te lo advertimos...

..

..

27 mar. 2009

MI SEGUNDO VIAJE A GUATEMALA

EL CASO PARA EL QUE HABÍA NACIDO




Terminaba el año 1995. Con mi amigo Manuel Garrido estábamos organizando un viaje de estudios a Italia para pasar dos o tres meses estudiando con Luigi Ferrajoli. Yo ya tenía 35 años, pues me había recibido a los 30 o 31. Estábamos excitados, haciendo preparativos. Pero una de esas tardes no tuve mejor idea que pasar por el Inecip a verlo a mi tocayo Alberto Binder y me propuso si no quería viajar a Guatemala por tres meses y medio (diciembre 1995 a mediados de marzo de 1996).

- ¿Y a qué se supone que iría?

- Me llamó Helen Mack, y está buscando un abogado argentino que quiera ir a coordinar el trabajo del caso de la ejecución de su hermana —la antropóloga Myrna Mack Chang— en el ámbito interno. Es uno de los caso más importantes de Guatemala en materia de derechos humanos.

- ¿Y que honda esa tal Helen Mack?

- Y... ¿cómo decirte?...

Y allí Binder empezó a divagar. Solo faltaba el equivalente del amigo machista que quiere que le hagas la gamba y que te dice que la amiga de la chica con la que él quiere salir es "muy simpática".

- ¿Y cuáles son las condiciones de trabajo y el sueldo?

- Siguió trastabillando, el sueldo no era nada que impresionara, pero al menos logré sacarle algunas condiciones mínimas de trabajo: no cumplir horarios, un despacho, por chiquito que fuera, para mí solo, y alguna otra huevada.

El proyecto de ir a Italia se fue por la alcantarilla. Yo ya estaba crecidito, había terminado mi maestría en New York, y pensé: "¿No será hora de que agarre la pala y me ponga a trabajar?". Efectivamente, era la hora.

2 o 3 de diciembre de 1995, valija arrastrada por la correa, mochila colgando del hombro izquierdo, después de un aterrizaje en Guate City que me dejó el estómago pegado a las orejas, entramos a la terminal del "aereopuerto" (allí comenzó mi aprendizaje de castellano guatemalteco).



Todo normal, llego a Migraciones, y la señorita que me atendió me pregunta:

- ¿Cuál es su otro apellido?

- ¿Qué otro apellido?

- El apellido de su padre.

- No está en ningún lado...

- ¿Y dónde está el apellido de su madre? ¿"Bovino" es el apellido de su padre o de su madre?

- Bovino es mi apellido.

- ¿Pero lo heredó de su padre o de su madre?

- No lo heredé de nadie, fue el que me pusieron en el Registro Civil de mi país.

- Mire señor, lo que quiero saber es si, además de ser su apellido, también es el apellido de su padre.

- Es el apellido de mis seis hermanos, de mi padre y mío, ¿satisfecha?

- Entonces debe agregar en este formulario su segundo apellido, el de su madre.

- No tengo segundo apellido, mi único nombre es Alberto y mi único apellido es Bovino.

- No señor, el apellido de su madre es su segundo apellido.

- No señora, el apellido de mi madre no puede ser mi segundo apellido porque solo tengo uno.

- Señor, no se haga el gracioso. Escriba aquí el apellido de su madre.

- Señora, en este casillero no dice que escriba el apellido de mi madre, sino que escriba mi segundo apellido y, como Ud. puede verificar en mi pasaporte, mi único apellido es Bovino, como el ganado.

- Señor, llene correctamente el formulario o no lo dejo ingresar al país.

- Señora, la única manera de llenar correctamente el formulario es poner mi apellido correcto, que es uno solo y que Ud. está viendo que es el único apellido que aparece en mi pasaporte. Si Ud. no me permite entrar, entonces hablaré con otro funcionario. Pero no me puede hacer firmar en una declaración jurada una falsedad.

Finalmente, comprendió de qué se trataba esto del apellido solito, y me dejó de romper los cocos. Y todo esto recién comenzaba...

7 comentarios:

Gonzalo Andres dijo...

Bovino, aqui en Colombia como en Guatemala si se usa el apellido materno, de hecho es el único que deberían ponerle a uno, como sucede creo que en Brasil, porque la madre lo parió a uno seguro, que el padre lo pocreo eso ya no es tan seguro, al menos cuando uno empieza a parecerse fisicamente al padre en la calva, la barriga y los defectos, casi nunca hereda las virtudes...

Yo herede la letra microscopica o micrograma de mi padre.. de resto no parezco nada a él, excepto en ciertos defectos que no voy a publicar en este comentario...

En la Universidad soy conocido por el apellido de mi madre Dr. Cleves.. aunque hay algunos que me llaman Dr. Gónzalez o peor Dr. Ramiro Gónzalez... Mi nombre completo es Gonzalo Andrés Ramírez Cleves, me salve que me pusieran Carlos Andrés aunque no es feo, pero era porque les había gustado el nombre del Presidente venezolano Carlos Andrés Pérez... Si este fue la lógica de mis padres.. Me llamaría hoy Alvaro Ramirez Cleves, Hugo Ramirez Cleves, Evo Ramirez Cleves o Christiano Ramirez Cleves...

Anónimo dijo...

Gonzlo:

Eso ya lo sabía, y también sabía que, al menos en algunos países de América latina, tener un solo paellido significa que sos hijo no reconocido por tu padre. Pero mi apellido —como sucede con la gran mayoría de los argentinos— es uno solo y el de mi padre, y no puede ser que un funcionario de migraciones no entienda que si no está en el pasaporte, no existe desde el punto de vista legal.

Además, tenía ganas de romper los quinotos por el puro ánimo de hacerlo. Si no hubiera pasado eso, la historia habría comenzado más adelante en la historia de mi viaje.

Saludos,

AB

Martín Juárez Ferrer dijo...

jajaj me reí mucho!!
igual, siempre es divertido hacer un poquito de quilmobo, salvo cuando no te quieren dejar pasar, como me paso entrando a bolivia este verano. tenía el dni muy roto y el tipo se me río y me dijo que lo cosiera. por suerte, había un amigo hábil que lo hizo

abrazo, y buen finde!

martín

fahirsch dijo...

En realidad la cosa es peor en Argentina. Si bien la mayoría tiene 1 apellido solo, hay gente que tiene apellido doble heredado del padre. Y en consecuencia existe (o puede existir) gente con triple apellido y gente con cuadruple apellido, en caso de ser hijo/a de dos doble apellidos.
Y para heredar un doble apellido lo único que se necesita es un empleado de registro civil que ponga ambos apellidos (padre y madre) en la partida de nacimiento

Anónimo dijo...

Coincido, F.,pero aquí son unos pocos, mientras que varios países de AL es la regla.

Saludos,

AB

Anónimo dijo...

Albert, me encantó el relato!! Quiero mas! o voy a contar las cosas que me hacías decirle al pobre abogado de US que asistía el caso cuando llegó a la CIDH (o algo así, ya no recuerdo)...
Las cosas que me hiciste hacer!!!
besos,
laura

ABovino dijo...

No sé quién esta anónima, si bien tiene el nombre de mi ex-asistente en el Estudio en el cual trabajaba antes, pero ella no puede ser porque jamás me traicionaría. Por si las moscas, continuaremos.

Saludos,

AB

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...