TÍO ALBERTO EN EL PUTICLUB, AMABILIDAD PERUANA Y SEXO CASI EXPLÍCITO

Texto redactado para generar motivación al estudio en mis sobrinos



Prólogo

Este texto fue redactado para incentivar a mis sobrinos al estudio. Hace mucho. Y hace mucho que no soportaba las ganas de ponerlo en este blog.




Por si no alcanza, aquí va otra del Tío Alberto en plan de profesor por tierras peruanas. Hace varios años, viajé con mi compañera Mary Beloff (también profesora de la Cátedra de Julio) a un Congreso estudiantil en Trujillo, una ciudad en algún lugar de Perú. Como siempre, pensando que el Tío Alberto era una persona seria, el descerebrado del Alcalde no tuvo mejor idea que nombrarnos a Mary y a mí "Ciudadanos Ilustres de la Ciudad de Trujillo". Cuando se lo conté el otro día a la bruja de Tatucha no podía parar de reírse, en vez de sentirse orgullosa de su hijo adoptivo [yo los adopté a ellos y no les quedó más remedio].



Los chicos de la organización habían puesto a una pobre niña para que me siguiera a todos lados, me sacara a bailar, me buscara trago [tarea que fue la única que cumplió la pobre]. Y a Mary le pusieron un mancebo para idénticos fines. Como siempre, la amarga de Mary se fue a dormir temprano, y la fiesta también terminó temprano.



Afortunadamente, quedamos varios borrachines, el mancebo de Mary y el Tío Alberto (¡Cuándo no!), para fortalecer las relaciones peruano-argentinas, y como ya estaba con el pico caliente, dije:



"Ah, no, a mí no me llevan al hotel a esta hora ni cagando (Mary hablaba a la mañana, el Tío hablaba [es decir, movía la boca] a las siete de la tarde), vamos a un puticlub".



Conclusión, todos al puticlub. Una vez allí, todos recibimos generosas raciones de ron con coca cola, y el Tío Alberto feliz. A los pocos minutos, comienza el show, y una de las señoritas bailarinas que allí trabajaban peló gomas, y una vez que veía por fin a un jopende lleno de energía casi se le tira encima y empezó a bailarle al mancebo y a frotarle las lolas en la cara. ¿A qué no saben qué dijo el mancebo?







A MÍ NO, AL PROFESOR, AL PROFESOR...






Aclaro, antes de que pregunte el Vasquito o chusmas semejantes, que la chica siguió enloquecida con el mancebo, y que mi dignidad de profesor y ciudadano ilustre permaneció incólume.

Comentarios

Karina Andrade dijo…
Claro es motivador, motiva a la docencia...jajaja
jajajaja!
Muy bue... igual me parece que la redacciòn del hecho no supera un control de legalidad negativo: faltan descripciones más precisas, y su lìmite temporal es indeterminado. Asi es imposible saber fue de ejecuciòn instántanea o se siguió cometiendo, por ejemplo, hasta el otro día a las 8 de la mañána.
abrazo,
V
Nicolas dijo…
MA-RA-VI-LLO-SO
Anónimo dijo…
Parece que a [algunos de] quienes fueron mis alumnos les ha gustado. No sé qué pensarán los profesores de nuestra casa de estudio.

Saludos, AB

PS: Sabía que Mr. Chismerío preguntaría detalles sórdidos. Nos quedamos una hora, a lo sumo, y eso fue todo.
PinchiBlog dijo…
ME GUSTAN LOS ALUMNOS RESPETUOSOS. COMO DIRIA EL DIEGO: QUE LA CHUPEN, PROFESOR !!!!
Genial, Alberto! Cada vez más sorprenden las anécdotas!
(((Me pregunto, si algun trasnochado de algun que otro medio vespertino de trujillo, hubiera sacado una foto del hecho... con titulares: 'El Ilustrisimo, Profesor En El Puticlub'... EXELENTE!, Me descostille de la risa, pero bien pues eso demuestra que mas alla del hecho, por cierto 'jocoso', alla los Ilustres, van al baño, hacen sus nesesidades, y van al Puticlub como en todos lados menos en 'Argentina', pareciera que aca los ilustres los enbalsamamos en vida, los ponemos en boncre y listo, ya fueron... y es preferible antes que todo: SER
Que lindo ser Ilustre en Peru,... Juas!
ABovino dijo…
Estimado Mario Luis (a) el productivo:

Me alegro mucho de que te haya divertido la anécdota. Es absolutamente cierta, y los créditos se los merece el mancebo de Mary (pobre muchacho, ha quedado reducido a esa categoría y jamás pude recordar el nombre para agradecerle); en verdad, todos los estudiantes se portaron maravillosamente con nosotros.

Quería dar un poco de contexto a lo que es en ocasiones la vida académica.

Creo que en el fondo, dentro de ciertos límites, es lo que queremos y podemos hacer de ella. Ekl contacto con los estudiantes en un marco de respeto es para mí lo más importante, no el hecho de andar diciendo latinazgos que nadie conoce y andar vestido de traja y corbata.

Seguimos, y Saludos,

AB
Anónimo dijo…
Fabulosa Albert! Me siento orgullosa de ambos: mirá que línea de conducta en la vida!
Gracias por compartirlo y besos.
Anónimo dijo…
No puedo creer que esto haya sido hecho por alguien que se supone se considera un profesor universitario serio. Así es como se desprestigian los puticlubs...
ABovino dijo…
¿quién dijo que soy serio de noche? ¿Quién dijo que soy porfesor? Solo soy un abogado que da clases...
Anónimo dijo…
se podría subtitular Al maestro con cariño. jajaja
Anónimo dijo…
jajjajaj notable peripecia...me redordó cuando me confundieron con una de puti club...aunque debo confensarlo: de uno de mala muerte.
Luis A. dijo…
jajajaaaaaaaa!!! es verdad lo de Trujillo. si estuvo acá...CONFIRMADO....

puticlub = chongo

al profesor al profesor....jajaja!!!
ABovino dijo…
Luis: ¿vos estabas? ¿eras el mancebo?
TIENE TODA LA RAZÓN EL TIO, junto a un grupo de amigos estudiantes, en La Paz, Bolivia, fue igualmente el recibimiento...