.

[4] El artículo 2 de la Convención dispone que:

Si el ejercicio de los derechos y libertades mencionados en el artículo 1 no estuviere ya garantizado por disposiciones legislativas o de otro carácter, los Estados Partes se comprometen a adoptar, con arreglo a sus procedimientos constitucionales y a las disposiciones de esta Convención, las medidas legislativas o de otro carácter que fueren necesarias para hacer efectivos tales derechos y libertades.

[5] Cfr. Resolución del Tribunal Militar Primero de Ejecución de Sentencias de 24 de diciembre de 2007 (expediente de anexos a la contestación de la demanda, tomo X, fs. 8020 a 8031).

[6] La Resolución de 24 de diciembre de 2007 del Tribunal Militar Primero de Ejecución de Sentencias de Caracas contenía las siguientes condiciones: 1) “[p]rohibido salir de la jurisdicción territorial de [dicho] Tribunal Militar Primero de Ejecución de Sentencias, esto comprende, Distrito Capital, Estado Miranda y Estado Vargas sin autorización del mismo”; 2) “[n]o cambiar sin autorización del Tribunal la dirección donde manifestó que fijará su residencia […]”; 3) “[a]bstenerse de frecuentar lugares o sitios peligrosos como prostíbulos, bares o zonas de tolerancia y de consumir sustancias estupefacientes y bebidas alcohólicas”; 4) “[p]rohibido asistir a manifestaciones, caminatas, marchas, concentraciones, reuniones, entre otras, de carácter político en razón de la pena accesoria contenida en el Artículo 407 Ordinal 1° del Código Orgánico de Justicia Militar: Inhabilitación Política por el tiempo que dure la pena”; 5) “[n]o relacionarse con personas de dudosa reputación ni inmiscuirse en hechos de carácter delictivos”; 6) “[p]rohibido dar declaraciones a los diferentes medios de comunicación social (impresos, radiofónicos, audiovisuales, entre otros) del caso que se ventiló en la presente causa”; 7) “[e]fectuar estudios en un Centro Educativo de acuerdo a sus posibilidades o mantener un trabajo estable y presentar periódicamente Constancia de Estudio o de Trabajo según sea el caso, ante este Despacho Judicial”, y 8) “[p]resentarse ante este Tribunal Militar los días quince (15) y los últimos de cada mes y si [é]stos caen fines de semana o días feriados, deberá hacerlo los días hábiles anteriores. Igualmente, se le informa que el incumplimiento de cualquiera de estas condiciones es motivo suficiente para REVOCARLE el beneficio aquí concedido”, supra nota 78.

[7] Declaración del señor Francisco Usón Ramírez rendida ante la Corte Interamericana en audiencia pública en el marco del XXXVIII Período Extraordinario de Sesiones, celebrado el 1 de abril de 2009, en Santo Domingo, República Dominicana.

[8] Cfr. Caso Valle Jaramillo y otros, supra nota 38, párr. 130.


HISTORIAS DE LA FACULTAD - EPISODIO 4


EL DÍA QUE FUI TÍO DE MI HERMANO MAYOR

Por AB


Aunque usted no lo crea, esta nota está relacionada con el Código Civil. Si hay algo aburrido en el estudio de la abogacía, eso es el derecho civil. La gran mayoría de profesores nos obligaban a recitar los artículos de memoria, y a leer las interesantísimas discusiones sobre lo que dijeron grandes juristas franceses que yacen en sus tumbas hace casi doscientos años (Troplong, Demolombe, y otros cadáveres semejantes). Como si eso fuera poco, el código que hay que estudiar es el Código Civil, monumento a la estupidez humana, redactado por don Dalmacio Vélez Sársfield, y que entrara en vigencia en 1871 con sus 4.051 artículos.

¿Y qué tiene que ver el CC con mi hermano mayor —Próspero Bovino, el pobre está más fregado que yo con ese nombre—? Pues bastante, ya que el art. 2503, inc. 1, del CC, establece como uno de los derechos reales el derecho de condominio, regulado en los arts. 2673 y siguientes. Mi hermano mayor y yo tenemos prácticamente todos nuestros bienes en condominio y, como si eso fuera poco, la gran mayoría de esos bienes en condominio integran una sociedad de hecho, cuyo nombre de fantasía es un homenaje a la imaginación: “Próspero y Alberto Bovino”.

Pues bien, demás está decir que yo jamás trabajé en esa sociedad de hecho, que es estupendamente administrada por mi querido hermano Próspero. Un buen día, mi hermano mayor se reúne personalmente con un proveedor de no sé qué producto químico no muy ecológico que se usa en las plantaciones de nuestra sociedad de hecho.

Mi hermano mayor invitó a almorzar a este buen señor y la charla fluyó. En el medio de esa charla, el proveedor de productos químicos le preguntó a mi hermano Próspero:

-¿Usted tiene un tío que es profesor en la Facultad de Derecho?

-¿En qué Facultad —preguntó mi hermano—?

-En la Facultad de Derecho de la UBA…

-No, ¿por? Nosotros no tenemos ningún tío que sea abogado.

-Porque mi hija estudia allí, y ahora está cursando una materia de derecho penal, y su profesor es de apellido Bovino y, además, les dijo que era de Entre Ríos.

-¡Ahhhh!!!! —dijo mi hermano mayor, que no quería saber nada con ser mi sobrino—, no es mi tío, es uno de mis hermanos menores…

-¿Su hermano menor?

Y entonces mi hermanito Próspero encontró la manera de explicarle quién era el profesor de su hija a este buen señor.

-¿Vio cuando usted nos factura, que lo hace a nombre de “Próspero y Aberto Bovino”?

-Sí… —acotó el padre de mi alumna—.

-Bueno, ese “Alberto”, el que no trabaja, ése es el profesor de su hija.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...