te lo advertimos...

31/5/2009

¡Y se armó la rosca!

Tenemos un amicus




Me presento como "Amicus Blogare"
en el debate Bovino - Marino sobre enseñanza del Derecho

Estimados, dada la repercusión que está teniendo el debate propuesto por Tomás Marino en su blog respecto de la enseñanza del derecho en las Facultades y la réplica del gran Bovino en el día de ayer, he decidido presentar mis opiniones en carácter de Amicus blogare, toda vez que si bien no soy protagonista del mismo, hay circunstancias que atañen a mi vida como docente que me llevan a aportar mis ideas como tercero no parte.

En primer lugar, aclaro que a lo largo de mi exposición –la cual he estructurado en distintos puntos-- pretendo evaluar ambos puntos de vista y dar mi opinión acerca de los mismos para luego pasar a realizar un análisis crítico de la situación actual en que se encuentra la enseñanza de la disciplina en las Facultades públicas y/o privadas.

I. “…los estudiantes han dejado de ser estudiantes y pasaron a ser personas que vienen a escuchar la clase”.

Esta frase de Bovino, confeso “abogado que da clase”, al cual tuve la suerte de escuchar durante un cuatrimestre entero en Régimen del Proceso Penal hace unos años, arroja un cachetazo de realidad para todos aquellos que desean escudarse en el viejo clishé de que los estudiantes son los primeros perjudicados por la “mala educación” que generan las facultades de derecho debido a que los staffs de profesores son malos y alejados de todo tipo de contacto con el conocimiento puro que exige la práctica abogadil al momento de abandonar las aulas.

Lean el resto de esta interesante y provocativa entrada aquí.

Francisco:

Alucinante la figura del Amicus Blogare. Pero no era necesario, el debate es abierto, solo que me gustó provocar a Tomás, quien, con razón, nos da palo y palo.

En cuanto a "las personas que van o escuchan la clase", en realidad, creo que si eso sucede, es en mayor medida por responsabilidad del docente antes que del estudiante. Eso no significa que el estudiante no tenga ninguna responsabilidad, pero lo exageré con el objeto de que el post fuera provocativo como para generar un debate.

Si cursaste "Régimen" conmigo probablemente no haya sido una buena experiencia, en esa materia siempre hemos tenido problemas para lograr la motivación. No sucede lo mismo en los cursos de "Garantías...", que si bien no son ninguna maravilla, nos han permitido despertar un alto grado de motivación en casi todos los asistentes al curso, a pesar de las grandes exigencias de lectura.

Pero en el curso que damos actualmente en el segundo cuatrimestre, "La actividad probatoria en el proceso penal", independientemente de mi improvisación en un curso de esas características, si los dos que hemos dado hasta ahora con mi maravilloso equipo de auxiliares docentes han salido muy buenos se debió en mayor medida a la participación de los estudiantes que a la mía.

Saludos,

AB

30/5/2009

JUEZ Y ABOGADO QUE DAMOS CLASE

El 28 de mayo invitamos
al Prof. Gustavo Bruzzone a una clase "dialogada"


Una explicación de la clase dialogada aquí y aquí.



De izquierda a derecha: JP Iriarte, JP Chirinos, Esteban Chervin,
Gustavo Bruzzone, Cristian Penna y este blogger





Sacando una foto (en el medio) y JP Chirinos a la derecha




Después de la clase invitamos a cenar al Prof. Bruzzone.
De izquierda a derecha: Cristian Penna, Gustavo Bruzzone, Juan Pablo Chirinos,
Maxi "Cara de Niño" Medina, AB y JP Iriarte (¡qué cara la del Vasquito!).

¿No es bizarro?

Porque sí

29/5/2009

Soy un abogado que da clase

VIDEO-DEBATE



Rescatando una idea que ya había olvidado, comenzaremos un debate con Don Tomás Marino (Quiero ser abogado), con la participació del invitado especial Juan Tapia, sobre abogados que damos clases, enseñanza del derecho y otras yerbas... Aquí va la provocación para colocar a Tomás a la defensiva.


video

NO HAY DERECHO AGRADECE

Recomendados por "Estás en tu derecho"




El irresponsable a cargo del blog Estás En Tu Derecho ha recomendado a sus lectores que visiten nuestro blog. Nos encantó la descripción de NHD que realizan. Dado que a mí me ha costado siempre describir de qué se trata No Hay Derecho, por ahora aceptamos esta descripción:

"No hay derecho" es una mezcla de realidad, ficción, derecho y actualidad...

Nosotros, eternamente agradecidos

Fotolog Maldita Policía

¿VIOLENCIA POLICIAL? ESO AQUÍ NO PASA...

























27/5/2009

¡HAY QUE MATAR A LOS PUTOS!

II. LOS HECHOS





Según surge de la prueba documental que se adjunta, el señor Rubén DI MONTE, con domicilio en Calle 22, Nº 745, Código Postal B6600HDU, Ciudad de Mercedes, Provincia de Buenos Aires, tel: (02324) 43-2412/43-2479, fax: (02324) 43-2104. Dirección electrónica:
arzomerce@yahoo.com, de profesión religioso, afirmó en el ejercicio de sus funciones, el 7 de agosto de 2003, durante una ceremonia dedicada al culto religioso celebrada en la ciudad de Luján, Provincia de Buenos Aires, de acuerdo con la versión publicada en el diario “CLARÍN” del día siguiente:

Dijo el arzobispo: “San Pablo estaba leyendo los diarios de nuestro tiempo” y continuó: (los homosexuales) “son detractores enemigos de Dios, insolentes, arrogantes, vanidosos, hábiles para el mal, rebeldes con sus padres, insensatos, desleales, insensibles, despiadados y a pesar de que conocen el decreto de Dios que declara dignos de muerte a los que hagan estas cosas, no solo las practican, sino también que aprueban a los que las hacen” (diario CLARÍN, 8 de agosto de 2003, destacado agregado).

Está claro que según sus propios dichos, el señor DI MONTE se reconoce como parte de una comunidad religiosa cuyos integrantes —según su patólogica percepción del cristianismo— considera superiores respecto a las personas homosexuales. Ello surge claramente de sus afirmaciones acerca de que las personas de orientación homosexual “son detractores enemigos de Dios, insolentes, arrogantes, vanidosos, hábiles para el mal…”.

En este sentido, si bien la ley que invocamos como fundamento de la ilicitud penal del discurso del sacerdote no contempla la orientación sexual como variable a ser tenida en cuenta para considerar punible un hecho de discriminación, es el propio señor DI MONTE quien, al hacer referencia a los homosexuales, los definió expresa y especialmente por sus convicciones religiosas. En efecto, el imputado no cuestionó en ningún momento las prácticas sexuales de las personas homosexuales, sino la oposición de dichas personas a una ley —que desconocemos tanto su existencia como su eventual validez y carácter positivo— que él considera divina, esto es, el hecho de que estas personas son “detractores enemigos de Dios” (cf. nota publicada en la página www.poloneutro.com.ar).

Es indispensable señalar que la discriminación por razones religiosas reguladas en la ley 23.592 no requiere que la persona discriminada pertenezca a una religión determinada. Así, por ejemplo, si un grupo de personas es atacada físicamente por su condición de ateos o agnósticos, a pesar de que no confesen una religión determinada, no se puede negar que han sido víctimas de un hecho delictivo en razón de sus creencias religiosas, aunque, paradójicamente, haya sido por carecer de ellas.

Lo que importa, para construir el dolo de la figura del artículo 3 de la ley 23.592, es que el sujeto activo justifique o promocione la discriminación en cualquier forma respecto de un grupo de personas por el simple hecho de que dichas personas compartan determinadas ideas en materia religiosa.

Es por este motivo que el artículo 3 debe ser aplicado en este caso concreto, cuya gravedad es difícil de medir, especialmente si tenemos en cuenta que proviene de una persona que se dice portador del mensaje de CRISTO, y que pretende utilizar maliciosamente ese mensaje para justificar y proponer un genocidio por un supuesto mandato divino que sólo a él le fuera notificado.

Ello pues el colectivo de personas homosexuales no ha sido definido por el imputado por su orientación sexual, sino por sus convicciones religiosas. Así, las frases más importantes de su discurso impregnado de odio son:

a) Los homosexuales —todos ellos, el sacerdote no menciona excepción alguna— son detractores de Dios.

b) Según decreto de Dios, los homosexuales son dignos de muerte —una vez más, todos ellos—.

Por si quedaran dudas, es precisamente la supuesta oposición de las personas homosexuales a las enseñanzas de Dios lo que, para el imputado, define a estas personas, pues este buen señor —de algún modo hay que llamarlo— no solo critica a quienes practican esa forma de vida sino, además y especialmente, a quienes los “aprueban”. Es éste, entonces, el núcleo de la ofensa dirigida a quienes “practican” o “aprueban” a quienes vulneran mandatos divinos que solo existen en la imaginación patológica del sacerdote, es decir, a quienes se oponen a las convicciones religiosas cargadas de odio, intolerancia, prejuicio e ignorancia del señor DI MONTE.


UPDATE: En respuesta a uno de los comentarios reproducimos el Capítulo 1 de la Carta a los Romanos de Pablo:

Capítulo 1
1
PABLO, siervo de Jesucristo, llamado á ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios,
2
Que él había antes prometido por sus profetas en las santas Escrituras,
3
Acerca de su Hijo, (que fué hecho de la simiente de David según la carne;
4
El cual fué declarado Hijo de Dios con potencia, según el espíritu de santidad, por la resurrección de los muertos), de Jesucristo Señor nuestro,
5
Por el cual recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia de la fe en todas las naciones en su nombre,
6
Entre las cuales sois también vosotros, llamados de Jesucristo:
7
A todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados santos: Gracia y paz tengáis de Dios nuestro Padre, y del Señor Jesucristo.
8
Primeramente, doy gracias á mi Dios por Jesucristo acerca de todos vosotros, de que vuestra fe es predicada en todo el mundo.
9
Porque testigo me es Dios, al cual sirvo en mi espíritu en el evangelio de su Hijo, que sin cesar me acuerdo de vosotros siempre en mis oraciones,
10
Rogando, si al fin algún tiempo haya de tener, por la voluntad de Dios, próspero viaje para ir á vosotros.
11
Porque os deseo ver, para repartir con vosotros algún don espiritual, para confirmaros;
12
Es á saber, para ser juntamente consolado con vosotros por la común fe vuestra y juntamente mía.
13
Mas no quiero, hermanos, que ingnoréis que muchas veces me he propuesto ir á vosotros (empero hasta ahora he sido estorbado), para tener también entre vosotros algún fruto, como entre los demás Gentiles.
14
A Griegos y á bárbaros, á sabios y á no sabios soy deudor.
15
Así que, cuanto á mí, presto estoy á anunciar el evangelio también á vosotros que estáis en Roma.
16
Porque no me avergüenzo del evangelio: porque es potencia de Dios para salud á todo aquel que cree; al Judío primeramente y también al Griego.
17
Porque en él la justicia de Dios se descubre de fe en fe; como está escrito: Mas el justo vivirá por la fe.
18
Porque manifiesta es la ira de Dios del cielo contra toda impiedad é injusticia de los hombres, que detienen la verdad con injusticia:
19
Porque lo que de Dios se conoce, á ellos es manifiesto; porque Dios se lo manifestó.
20
Porque las cosas invisibles de él, su eterna potencia y divinidad, se echan de ver desde la creación del mundo, siendo entendidas por las cosas que son hechas; de modo que son inexcusables:
21
PORQUE HABIENDO CONOCIDO Á DIOS, NO LE GLORIFICARON COMO Á DIOS, NI DIERON GRACIAS; ANTES SE DESVANECIERON EN SUS DISCURSOS, Y EL NECIO CORAZÓN DE ELLOS FUÉ ENTENEBRECIDO.
22
DICIÉNDOSE SER SABIOS, SE HICIERON FATUOS,
23
Y TROCARON LA GLORIA DEL DIOS INCORRUPTIBLE EN SEMEJANZA DE IMAGEN DE HOMBRE CORRUPTIBLE, Y DE AVES, Y DE ANIMALES DE CUATRO PIES, Y DE SERPIENTES.
24
POR LO CUAL TAMBIÉN DIOS LOS ENTREGÓ Á INMUNDICIA, EN LAS CONCUPISCENCIAS DE SUS CORAZONES, DE SUERTE QUE CONTAMINARON SUS CUERPOS ENTRE SÍ MISMOS:
25
LOS CUALES MUDARON LA VERDAD DE DIOS EN MENTIRA, HONRANDO Y SIRVIENDO Á LAS CRIATURAS ANTES QUE AL CRIADOR, EL CUAL ES BENDITO POR LOS SIGLOS. AMÉN.
26
POR ESTO DIOS LOS ENTREGÓ Á AFECTOS VERGONZOSOS; PUES AUN SUS MUJERES MUDARON EL NATURAL USO EN EL USO QUE ES CONTRA NATURALEZA:
27
Y DEL MISMO MODO TAMBIÉN LOS HOMBRES, DEJANDO EL USO NATURAL DE LAS MUJERES, SE ENCENDIERON EN SUS CONCUPISCENCIAS LOS UNOS CON LOS OTROS, COMETIENDO COSAS NEFANDAS HOMBRES CON HOMBRES, Y RECIBIENDO EN SÍ MISMOS LA RECOMPENSA QUE CONVINO Á SU EXTRAVÍO.
28
Y COMO Á ELLOS NO LES PARECIÓ TENER Á DIOS EN SU NOTICIA, DIOS LOS ENTREGÓ Á UNA MENTE DEPRAVADA, PARA HACER LO QUE NO CONVIENE,
29
ESTANDO ATESTADOS DE TODA INIQUIDAD, DE FORNICACIÓN, DE MALICIA, DE AVARICIA, DE MALDAD; LLENOS DE ENVIDIA, DE HOMICIDIOS, DE CONTIENDAS, DE ENGAÑOS, DE MALIGNIDADES;
30
MURMURADORES, DETRACTORES, ABORRECEDORES DE DIOS, INJURIOSOS, SOBERBIOS, ALTIVOS, INVENTORES DE MALES, DESOBEDIENTES Á LOS PADRES,
31
NECIOS, DESLEALES, SIN AFECTO NATURAL, IMPLACABLES, SIN MISERICORDIA:
32
QUE HABIENDO ENTENDIDO EL JUICIO DE DIOS QUE LOS QUE HACEN TALES COSAS SON DIGNOS DE MUERTE, NO SÓLO LAS HACEN, MÁS AÚN CONSIENTEN Á LOS QUE LAS HACEN.
:

ANÓNIMO Y SU PRIVACIÓN ILEGAL DE LIBERTAD - RELOADED

SOBRE LA PRIVACIÓN DE LIBERTAD DE UN LECTOR
QUE CONMOVIÓ A LOS DEMÁS LECTORES



La entrada de nuestro amigo Anónimo ha provocado los siguientes comentarios, que creo que merecen una entrada aparte. Adenda: Nuestro amigo Anónimo envió este mensaje para todos ustedes:

Quería agradecer las palabras de apoyo de todos los lectores. Sinceramente me levantaron mucho el ánimo.

Nuevamente, muchas gracias.

Anónimo.

••••••••••••••••••••••
Blogger Zaratustra dijo...

Alberto:

...

PS: (respecto al post) Que bajón la impotencia de un estudiante de derecho que con su carga teórica intenta hacer valer sus derechos o garantías de libro frente a la realidad del Leviatán policial.

25 mayo, 2009 19:23

Eliminar
Blogger El Tolo dijo...

Es que el derecho terrenal dista tanto del derecho teorico, el desafio es acortar la brecha?

25 mayo, 2009 20:23

Eliminar
Blogger Gaviota dijo...

Me uno a anónimo. Qué lástima el tiempo perdido, o casi perdido...

25 mayo, 2009 22:30

Eliminar
Eliminar
Anónimo Anónimo dijo...

Soy el Anónimo en cuestión.
Alberto: gracias por ocuparte y pensar en mi detención.
Quizas pienses que estoy exagerando pero el hecho de estar en una celda indescriptible por mas de 12 horas me genero muchas cosas.

Creo que Zaratustra lo definió muy bien : la palabra es impotencia.
Pero esa impotencia, no es todo, ni la parte que realmente me hace mas ruido.
Me gustaría decir especificamente en qué cambio mi visión del Derecho pero tengo que ordenar mis ideas.


Entre todas las cosas que pense, de una manera bastante desordenada creo haber reparado en algo que dijiste en el post. Obviamente lo hiciste con mucha mayor claridad y tiene que ver con el rol de los jueces y fiscales.

25 mayo, 2009 23:44

Eliminar
Blogger ABovino dijo...

No, amigo, no creo que estés exagerando. Tengo algo de experiencia en este tipo de casos y, además, también he sido detenido ilegalmente cuando aún ni siquiera estudiaba derecho (estudiaba ciencias económicas). Te aseguro que comprendo lo que sentís.

Y las garantías no son "teoría", son derecho positivo que debemos hacer valer en nuestra vida profesional. Pero el Estado no te regala nada, hay que arrancárselo.

Saludos,

AB

26 mayo, 2009 00:40

Eliminar
Anónimo fahirsch dijo...

Siempre dicen que el inocente no tiene nada que temer. Siempre he pensado que es el que más tiene que temer. Especialmente si el que está delante de uno tiene un arma

26 mayo, 2009 10:09


FAHIRSCH: No entiendo lo del "inocente no tiene nada que temer". Creo que con un arma enfrente todos tenemos algo que temer, sin importar si somos inocentes o, como en mi caso, culpables.

Eliminar
Anónimo Anónimo dijo...

Es ironico. Me recibi el anio pasado (perdon pero este teclado no tiene enie) y cada vez q algun conocido me pregunta q hacer cuando te detienen les tengo q decir q no se peleen con el cana porque pasa exactamente lo q le paso a anonimo. Por suerte desde mi pequenisimo lugar en la justicia trato de detectar casos como este desde la lectura del sumario y empujo hasta donde puedo por mantener vigente o mejor dicho hacer uso de las garantias violadas

26 mayo, 2009 15:36


COMENTARIO: Bien por el justiciero. Siempre se puede hacer algo desde cualquier lugar para frenar tanta brutalidad.

Eliminar

Entiendo perfectamente la impotencia que siente el "el anónimo en cuestión". Lamentablemente tal manera de proceder de parte del personal policial es tan frecuente que asusta. Y eso no es lo peor, sino que lo peor es que muchos fiscales y jueces respaldan dichos vicios(ya sea convalidando procedimientos manifiestamente ilegítimos o "alentando" dicho accionar desde las instrucciones impartidas y/o el encubrimiento posterior). Y lo mas preocupante es que muchos de estos personajes (sean policías, fiscales o jueces) realmente creen que su accionar es válido (quizás miran demasiadas películas policiales y se tragan los personajes... o quizás simplemente son violentos y autoritarios).
Lamentablemente tengo unas cuantas experiencias profesionales (y hasta alguna personal) de tal tipo (Alberto, hablando de esto, después te cuento algo que me pasó hace unos días).
Además tales modos de accionar también se ven "convalidados socialmente", por los crecientes reclamos de mano dura y las alarmantes campañas mediático-políticas en contra del "garantismo" (es decir, de las garantías constitucionales... ver por ej.: http://operacionderecho.blogspot.com/2008/11/desinfobae-y-su-amarillismo.html )
Cuesta creer que sea tan difícil pretender que se respeten pautas tan básicas y fundamentales...
Saludos,
Cristian

26 mayo, 2009 23:04


COMENTARIO: Cristian, cada día escribís más en dialecto "legalese".

Eliminar

Anónimo, eso que sentís -una mezcla de impotencia, incomprensión- es lo que se siente al haber sido víctima de un delito. Creo que le llaman estrés-postraumatico.

Cuando era chico me hurtaron -tendría 8 o 9 años- y más allá de que no hubo violencia física, porque fue un arrebato, sentí violencia moral. Eso me hizo pensar que de grande queria ser policia (jaja), sin embargo, durante la adolecencia, fui victima de violencia o abuso policial -como muchos- y terminé inclinándome por estudiar derecho.

Creo que -aunque sea medio escéptico-, es preferible utilizar los mecanismos del Estado de Derecho y hacerlos valer.

Hasta ahora -y eso que soy joven- me genera un peor sentimiento el abuso policial que los hurtos. Por eso, creo que es preferible inclinarnos hacia la contención de la violencia estatal con mayor interés.

Saludos,

Fran

COMENTARIO: Fran, no sé si estoy de acuerdo contigo. Quien es definida como "víctima" por el derecho es un personaje bueno, desafortunado, que frente a él tiene a los malos, a los victimarios. En estos casos, te victimizan y ni siquiera te permiten usar el estatus de víctima. Y el victimario es un honrado miembro de las fuerzas de seguridad que arriesgó su vida para cumplir con su deber.

Lo que le pasó al amigo Anónimo es mucho peor, porque ni siquiera le permite reclamar desde el lugar de víctima, pues debe defenderse y negar la imputación que sus victimarios le han hecho de haber cometido una conducta delictiva. Y los victimarios no están solos, cuentan con toda una estructura estatal —que suele incluir jueces— dispuestos a impedir la defensa de la verdadera víctima con tal de encubrir al verdadero victimario.

25/5/2009

MALDITO CUESTIONARIO 002

MALDITO CUESTIONARIO

NO HAY DERECHO


Cuestionado: el Tolo, del Blog del Tolo

Simplemente para mantener un injustificado misterio, mi nombre es Martín, mi sobrenombre, es Tolo, que simplemente para aclarar, no tiene ninguna relación con el entrenador de futbol.

Tengo 25 años, la Facultad de Derecho de la UBA, dijo que me recibí de Abogado en julio de 2008, en febrero de 2009 me hicieron entrega del titulo.

Hace algunos años colaboro en una fundación que se dedica al desarrollo de ciencias y métodos de gobierno, en el convencimiento que gobernar es un arte y como tal requiere de métodos y herramientas. En ese marco, hacemos eje en el fortalecimiento de las oficinas de gobierno, dotándolas de herramientas para la toma de decisiones y con programas de entrenamiento que permitan enfrentar la complejidad de gobernar. A su vez, asesoro, por ahora a conocidos, en ciertas cuestiones contractuales para que no se estresen cuando lean palabras extrañas.

Hace algunos años cree mi blog para plasmar algunas ideas que sentía no podía canalizar por otros medios. No hay un tema específico, pero se pueden encontrar algunas cosas relacionados con el derecho, pero no tiene la categoría de blog jurídico.

1. ¿Cómo llegaste a estudiar abogacía?

Si tuviera que encontrar el primer momento en que pensé en estudiar abogacía, podría ser cuando en el colegio hicimos un debate, en séptimo grado, sobre pena de muerte, donde me tocó dar un voto luego de un intercambio de argumentos entre los grupos. Claro que para esa época había visto ciertas películas que me motivaban aunque principalmente 12 hombres en pugna.

Más adelante en el tiempo, podría decirlo que con educación cívica, y la enseñanza de algunos principios básicos. Por esos tiempos creía que el derecho era una herramienta para “cambiar las cosas”.

Ya terminando el secundario era una decisión tomada, por supuesto con muchas dudas, pero el que no arriesga no gana, y así emprendí, con una mezcla de ingenuidad, seguridad e inseguridad, el camino hacia el CBC en la sede Uriburu.

Veía cosas a mi alrededor que no me gustaba, una sociedad violentada con muchos conflictos y creía que la abogacía podía darme herramientas para solucionar cosas que no me parecían que tenían que estar así. Más aun, creía que el Estado debía estar al servicio de la sociedad, y veía lo contrario, por lo que después continue con la orientación publico que era la que se ajustaba, aunque con esfuerzo, a lo que pretendía de la carrera.

2. ¿Cuál dirías que son los principales vicios de la enseñanza del derecho en tu Universidad, y si podés contanos a quien consideraste tu mejor y tu peor profesor/a y por qué razones?

Estudié en la Universidad de Buenos Aires.

Creo que el mayor vicio, teniendo en cuenta que la universidad tiene que preparar abogados preparados para enfrentarse a una realidad laboral muy complicada, es la total disociación entre la teoría y la práctica del ejercicio de la abogacía. No concibo, y no concebí en su momento cuando estudiaba, que se me enseñen conceptos, teorías y principios, pero no se me mostrara la herramienta donde todo ello era aplicado. Contratos, cedulas de notificación, expedientes, escritos en general, en particular, sentencias, apelaciones, clausulas específicas en un contrato: poco (o nada) de todo eso pude ver durante la carrera. Mientras, me mataba la cabeza aprendiendo de vicios redhibitorios, posesión legitima e ilegitima y de la fuerza ejecutoria del acto administrativo.

Creo ese era el principal vicio que yo encontraba cuando me enseñaban el derecho. Sentía que no me preparaban para enfrentar la realidad

Otros vicios

- Profesores titulares que nunca daban la clase

- Enseñanza a través del “aprendizaje” de memoria de la normativa

- Metodologías poco apropiadas para la participación en clase

Califico como mejor al profesor que intentaba quebrar con los vicios, que entendía con mayor claridad la situación y se esforzaba por cambiar algunas cosas y que a su vez mezclaba eso con un gran trato con sus alumnos, fue el Dr. Santiago Felgueras, en la materia protección internacional de los derechos humanos.

Lamentablemente para mí, el peor profesor fue el de Derecho Civil, mi primera materia de la facultad. Luego del primer día, de la primera clase en la Facultad, salí con ganas de no volver. Por suerte volví, y volvería a volver. El Dr. Pérez Ríos.

3. ¿Qué importancia relativa crees que tienen los hechos y la prueba en un caso judicial? ¿Qué te enseñaron sobre esas cuestiones durante tu carrera?

Entiendo que la prueba y los hechos son el nudo de la historia que se llama “proceso judicial”. Considero que el juez se basa en los hechos y lo que se pudo probar de ellos en la etapa probatoria para dictar sentencia. Al fin y al cabo de eso se trata (o debería tratarse) el proceso judicial. Dos partes que tienen una visión diferente sobre un hecho en particular y que deberán demostrar ante la “justicia” que lo que dicen que pasó, realmente pasó.

Sin embargo, todavía me parece muy extraño que un caso se resuelva con papeles escritos, creo que debe haber mas interacción entre el juez (o sus asistentes) y el caso y no conformarse con lo que está escrito, por que se corre el riesgo de fallar para aquel que tuvo un abogado que supo redactar y convencer mejor al juez, que a quien lo asiste el derecho.

Sobre el tema, el mayor acercamiento lo tuve en el proceso penal, donde curse “la prueba en el proceso penal” con el Dr. Díaz Cantón. Sus clases eran interesantes aunque sentía que faltaba un acercamiento mayor a cómo juegan las pruebas en el proceso, es decir, una clara exposición sobre las pruebas en el proceso, pero no había, por ejemplo, algún ejercicio sobre prueba testimonial, o una declaración indagatoria.

4. En caso de ser de la UBA, ¿que opinión te merece la "Orientación General"? ¿No creés que sería más apropiado llamalos los "desorientados"?

Yo diría que el régimen de orientaciones ya es algo desorientador. Es como si cada una de las orientaciones fuera una receta. “orientación en derecho privado”. Ingredientes: una pizca de derecho constitucional, una cucharada sopera de derecho penal, una taza y media de obligaciones y régimen del matrimonio y cantidad necesaria de teoría del derecho. A partir de ahí se le puede poner más o menos de los ingredientes Digo, tanto la orientación general como las “especificas” no logran su objetivo, aunque esta más que claro que apuntan con mayores materias a la orientación a la que pertenecen. Sin embargo en el régimen de orientaciones se repiten los vicios de enseñanzas, lo que es aun mas grave porque el alumno ya se encuentra en la etapa final de su carrera, en la orientación que ha elegido y sigue manteniendo los vicios con los que le enseñaron derecho civil.

Siempre doy esta opinión basándome en mi experiencia y en la de distintos compañeros con los que curse, y amigos por supuesto donde muchas veces discutíamos estas cuestiones.

5. ¿Cómo hacías para elegir las materias y cursos en que te ibas a anotar? ¿De dónde sacabas la información para tomar la decisión?

Creo que cometí algunos errores en la manera de elegir las materias y cursos (que no necesariamente quiere decir que haya cometido errores en las materias que elegí en particular). Lo principal que me reprocho es haber encorsetado mi decisión a las materias del turno mañana, cuando no tenía ningún tipo de obligación de hacerlo. Es decir, podría haber elegido materias del turno tarde y noche, pero por alguna razón, elegía las materias de la mañana. Ya con eso tenía un gran recorte de materias, para luego pasar a los días, donde intentaba que sean los días lunes, martes, jueves y viernes. Ahí se me acortaba aun más la elección. Una vez realizado esa preselección, comenzaba a recabar información de esas materias.

Creo que si pudiera elegir nuevamente modificaría mi criterio de selección, primero averiguando e informándome sobre distintas materias sin tener en cuenta el horario, pero así y todo no puedo ser tan injusto conmigo y decir que elegí malas materias. Como todo en la vida, uno toma buenas o malas decisiones.

La información que obtenía de los cursos variaban pero principalmente me guiaba por las opiniones de compañeros que habían cursado esa materia o curso. Creo que el que cursó es quien más sabe las cualidades y deficiencias del profesor. A su vez, en la facultad se repartían libros con la oferta de cursos y ahí encontraba algún abstract sobre lo que trataba la materia, o la manera de evaluar o trabajar. Así y todo, esa información la tenía en cuenta “con pinzas” porque con el correr del tiempo me encontré con materias que decían algo en el papel y luego era otra cosa.

ANÓNIMO Y SU PRIVACIÓN ILEGAL DE LIBERTAD

LA MALDITA POLICÍA



Anónimo dijo...

Alberto, parece que tu mañana fue mejor que la mía.
La pasé detenido en una comisaría de la provincia de Bs. As. por resistencia a la autoridad.

Al respecto quiero hacerte una prgunta. ¿Cuál es el valor probatorio de los dichos de los policías que me detuvieron?
Me subieron a un patrullero sin testigos y nadie vio el hecho. ¿Se podría decir que son los únicos capaces de probar mi resistencia a la autoridad? La verdad me resulta aterrador que así sea.
Tengo un abogado, lo charle con él, pero en "Bovino we trust".

Después de estar un día en la comisaría y escuchar lo que escuché, prefiero hacer anónima la consulta. Éstas son garantías.


Anónimo dijo...

Estimado anónimo:

Los dichos de los canas bajo juramento valen como los de cualquier testigo, valorados según las reglas de la sana crítica, lo que significa como se les canta.

En caso de que te hayan detenido sin razón alguna, habrían cometido al menos un incumplimiento de los deberes de funcionario público, y si metés la denuncia se transforman en imputados y sus dichos valen lo mismo que los tuyos.

Con estos pocos datos, no es mucho lo que puedo decirte. Saludos,

AB

PSPS: No podés pedir asesoramiento si tenés tu propio abogado, y yo recién lo advierto. Pero lo que sí podés hacer es decirle que se contacte conmigo o con el CELS, con eso no hay problema. Aunque no veo razón para que no confíes en él.

Anónimo dijo...

Gracias Alberto. Eso es lo que no quería escuchar, pero es bueno saberlo.
Teniendo en cuenta que eran dos policías (testigos) y yo estaba solo, por cuestiones matemáticas, la sana crítica no va a ser tan sana ni crítica.

La detención fue sin motivo, es más, fue provocada.
Pero me dijeron que si hacía alguna denuncia me ponían un fierro encima, y ahí sí que no salía más.
Me parecía que darle valor probatorio al mismo tipo que te detiene y/o que provoca tu detención es incompatible.


[tratando de ser optimista]
Como estudiante de Derecho, lo que pasó me dejó una perspectiva que la facultad (y en general los libros) nunca me hubiese dado.
Espero explotar tal nefasta experiencia.

Como primera conclusión, lo único que puedo decir es que desde que existe un policía que abiertamente dice "no me denuncies o te pongo un fierro", es difícil hablar de garantías.
Quizá no es ninguna novedad, pero haberlo palpado y sufrido en carne propia a tan corta edad, pienso que puedo ser provechoso.

UN GRAN PROBLEMA

Muchas personas, como el pobre invitado anónimo, no creen que este tipo de prácticas pueden existir. Recuerdo que cuandoera estudiante, cursé "Garantías constitucionales..." con la excelente profesora Susana Cayuso, y a cada rato, porque la vivía molestando con mis preguntas sobre las "impurezas" de nuestras prácticas jurídicas y policiales, me decía:

"Bovino: ¡No sea tan exagerado!".


Sin embargo, muchísimos casos dan prueba de ello. Pero el poder de facto que mantienen muchos policías —no todos, por supuesto—, más la complacencia de muchos jueces y fiscales —tampoco todos, afortunadamente—, permiten que hechos como éste no se traten de hechos aislados.

De todas maneras, debo reconocer que a pesar de todas las dificultades, hoy en día es posible lograr una condena frente a actos de grave arbitrariedad o violencia policial.

Ello no significa que no haya tribunales —v. gr., la Sala I de la CNCP en su anterior integración, con la parejita de Bisordi-Catucci— dispuestos a decir cuanta brutalidad exista con tal de justificar la violencia estatal. Así, mientras sigan existiendo estos MALDITOS TRIBUNALES, seguirá existiendo la MALDITA POLICÍA.

24/5/2009

MAÑANA DE DOMINGO QUE ES COMO UN SÁBADO

24 DE MAYO DE 2009 - 25 DE MAYO DE 1810


• Ubicación en tiempo y espacio




12:33 de la mañana —en esta casa no se hace de tarde hasta que no se almuerza—, recién terminado de desayunar. Reina el silencio, como en todas las mañanas de domingo, en mi departamento sobre la calle Carlos Pellegrini —léase Av. 9 de Julio, la más ancha del munco, para los foráneos—. Con excepción de una interrupción, a las 10:30, de una rompebolas que me tocó el portero y con el mejor tonito de empleada de ventas de Telefónica/Telecom/Claro —y cualquier otra compañía atorrante de telefonía que se precie—, me dice:

"Qué alegría encontrarlo en su casa, señor. Miré, lo visitamos como vecinas del barrio para ofrecerle la posibilidad de adquirir unos magníficos libros de autoayuda".

Afortunadamente, tomó el comando el último de los hermanitos (Cuatri4, ver aquí) y le contestó tiernamente:

"Mire señora, son las diez de la mañana, éste es mi domilio particular y no me interesan ... [censurado] sus libros. ¿Por qué no se va a romper las pelotas a otro lado? Que tenga Ud. un buen día".

Volviendo a la hora actual, afortunadamente uno de los cuatro cuatrillizos se ocupó de proteger nuestro entorno de los perjudiciales efectos de la luz solar de un domingo casi peronista, y con las persianas y las cortinas bajas, encendí las luces y me senté frente a mi computadora, con intenciones de blogger.



• ... pero hoy las musas han pasao de mí...

¡Maldición! Nada, ni una sola idea. Había pensado en escribir sobre las testimoniales, pero no se me ocurre nada nuevo que decir. También se me había ocurrido que la magnífica entrada de Tomás Marino sobre la enseñanza del derecho, los abogados que damos clases, y el estudio de la trompeta, podía servir para iniciar un bien debate en BI, pero solo quedó esa simple idea.


Y es, en realidad, como la mañana de un sábado, porque pasado mañana es feriado nacional, festejando el primer gobierno patrio del 25 de mayo de 1810. Aquellos días sí que fueron cualquier cosa menos como una mañana de domingo.




Que "el pueblo quiere saber", aunque el "pueblo" eran unos más que pocos; que si llovió o no llovió; que si había personas con paraguas o no frente al Cabildo... pero todo eso no importa demasiado. Un análisis cuantitativo del pueblo indignado participando directamente pecaría de anacrónico, la idea de "representación popular" de esa época era bien diferente a la actual.

Lo realmente importante fue esa indignación popular, esa irreverencia frente a la autoridad real. Si les hubiéramos preguntado a los protagonistas de esos días:

¿Cómo se imagina que nos estaremos gobernando dentro de 199 años? ¿A que injusticias cree que nos deberemos enfrentar?

¿Qué habrían contestado estos ilustrados señores?

La verdad, no tengo la menor idea. Pero, ¿no les parece que con todos los bolonquis que hay, estamos un poco apáticos?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...